Cedears: cómo invertir en esta opción, que cubre frente al riesgo cambiario

Santiago Bulat
Santiago Bulat PARA LA NACION
(0)
10 de mayo de 2020  

1- Definición. Los Cedears, tal como sus siglas lo indican, son Certificados de Depósitos Argentinos. Esto quiere decir que son instrumentos que son operados localmente y representan acciones que cotizan en mercados extranjeros como el NYSE, el Nasdaq, el FTSE o la bolsa de Frankfurt, entre otros. De esta forma, un inversor de la Argentina puede invertir en compañías del exterior sin la necesidad de tener una cuenta afuera del país e, incluso, puede hacerlo con pesos.

2- Operatoria. Para invertir en un Cedear es necesario tener activa una cuenta comitente que permita operar en el mercado de capitales. Es posible anexar una a la que ya poseemos en un banco o crear una nueva a través de una sociedad de bolsa, siempre que se encuentre listada de manera oficial en el mercado. Antes de comprar o vender un Cedear es preciso tener clara una cuestión primordial: los Cedears tienen un ratio de conversión; entonces, un Cedear no equivale a una acción en el mercado extranjero, sino que, por ejemplo, un Cedear de Apple en la bolsa de Buenos Aires corresponde a la décima parte de una acción de Apple en el Nasdaq, con lo cual, el ratio de conversión es 10. Necesito comprar 10 Cedears para adquirir una acción de Apple. Pero todas las empresas poseen distintos ratios de conversión. Algunos ejemplos: Alphabet, 5; Mercado Libre, 2; McDonald's, 4. El listado completo está publicado en la web de BYMA (Bolsas y Mercados Argentinos).

3- Ventajas. Uno de los aspectos positivos de estos instrumentos es que pueden suscribirse en moneda local (pesos) sin que se pierda la oportunidad de actuar en el mercado extranjero. Además, permite tener cobertura frente a un impacto por variaciones en el valor de la moneda, dado que su cotización tiene implícitos los movimientos del tipo de cambio contado con liquidación, que es el que proviene de la compra-venta de activos que cotizan en el exterior. Por otro lado, estos instrumentos permiten diversificar el riesgo local dentro de las inversiones, dado que su cotización depende del valor del título del exterior, algo estrechamente ligado a lo que suceda con la macroeconomía del país en cuestión y, por supuesto, a la gestión propia de la compañía. Otro punto a favor es que estas empresas suelen pagar dividendos y, por supuesto, lo hacen en dólares, lo que permite obtener una renta en moneda dura.

4- Cómo elegir. A la hora de definir en qué Cedear invertir deben tenerse en cuenta algunas variables. La primera y principal es saber cuál es el rubro de la empresa; si está en una actividad económica que tiene posibilidades de creer, entonces tendremos un incentivo a inclinarnos por un instrumento vinculado a esa compañía. Otro dato importante para observar es el país de residencia de la firma, para analizar si está en el contexto de una macroeconomía estable y con buenas perspectivas a futuro; si es así, eso hará que la cotización de la empresa esté sujeta a una menor volatilidad. Se suma también un análisis del balance de la empresa, de su directorio y de sus proyectos de inversión. Por otro lado, es muy importante tener en cuenta la evolución del tipo de cambio, porque esta inversión implicará una manera de cubrirse en moneda dura frente al riesgo cambiario, que es alto en nuestro país.

5- Diversificar. En tiempos de volatilidad e incertidumbre, repartir los ahorros en diferentes tipos de inversiones es más necesario que nunca. Al residir en un país volátil en cuanto a sus cotizaciones bursátiles y también en cuanto a sus normativas, la premisa de "poner los huevos en distintas canastas" es más que relevante. Y aquí entran en juego instrumentos de otros países. Al no ser expertos en la valuación de activos, podemos consultar fondos comunes de inversión que contengan diferentes instrumentos, cuya inversión esté manejada por un profesional idóneo en la materia.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.