Qué son los derivados financieros y cómo es el mercado en la Argentina

Santiago Bulat
(0)
23 de agosto de 2020  • 00:00

1 Derivados. Los derivados financieros son instrumentos que no poseen un valor intrínseco, dado que su precio deriva de los cambios en las valuaciones de otro activo al cual están ligados, llamado activo subyacente. Los principales tipos de derivados son conocidos como swaps, futuros y forwards, y opciones. Las características comunes son que todos tienen una fecha de liquidación futura y que su precio de entrada es bajo en relación a la inversión necesaria si se quisiera negociar directamente con el activo subyacente. Los activos subyacentes pueden ser índices bursátiles de diferentes partes del mundo, acciones, bonos, productos agrícolas, metales, etcétera.

2 Génesis. Un contrato de futuros es un acuerdo entre dos partes para comprar o vender un activo en una fecha específica, a un plazo específico y a un precio previamente pactado. El origen de estos mercados se remonta a la Edad Media. Fueron creados para satisfacer las necesidades de agricultores y negociantes, que buscaban cobertura para las ventas. Por ejemplo, un agricultor siembra una cierta cantidad de granos que cosechará meses después. En el mes de la cosecha podrían darse realidades bien diferentes. Si tocan épocas de escasez, podrían obtenerse precios relativamente altos, sobre todo si no hay prisa por vender. Y si fuera una época de abundancia, se correría el riesgo de que el producto valga menos en el futuro. Si se deja el tema al azar, se asume un riesgo, por la positiva o por la negativa. Un contrato de futuro quita la incertidumbre. En 1848 se estableció la Bolsa de Chicago; allí, agricultores y negociantes se propusieron estandarizar la calidad y la cantidad de productos. Al poco tiempo se desarrolló el primer contrato de futuros y se estableció la Bolsa de Productos agrícolas de Chicago, hoy conocida como CME (Chicago Mercantile Exchange).

3 Negociantes. Los mercados de derivados encuentran tres tipos de negociantes: los coberturistas, los especuladores y los arbitrajistas. El primer grupo se identifica con quienes han dado origen a la idea de los contratos a futuro, utilizándolos como una herramienta para pautar un precio determinado previamente con quien quiera obtener el producto o servicio en un futuro y no sufrir el riesgo de movimientos en su valor. Los especuladores son personas a quienes no les interesa obtener el bien final, sino tener una posición compradora o vendedora, esperando que la cotización suba o baje, respectivamente. Así, si compra un bien que no se desea poseer a fin de cuentas, sino solamente para poder revenderlo a un valor superior, su expectativa estará en que antes de que venza, el valor de ese activo se incremente y pueda desligarse del mismo. Y están los arbitrajistas, que buscan una posibilidad de generar beneficios sin incurrir en riesgos, solo realizando estrategias de cobertura en mercados con distorsiones en sus precios.

4 En el plano local. En lo que se refiere a futuros y opciones de productos agropecuarios, existen dos mercados en el país: el Mercado a Término de Rosario SA (Rofex) y el Mercado a Término de Buenos Aires SA (Matba). En el Rofex se negocian contratos de futuros y opciones sobre trigo, maíz y soja y, en futuros financieros, el Rofex es el único mercado institucionalizado. Hoy los dos mercados se fusionaron y funcionan, por lo tanto, como uno solo. Entre sus contratos se destaca el futuro de dólar. Eso permite, en un país con tanta volatilidad, fijar un valor de la divisa para pautar el contrato de un bien o servicio.

5 Garantías. Cuando se opera en el mercado de futuros, se toma un riesgo por un volumen mayor que el dinero que uno realmente invierte. Por eso, para hacerlo se necesitará una garantía inicial, por un monto de otros activos en la cartera, que permitirán responder ante una eventual dificultad para cumplir compromisos futuros. A medida que esta garantía baja en relación a su posición, se deberán aportar nuevas, que permitan cubrir la posición comprada.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.