El vencimiento de un bono y la llegada de una comitiva del FMI concentran la atención de los inversores

Sabrina Corujo
(0)
9 de febrero de 2020  

Tanto el pago del bono AF20 que se debe afrontar en los próximos días (y el resultado de la licitación de mañana), como la llegada de una comitiva del FMI, serán determinantes del humor del mercado en las ruedas. A esto se sumará la presentación de los lineamientos del análisis de sostenibilidad de la deuda pública que hará hacer Martín Guzmán en el Congreso Nacional. No obstante, las expectativas sobre qué puede salir de ese encuentro son por ahora bastantes pobres.

Acercamiento clave con el FMI

Se activó la cuenta regresiva para el lanzamiento de la reestructuración de deuda, que según el cronograma oficial se cerrará a fines de marzo. En la semana que terminó se avanzó con la formalidad de la aprobación, por parte del Congreso, de la ley de sostenibilidad de la deuda, pero las señales más positivas se vieron en la gira de Alberto Fernández y en la visita de Martín Guzmán al Vaticano. Ambas acciones se leyeron como un acercamiento a un acuerdo con el FMI, que esta semana tendrá una comitiva en Buenos Aires para avanzar en una propuesta más concreta, que debería caminar de manera paralela a la oferta para los acreedores privados. Ahora, lo que se necesitará, si se busca cumplir con el cronograma anunciado, es no cometer errores. Los tiempos están muy justos en todo sentido. Un nuevo traspié como el de la provincia de Buenos Aires, que terminó pagando para evitar un default pero que metió ruido en las negociaciones por la deuda soberana actual y futura, puede costar demasiado caro. La lectura de que la mala estrategia redujo la posibilidad de una posición demasiado dura del Gobierno en marzo pareció respirarse entre los grandes fondos. Y si bien eso puede ser discutible, no es ilógico.

Los bonos se recuperan

Algunas señales sobre las negociaciones por la deuda fueron un buen punto para una nueva recuperación de los bonos, que tuvieron subas promedio del 5%/7% en toda la curva de dólares. Esto permitió volver las paridades de los bonos bajo ley argentina a la zona de 44%/45%, con respecto al 40%/42% que testearon. Los títulos de ley extranjera, en tanto, se ubican en niveles de 49%/50%. Por ende, el spread entre ambas se mantiene alto: está levemente por debajo de los 500 puntos. Si hay valor o no dentro de esta curva tras una reestructuración, dependerá de la quita de valor que termine definiéndose con la propuesta.

Entrará en juego, en todo caso, la combinación de tres datos: la extensión de plazo, la quita o no quita de capital y el recorte de cupones de interés. En cuanto al Merval, una lateralización de entre 40.000/43.000 puntos parecen respetarse desde principios de año. Los fundamentals de cada papel se mantienen como un actor secundario. En consecuencia, la atención seguirá estando en el comportamiento de la brecha y en el devenir de las negociaciones por la deuda soberana.

En busca de aire par pagar el bono AF20

El pago del bono AF20 será, sin dudas, uno de los temas de atención en la agenda financiera de la semana. Entre este bono y las Lecap, el Tesoro afronta vencimientos por unos $109.000 millones -unos US$1300 millones, si se toma como referencia el contado con liquidación (CCL)-. Ambos pagos llegarían el jueves 13 de este mes. Ahora bien, el tamaño del desembolso (un 62% de los vencimientos del mes) obligan al Tesoro a ser "creativo", para minimizar el impacto de la necesidad de emitir (mucho) para pagar. Siempre entendiendo que se busca evitar un reperfilamiento de esta deuda. La razón es bastante simple: un canje compulsivo podría no solo afectar la demanda potencial de nuevos instrumentos en pesos, cuando el Gobierno busca apuntalar esta estrategia, generando atractivo en estos activos.

A la vez, una decisión de este tipo también podría entorpecer las negociaciones por la deuda en dólares. La semana empezará así con la mirada en la licitación de mañana. Cuanto mayor sea lo que logre adjudicar, mayor será el aire al Tesoro para pagar los vencimientos de la semana. También permitirá mantener la expectativa de que la emisión se mantendrá limitada.

El mundo, atento a China y a algunos datos favorables

Los mercados externos se resisten a una corrección y el S&P500 volvió a marcar nuevos máximos. La semana cerró con subas de entre 3% y 5% en los principales índices, en un marco en el que los inversores parecieron olvidarse de posible efecto del coronavirus sobre el crecimiento mundial. Algunas noticias políticas, buenos balances, datos económicos en líneas generales favorables y un mundo con liquidez siguieron impulsando a las acciones.

La atención en la semana se mantendrá en el avance de la epidemia que nació en China. No obstante, uno de los datos que ayudaron a "suavizar" el impacto en el mercado fue la batería de medidas que tomó el país para evitar una desaceleración brusca de su crecimiento. Hace una semana redujo las tasas, inyectando efectivo en el sistema financiero, a la vez que la Comisión Reguladora de Valores de China suspendió operaciones del mercado que podrían llevar a profundizar la baja de los mercados. En paralelo se estarían preparando medidas fiscales como un mayor gasto, exenciones tributarias y subsidios a los sectores más golpeados por la propagación del virus, junto con más políticas de relajamiento monetario.

portfoliopersonal.com

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.