El creador de Nordelta busca cambiarle la cara al bajo porteño con dos proyectos novedosos

Carlos Manzoni
(0)
21 de junio de 2019  • 16:34

Eduardo Costantini lo hará de nuevo. El creador de Nordelta y presidente de Consultatio volverá a cambiar parte de la fisonomía del centro porteño, como ya lo hizo en los noventa con Catalinas Plaza y Alem Plaza. Esta vez, se trata de dos proyectos inmobiliarios que demandarán una inversión de más de US$500 millones: Catalinas Río, un complejo de oficinas, y Torre Huergo 475, un edificio residencial.

Estos desarrollos se asentarán en terrenos comprados por Consultatio a la Agencia de Administración de Bienes del Estado (AABE) en 2017, que superan los 200.000 metros cuadrados construibles. En el momento en que el Gobierno puso en venta esas tierras, Costantini vio en ellas una gran calidad histórica y por eso, según él mismo explicó, decidieron apostar ahí.

Tal como se anunció desde Consultatio Real Estate, Catalinas Ríos será la construcción del proyecto de oficinas más grande de la Argentina en superficie y en volumen de inversión, ya que ocupará 150.000 metros cuadrados construibles y requerirá un desembolso de US$400 millones. La obra estará a cargo del estudio norteamericano SOM (One World Trade Center en el Ground Zero, Nueva York), que por primera vez desembarca en el país.

"Esto da comienzo a un nuevo modelo de construcción de Consultatio, con un formato más horizontal, que es lo que hoy buscan las empresas, a pedido de las generaciones más jóvenes de empleados. Además, tendrá vista al río en primera fila, en una locación privilegiada que ahora, con el subte, está muy bien conectada", comentó Costantini en una conferencia que dio para hacer este anuncio.

La pieza, que se emplaza en un terreno de 240 metros de largo, distribuidos en dos torres conectadas entre si´, ofrecerá plantas que van desde los 2000 hasta 5000 metros cuadrados y reflejan las nuevas miradas sobre el "wellness", con espacios flexibles, para fomentar el trabajo colaborativo, la captación y retención del talento y la creatividad. El proyecto a su vez sera´ sometido a la certificación LEED (un sistema de certificación de edificios sostenibles).

Según confió el empresario, el alquiler del metro cuadrado en este nuevo complejo, que se ubicará en Av Madero 1085, 1105 y 1185, estará por encima de los US$40 que hoy se pagan en Catalinas Plaza. "Hay un cambio de hábitos de trabajo en la gente más joven y por eso este emprendimiento va a contar con terrazas, balcones, auditorios y gimnasio. También, en planta baja habrá proyectos gastronómicos y de arte, entre otros", acotó Costantini.

A este proyecto se suma la ya mencionada torre Huergo 475, un edificio residencial de 50.000 metros cuadrados construibles y 100 millones de do´lares de inversión. Al igual que Catalinas Río, esta construcción se iniciará en julio de 2020 y estará a cargo del estudio argentino Adamo-Faiden.

"Estará a solo dos kilómetros del otro proyecto y será destinado a la gente que vive sola, gente joven, estudiantes. No podemos adelantar el precio definitivo de cada unidad, pero sí podemos decir que arrancarán desde los US$100.000", afirmó el creador del Malba .

La torre Huergo 475 presenta una organización singular, ya que, mediante una serie de desplazamientos horizontales relacionados con el paisaje circundante, genera un sistema de espacios especiales donde se ubican los a´mbitos destinados al encuentro social, reforzando el vínculo de los habitantes de la torre con la ciudad de Buenos Aires.

Los dos nuevos proyectos se suman al de Océana Puerto Madero, frente al Dique 2, que se inició en julio de 2018, y que demandará aproximadamente US$160 millones. "Todos estos emprendimientos son fondeados enteramente por capital de Consultatio, ya que, como nosotros no manejamos la macroeconomía, preferimos no tener un solo dólar de deuda", destacó Costantini.

¿Por qué elegir Buenos Aires y no otras plazas internacionales? "Porque destinamos nuestras inversiones a un segmento de altos ingresos y lo que vemos es que en Miami y Nueva York (un poco también en Londres ) el mercado está un poco caído", respondió el empresario.

Luego de repetir una y otra vez que su empresa no puede controlar la volatilidad de la macroeconomía local, se metió en terreno político y opinó: "Creo que sería contraproducente que Macri no ganara las elecciones; porque ahora le tomó el pulso a ciertas variables y abrió un cambio de rumbo que requiere continuidad. Hay que hacer retoques, eso sí. Sin dudas".

En su visión, comenzó a haber una leve sensación en el mercado de que la actual administración puede lograr la reelección. "Si eso ocurre, el dólar bajará aún más, el riesgo país caerá y la venta de las propiedades aumentará", concluyó.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.