La sorprendente brigada canina en el aeropuerto de Ezeiza inspirada en una patrulla de EE.UU.

Cuando detecta "algo raro" en el equipaje, el beagle se acuesta o sienta
Cuando detecta "algo raro" en el equipaje, el beagle se acuesta o sienta Crédito: Senasa
Mariana Reinke
(0)
24 de junio de 2019  • 01:16

Es temprano y en el Aeropuerto Internacional de Ezeiza hay poco movimiento. Sin embargo, una sinfonía de ladridos se oye de lejos en el sector de arribos.

Al estilo de Paw Patrol, la serie animada de aventura protagonizada por un grupo de ocho cachorros, Batata, Layra, Merlín, Coco, Antón, Bocha, Greta, Kenia, India y Milo son diez beagles que integran la Brigada Canina del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) que vigila el ingreso de los pasajeros y de su equipaje que vienen del exterior, con el fin de evitar la entrada de mercaderías prohibidas.

Todo nació cuando luego de una auditoría realizada en el Aeropuerto Internacional de Ezeiza se llegó a la conclusión que el punto crítico de control era el área de equipajes y pasajeros.

A partir de una reunión de la Coordinación General de Fronteras y Barreras del Senasa con gente del Comité de Sanidad Vegetal del Cono Sur (Cosave), se decidió como propuesta de optimizar el servicio la implementación de la Brigada Canina de perros detectores como complemento de los controles en la línea de escáneres.

"Es que por allí circula permanentemente una enorme cantidad de viajeros de diferentes orígenes, con sus maletas y bolsos a controlar, muchos de los cuales son de alto riesgo por la posible introducción de plagas y enfermedades", explicaron en el organismo sanitario.

Así fue cómo un grupo de agentes del Senasa compró los primeros cinco beagles. Después llegaron los otros cinco. Fueron adquiridos por la Asociación Comunitaria Sur con la que colaboran todos los trabajadores del aeropuerto en conjunto con la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE).

El equipo de entrenamiento de la patrulla canina
El equipo de entrenamiento de la patrulla canina

Con un arduo trabajo se buscaron cachorros aptos de tres meses de edad. Durante todo 2018, de lunes a sábados, en el Centro de Entrenamiento de la Asociación Comunitaria Sur se llevó a cabo el entrenamiento de los perros.

El equipo está inspirado en la experiencia de la USDA's Beagle Brigade, que en los Estados Unidos cumple la misma función. También se replica en Chile, donde el Servicio Agrícola y Ganadero (SAG) copió la idea de EE.UU.

En el comienzo del entrenamiento se realizó el desapego de los cachorros, su adaptación y sociabilización. Luego se siguió con su adiestramiento mientras esto se complementaba con la capacitación de los guías.

Cómo trabajan

La rutina de los perros es compleja. De a pares, cada perro trabaja dos horas seguidas y luego tiene un momento de descanso de tres horas. Recién después de ese relax están en condiciones de brindar otras dos horas de servicio.

Uno de los beagles en plena labor
Uno de los beagles en plena labor

Además, tienen su tiempo de alimentación y su momento de digestión. La recreación y el ocio son cuestiones fundamentales que se respetan a rajatabla para cuidar su bienestar y que el rendimiento no decaiga. Así van rotando con la actividad.

En el Senasa contaron que se utilizan beagles porque tienen que caminar por arriba de los equipajes y entre mucha gente, en aeropuertos internacionales, por lo que se necesitan perros chicos y "amables".

"Cuando detectan algún elemento de los encuadrados como prohibidos (materia orgánica) se sientan o se acuestan sobre el equipaje. En los pasos fronterizos terrestres, como por ejemplo Misiones, por lo general se utilizan perros labradores", explicaron.

Parte de la brigada canina en descanso
Parte de la brigada canina en descanso

Según el Senasa no se puede ingresar con:

  • Alimentos: productos de manufactura casera, carnes de cualquier especie animal, chacinados, embutidos, jamones, miel, productos y derivados lácteos, alimentos sin identificación o rótulo. En productos porcinos puede ingresar jamón serrano e ibérico, lomo ibérico, trozado o laminado, sin hueso, procedente de España, en envase al vacío o atmósfera controlada original de fábrica, debidamente rotulado e identificado y de libre comercialización en dicho país.
  • Vegetales: frutas y hortalizas frescas; flores y plantas de jardín; plantas frutales, ornamentales y forestales; vegetales y sus partes (semillas, raíces, yemas, etc),
  • Animales vivos: en caso de mascotas, hay que ver los requisitos para el ingreso.
  • Otros productos: alimentos para animales, productos apícolas (cera, propóleo, etc.), productos veterinarios (sueros, vacunas y otros), insectos, bacterias, hongos, material reproductivo y otros microorganismos para investigación.

Existen otros perros adiestrados que rascan los bolsos o valijas cuando detectan algo. Por lo general, los que rascan el equipaje son los que detectan drogas, explosivos o dinero. Ellos pertenecen a la Aduana o Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA).

El par de cuises y la torta decomisados de una viajera peruana
El par de cuises y la torta decomisados de una viajera peruana

Hace unos días, una pasajera proveniente de Perú en un vuelo de LAN dijo que no traía nada. Sin embargo, uno de los beagle se acostó sobre su maleta, como símbolo de que algo raro había. Al abrirla, se encontraron unos cuises cocinados y una especie de torta, semejante a un enorme alfajor. Como en todos los otros casos, se decomisó la mercadería, se desnaturalizó y se incineró en un horno pirolítico.

En octubre del año pasado, en el aeropuerto de Atlanta un beagle de la brigada de EE.UU. detectó una cabeza de cerdo asada en un equipaje
En octubre del año pasado, en el aeropuerto de Atlanta un beagle de la brigada de EE.UU. detectó una cabeza de cerdo asada en un equipaje Crédito: Aduanas y Protección Fronteriza del Departamento de Seguridad Nacional de EE.UU.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.