Atrapados entre contratos. Inquilinos y dueños que no pueden mudarse piden que el Gobierno les dé un permiso

Muchas familias conviven con todas sus pertenencias embaladas
Muchas familias conviven con todas sus pertenencias embaladas
María Julieta Rumi
(0)
28 de abril de 2020  • 13:01

Fabián Schvartzman y su mujer vendieron el departamento en el que vivían en Núñez y compraron una casa en Pilar, en una operación encadenada el pasado jueves 19 de marzo. Al día siguiente, tenían previsto mudarse con sus dos hijos, pero el inicio de la cuarentena por el coronavirus frustró sus planes.

Hoy se encuentran en el inmueble vendido que no pueden desocupar. Pagan las expensas de este departamento, y también los gastos de su nueva propiedad, con menos ingresos. Su caso no es el único: hay muchas familias en el país atravesando situaciones similares pidiendo un permiso único de mudanza.

"Quedamos en una situación de vacío legal porque no somos inquilinos. Estamos en un lugar que ya no nos pertenece con una casa vacía sin poder hacer la mudanza que tampoco se habilita para los que estamos en el medio. Esto no implicaría una circulación constante sino abrir esta posibilidad, que se resuelva y se vuelve a cerrar", contó Schvartzman a LA NACION.

Él es una de las voces de un grupo de autoconvocados que tiene una cuenta de Instagram llamada "permiso.mudanza.ya" y un grupo de Facebook: Inquilinos Autoconvocados Permiso Único de Mudanza Ya. En su caso es propietario, pero la gran mayoría de los afectados son inquilinos a los que se les vencía el contrato y habían reservado otra propiedad.

"Quedé entre dos contratos de alquiler. El viejo se me vencía el 4 de abril y, a fines de febrero, firmé para entrar a un nuevo departamento el 1 de marzo. Me iba a mudar ese fin de semana largo que arrancó la cuarentena. Pagué el nuevo alquiler en marzo y en abril, pero hablando con abogados y la Defensoría del Pueblo me asesoraron de que por el artículo 1203 del Código Civil y Comercial de la Nación, el pago del nuevo contrato se suspende por frustración del uso y el viejo se prorroga por el decreto 320/2020. En mi caso, el problema es puramente económico: este mes solo cobre $16.000", aseguró a este diario la psicóloga Natalia Pietragalla que vive con su novio a media cuadra del Parque Rivadavia, en Caballito, y solo necesitaría moverse 13 cuadras hasta su nuevo destino.

Otro caso más complejo es el de Miguel Conca y su pareja que ya habían iniciado la mudanza desde una casa en Claypole, en el partido de Almirante Brown, a un departamento en Monte Grande, partido de Esteban Echeverría. La cuarentena los agarró a mitad de camino. Todas sus pertenencias y sus mascotas quedaron en Monte Grande y ellos, en Claypole.

Ver esta publicación en Instagram

#permisounicodemudanza #mudanzaya

Una publicación compartida de PERMISO DE MUDANZA (@permiso.mudanza.ya) el

"Firmamos contrato un día antes de la cuarentena y fuimos a buscar cosas. Llevamos la cocina, ropa de invierno, ropa de verano, la cafetera, los animales y hasta la cortina de baño. Así que nos quedamos sin nada: no tenemos ni calefacción y dormimos en el piso. Pero lo que más nos preocupa son nuestros gatos y el perro. Mi ahijado vive al lado y les pasa comida por la ventana, pero nadie tiene llave para entrar", relató.

En tanto, en Bernal Oeste, en el partido de Quilmes, Belén Zeballos, que está embarazada de ocho meses, vive una situación similar pero a la inversa. Todas sus pertenencias quedaron en el antiguo departamento y no las puede mudar al nuevo.

Otra mudanza inconclusa
Otra mudanza inconclusa

"Se me venció el contrato en marzo y me mandaron un telegrama para que dejara la propiedad. Ya había encontrado un lugar para mudarme y tenía todo embalado. Hasta había dado de baja el cable. Pero empezó la cuarentena y encima me descompuse con lo cual me tuve que venir a lo de mi mamá. Estoy con tres mudas de ropa y lo mismo mi hijo de 9 años. La distancia entre los dos lugares es de ocho cuadras. Es solamente subir las cosas al camión y trasladarlas", afirmó.

Consultado por este medio, Mario Pereyra, del Sindicato Único de Fleteros de la República Argentina, dijo que es necesario que un decreto o una ordenanza municipal habilite estas mudanzas porque hay casos muy complejos de gente con préstamos o algunos que se achicaban porque no podían hacer frente a los gastos.

Por su parte, Jorgelina García, de Verga Hermanos, contó que el sábado pasado le acercaron una presentación al Ministro de Transporte, Mario Meoni, para que se incorpore a la actividad de mudanzas dentro del territorio nacional como actividad esencial, bajo el cumplimiento de un protocolo.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.