Ya no hay más colas en la City

El sistema de la AFIP funciona mejor, pero poca gente compra dólares
Matías Asconapé
(0)
16 de noviembre de 2011  

Las casas de cambio de la City porteña siguen desiertas. De las largas filas y la vorágine habitual sólo quedó el recuerdo. En los bancos, la postal no es muy distinta: se aglomera más gente, en especial pequeños ahorristas, que hacen consultas e intentan comprar aunque sea un puñado de dólares, pero pocos tienen el visto bueno de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP).

A pesar de eso, distintos operadores consultados en una recorrida realizada ayer por LA NACION dijeron que el sistema se "normalizó" y afirmaron que quienes están autorizados por la AFIP pueden comprar dólares "sin dificultades", tanto en bancos como en casas de cambio. Con todo, no había ayer mucho movimiento en ninguna de ellas.

Los problemas que se registraron la semana pasada, cuando en muchos casos ni siquiera aquellas personas autorizadas por la AFIP pudieron comprar con normalidad, fueron superados, coincidieron en las distintas casas de cambio consultadas. Todavía no se conocen en detalle los criterios que fija la AFIP para establecer el límite de compra de divisas.

"En general, nuestra clientela respondió con normalidad y casi todos vienen previamente consultados en su capacidad de compra", sostuvo Néstor Alfie, gerente de Exterior de la casa de cambio Metrópolis, en el microcentro porteño.

Los rechazos dejaron de ser moneda corriente. "Ya no hay público que se decepcione frente al mostrador, ya que aumentó la conciencia de no querer quedar expuesto", destacó.

A su vez, en estos últimos días se permitió la compra online de dólares. Algunos bancos ya autorizaron el servicio, que estaba inhabilitado la semana pasada.

Las medidas de fiscalización, según explicó la AFIP en su momento, apuntan a impedir que, por ejemplo, una persona con ingresos inferiores a 2300 pesos mensuales o sin justificación pretenda comprar 5000 dólares.

Luego de la aplicación de las nuevas reglamentaciones se logró erradicar a los "coleros" y "prestanombres", que hasta hace pocas semanas poblaban las calles del microcentro. En ese punto coinciden todos los operadores consultados.

"Está todo parado. Dicen que liberaron la compra, pero ya nadie viene a comprar", puntualizó un hombre que posee un negocio sobre la calle Sarmiento y que prefirió no revelar su nombre. "Antes el movimiento era total y había largas filas; hoy ya no hay nadie", destacó.

Una muestra elocuente eran los asientos vacíos en la casa de cambios Metrópolis a las dos de la tarde de ayer. A esa hora, el tablero electrónico permaneció detenido por falta de clientes en el número 39 mientras los cajeros esperaban detrás de los mostradores, según constató LA NACION en su recorrida.

"Vienen sólo los que están en regla. Ahora el sistema se normalizó y funciona mejor, pero viene poca gente", sostuvo un empleado de la casa de cambio América.

Ya no están ni en bancos ni en casas de cambio los agentes de la AFIP que estaban hace siete días.

"Hasta la semana pasada en todas las casas de cambio había una persona de la AFIP con un libro de actas y se registraban las operaciones. Ahora ya no están", describió un cliente habitual de las casas de cambio.

"La semana pasada tuvimos inspecciones y había tres personas de la AFIP que fiscalizaban la casa de cambio, pero ya no hay más", destacó Alfie.

En los bancos como el HSBC o el Patagonia se agrupaban muchas personas que preguntaban y consultaban en los

mostradores. Aun así no se concretan demasiadas operaciones y todavía reina el desconcierto generalizado entre los compradores.

Para la adquisición de divisas los clientes deben en primer lugar presentar su clave fiscal. Luego, desde el banco o casa de cambio se realiza la consulta en el sistema de la AFIP y sólo después se autoriza la compra.

Los operadores del mercado cambiario consultados recomiendan chequear previamente en la página web de la AFIP la cantidad de dólares que pueden adquirir antes de dirigirse a las casas de cambio o bancos.

En algunos sitios ya no se aceptan consultas y se les exige a los clientes que lleguen al lugar con su posibilidad de compra ya consultada. La razón de ello es que en muchas ocasiones se perdió mucho tiempo en los mostradores ante las reiteradas consultas de los ahorristas.

Lo mejor, aconsejan, es saber de antemano cuánto se puede retirar y pedir ese monto específico.

"No te dejan consultar. Se perdió mucho tiempo en eso. Para ello, hay que chequearlo antes en la página web de la AFIP", confirmó un empresario que es cliente habitual de las agencias de cambio del microcentro.

"A pesar de las dificultades en la implementación del sistema, se puede decir que ya el mecanismo funciona correctamente", consideró Alfie. "Desde la implementación de las medidas la actividad mermó, pero con lentitud se está recuperando", agregó.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.