Coronavirus. Mariano Amartino: "Todas las startups están cambiando sus modelos de negocio para ajustarse a este momento"

El director general de Microsoft for Startups para América Latina precisa los obstáculos y las oportunidades que presenta el presente, marcado por el coronavirus, en la escena emprendedora regional
El director general de Microsoft for Startups para América Latina precisa los obstáculos y las oportunidades que presenta el presente, marcado por el coronavirus, en la escena emprendedora regional
Andrés Engler
(0)
25 de abril de 2020  

Basado en Buenos Aires, Mariano Amartino dirige la estrategia que Microsoft teje con las startupsen toda América latina. Trabajar con este tipo de compañías no es algo nuevo para él: tres años atrás volvió de Madrid, donde lideró las operaciones globales de Wayra, la aceleradora de Telefónica.

Conocedor como pocos del detrás de escena que viven las startups, da su primera impresión acerca de cómo reaccionó la mayoría de ellas ante el coronavirus."Las empresas de SaaS (Software as a Service) están creciendo mucho, como las de educación remota o administración de colegios", dice, aunque advierte que muchas realizaron retoques. "Del total de las compañías y fondos con los que hablé en las últimas semanas, únicamente el 15% no está modificando su estrategia. Todas están cambiando su modelo para ajustarse a este momento", afirma.

El termómetro de Amartino no es uno cualquiera. En dos años, tras una reconversión del programa Microsoft for Startups, las empresas del portafolio que trabajan con el gigante tecnológico reportaron crecimientos de triple dígito, mientras que, mediante servicios o aplicaciones de Microsoft, lograron oportunidades de negocios por US$1000 millones y captaron más de US$3500 millones en rondas de inversión.

El ejecutivo, apenas se dio el brote de la pandemia, comenzó a tener conversaciones con las compañías que forman parte del portafolio del programa. "Buscamos ver cómo podemos ayudarlas", comenta, y añade que las iniciativas fueron desde el apoyo tecnológico hasta el acercamiento de potenciales clientes a las empresas. "O implementando Microsoft Teams, para que trabajen de manera remota sus equipos", agrega. También, realizó un mapeo y descubrió que casi 200 startups del portafolio de Microsoft for Startups están ofreciendo soluciones relacionadas al covid-19. "Y no solo de salud, sino también de supply chain, de inteligencia artificial, trabajo remoto. A nivel logístico vemos cosas increíbles", dice.

Al pensar en el día después del coronavirus, Amartino cree que una posible normalización del mercado traerá mayor claridad. "Tal vez, encontraremos bastante menos humo en el ecosistema", sentencia, y agrega: "Las empresas listas para sobrevivir van a ser las que hayan levantado plata y aquellas que se animen a recortar costos y cambiar su negocio. Otras van a morir por sus propios modelos o porque sus crecimientos vivían atados a la plata de los fondos de inversión". Sobre éstos, cree que a los que recién conformados les costará levantar dinero, mientras que "aquellos ya establecidos realizarán inversiones mucho más selectivas", opina, con un dejo optimista para el final: "El día después va a estar bueno".

La estrategia

Fiel al estilo Microsoft -basado, en gran parte, a sus alianzas-, Amartino coordinó partnerships con diferentes líderes del ecosistema, como la Asociación para la Inversión de Capital Privado en Latinoamérica (LAVCA, por sus siglas en inglés), el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) o WeXchange, al que define como el evento más importante de mujeres emprendedoras en América latina, creado en el BID por Susana García-Robles.

A nivel local, también forjó relaciones con la Asociación Argentina de Capital Privado, Emprendedor y Semilla (Arcap) y la Asociación de Emprendedores de Argentina. Recientemente, anunció que acompañaría a SoftBank en el lanzamiento de Data Science for All (DS4A), programa mediante el cual el gigante japonés el grupo Softbank Group International ofrecerá capacitación de 10 semanas en data science para empresas de su portafolio o firmas externas.

En paralelo, la compañía comenzó a desarrollar microprogramas dedicados a emprendedores, como aquellos enfocados en computación cuántica o vehículos autónomos; abrió sus canales de ventas, como en el caso de Azure Marketplace y sus proveedores de soluciones en la nube (CSP, por sus siglas en inglés). Y recientemente anunció otros beneficios como GitHub Enterprise y MS Power Platform para las startups de su portafolio.

