Apagón. El Gobierno responsabilizó a Transener y a otras empresas

Lopetegui señaló a la compañía encargada del transporte de alta tensión como la principal culpable, pero indicó que los sistemas de protección de las generadoras y distribuidoras tampoco funcionaron
Lopetegui señaló a la compañía encargada del transporte de alta tensión como la principal culpable, pero indicó que los sistemas de protección de las generadoras y distribuidoras tampoco funcionaron Fuente: Archivo - Crédito: Fernando Massobrio
Sofía Diamante
(0)
4 de julio de 2019  

Solo 30 segundos duró la concatenación de fallas que provocó el apagón del domingo 16 de junio, según la explicación que dio ayer el Gobierno. El secretario de Energía, Gustavo Lopetegui , responsabilizó a Transener, la empresa de transporte de alta tensión, y a las distribuidoras y generadoras de electricidad.

Ese domingo, Día del Padre y fecha de elecciones en varias provincias, Lopetegui le pidió a Carlos García Pereira, director de Transener, que lo acompañara en la conferencia de prensa que brindó para explicar la situación de ese momento sobre los cortes de luz. Pero ayer, un poco más de dos semanas después, el secretario de Energía indicó en el Senado, tras recibir un informe preliminar de las causas del incidente, que Transener era el "claro responsable primario" del apagón.

La empresa de transporte de energía de alta tensión es controlada en partes iguales por Pampa Energía, la compañía del empresario Marcelo Mindlin, y del propio Estado, a través de Ieasa (ex-Enarsa), aunque Lopetegui indicó que la empresa privada es la que maneja el día a día de Transener.

El día del apagón, la compañía tenía una de sus líneas de transmisión -la que conecta Colonia Elía (Entre Ríos) y Campana- fuera de servicio por trabajos de mantenimiento en la torre 412. En forma paralela, transportaba energía la línea melliza, Colonia Elía-Belgrano. Asimismo, se había realizado un bypass entre ambas líneas "para mantener confiabilidad en el nodo Campana y capacidad de transporte en el corredor Litoral", que modificó la topología de la red.

A las 7.06 con 24 segundos, se produjo un cortocircuito en la línea Colonia Elía-Belgrano, "algo que ocurre por lo menos 60 veces al año", señaló Lopetegui, aunque generalmente el problema queda aislado en la zona.

Lo que no suele fallar es el sistema de desconexión automática de generación (DAG), que envía una señal a las generadoras para disminuir la oferta de energía y de esta manera mantener estable el sistema luego del cortocircuito. "Tendría que haber funcionado el DAG, mandando una señal hacia el norte para que baje parcialmente la oferta de energía. Pero esa señal no existió y el sistema seguía pensando que tenía dos líneas de transmisión alimentándolo", responsabilizó el secretario de Energía.

En Transener admitieron la falla: "Dado el cambio de la configuración, a raíz del bypass, el DAG no se adecuó correctamente y no reconoció las señales emitidas por los sistemas de protección".

Por el exceso de oferta, salieron del sistema de interconexión la energía generada en las centrales Yacyretá y Salto Grande. Cuatro segundos después de iniciado el cortocircuito se quedaron sin luz la zona del Litoral y Uruguay, con una pérdida de 3200 MW.

El apagón se podría haber encapsulado en esa zona, pero en 26 segundos más colapsó todo el sistema.

Según Lopetegui, las distribuidoras "no bajaron suficiente la demanda como debían" y algunas generadoras "salieron de funcionamiento 20 segundos antes de lo previsto", lo que generó que nuevamente el sistema quedara desbalanceado. Por protección, se terminaron de desenganchar todas las máquinas generadoras, lo que provocó el corte total.

Ni Cammesa, la empresa con control estatal a cargo del despacho de energía, ni el Ente Nacional Regulador de la Electricidad (ENRE) fueron responsables del accidente, según el Gobierno.

Algunos actores del sector privado, sin embargo, señalan que el Gobierno podría haber minimizado el riesgo del corto circuito, disminuyendo el volumen de electricidad (3680 MW) que se estaba despachando desde el noroeste (con una línea de transmisión fuera de servicio), para aprovechar la importación de energía barata de Brasil. "Antes no se hacía un despacho tan concentrado de energía desde esa región. Después del evento tampoco. Si se estaba sin problemas, ¿por qué no se repitió?", se preguntó un analista.

"El Gobierno tomó su decisión asumiendo un riesgo y el sector privado no fue parte de esa decisión, pero ahora le quieren echar la culpa. Hay otro ausente que es el ENRE, que no estuvo en ningún momento y tiene a su cargo el seguimiento de Transener. En el día del apagón tuvo su página de internet todo el día caída", agregó otro actor.

Lopetegui explicó que la línea nunca estuvo sobrecargada. "Nunca operó con niveles de energía por encima de sus parámetros de seguridad, que eran 2100 amperes", aclaró, y de esta forma le quitó responsabilidad a Cammesa.

Otra duda del sector es por qué los sistemas de protección de las generadoras y de las distribuidoras no estaban coordinados, cuya responsabilidad recae en Cammesa, que hace trabajos de simulación de fallas.

Las multas para las empresas correrán por cuenta del ENRE, que las dará a conocer en los próximos 40 días.

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.