Por experiencia propia, Amartino es consciente de que las startups, escuetas de presupuesto, en muchas ocasiones toman partnerships con empresas de este tipo para ahorrarse dinero en plataformas y aplicaciones: créditos, en la jerga. "Buscamos empaquetarlo bien. Queremos evitar ser una commodity tecnológica y dar un valor técnico y comercial, más allá de los créditos. El brazo comercial que tiene Microsoft no lo tiene nadie", proclama. Por eso, dice, busca compañías que generen clientes, ingresos o, de manera alguna, un negocio sustentable a largo plazo. "No que esté seis meses con nosotros y después se pase a la competencia, porque en algún momento eso se acaba", agrega. El gigante tecnológico decidió enfocarse en compañías B2B.

Una costumbre

El sector emprendedor en Argentina, más allá del Coronavirus, estaba en un wait and see, dice. No obstante, considera que mientras tanto "el país está en un momento crítico en cuanto a cómo se mantiene cierta infraestructura necesaria para que los emprendimientos se puedan desarrollar". Y agrega: "El impacto que se genera en la economía por parte de los emprendedores es innegable".

Reconoce que la Argentina ha perdido lugar en la escena emprendedora latina: cuna de unicornios en su momento, hoy araña el 4% de las inversiones, por debajo de países como Colombia, Perú o Chile, según datos de Lavca. "Ese porcentaje sigue siendo poco, pero no estamos en un lugar malo. Lo que ocurrió es que hay dos gigantes que despertaron: Brasil y México, los cuales tienen mayor tamaño y plata para invertir. En algún momento nos iban a pasar e iban a empezar a duplicar y triplicar sus tasas de crecimiento", explica, y grafica: "En un primer momento, nosotros teníamos a los unicornios y éramos líderes de América latina. Brasil, en el último año, sacó más empresas de este estilo que nosotros en toda nuestra historia".

Entre otros factores, Amartino atribuye que la región haya logrado rondas hasta billonarias -Rappi, como caso emblemático, tomó US$1000 millones el año pasado- a la llegada de gigantes como SoftBank y a grandes fondos levantados por los otros dos jugadores más importantes, Monashees y KaszeK.

De todas maneras, el ejecutivo considera que en Argentina son interesantes los números de inversión en startups, que pasó de US$165 millones en 2018 a US$403 millones el año pasado, según información de Arcap. "Hay algunos outliers", dice, al referirse a casos que mueven la gran mayoría del amperímetro, como Ualá, que levantó US$150 millones el año pasado. "Si todos los años hubieron outliers, entonces ya deben ser tomados como algo natural del mercado", agrega.

A nivel local, cree, todavía "hay pólvora seca" para disparar inversiones en diferentes compañías argentinas, aunque aclara que con todos los movimientos económicos-financieros es difícil para los fundadores repensar sus costos y convencer a los inversores de que las mismas proyecciones se mantendrán en el tiempo. "Eso le saca bando de ancho a la cabeza del emprendedor", piensa.

Recientemente, Microsoft for Startups trabajó en conjunto con Arcap en un estudio que mostró que el monto de capital emprendedor invertido se multiplicó por más de 11 veces entre 2016 y 2019, período en el cual creció la cantidad de gestores de fondos más de 30%, mientras que la relación entre la inversión y el PBI creció más de 4 veces. "Por otra parte, en diversidad de género no estamos donde deberíamos, pero sí estamos creciendo a pasos agigantados, mejor que en países centrales", dice. En marzo, la compañía anunció WE, un fondo de 100 millones de reales para invertir durante cinco años en compañías tecnológicas en las cuales mujeres tengan hasta el 20% de participación.

Minibio

  • Primeros pasos: Estudió Ciencias Políticas y en 2001 fundó Uberbin I/A, una consultora de estrategias de internet y nuevos medios
  • Carrera: En 2008 se convirtió en socio de la red de blogs Hipertextual y después se incorporó como director global de Wayra, la aceleradora de startups del grupo Telefónica
  • Actualidad: Hoy desde Buenos Aires dirige la estrategia que desarrolla Microsoft con las startups de toda América Latina

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.