Emilio Basavilbaso: "En temas como la AUH, tenemos que desterrar mitos que no nos ayudan como sociedad"

El director ejecutivo de la Anses elogió los efectos de la asignación universal por hijo, afirmó que se entregaron casi 1,8 millones de nuevos créditos y reconoció como un desafío acelerar el pago de los juicios
El director ejecutivo de la Anses elogió los efectos de la asignación universal por hijo, afirmó que se entregaron casi 1,8 millones de nuevos créditos y reconoció como un desafío acelerar el pago de los juicios Crédito: Marcelo Gómez
José Del Rio
(0)
26 de mayo de 2019  

Director ejecutivo de la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses) desde el inicio mismo de la gestión presidencial de Mauricio Macri, Emilio Basavilbaso se muestra hoy satisfecho con los resultados que está dando el plan de créditos que otorga el organismo, relanzado en un escenario económico adverso. Además, sostiene que es distinta la situación argentina respecto de la de Brasil, donde se debate una reforma previsional de fondo. Y defiende los efectos de la política social de ingresos por hijos, sobre la cual dice que "hay varios mitos que no nos ayudan como sociedad". En una entrevista con LA NACION, el funcionario detalló que en poco más de un mes se entregaron casi 1,8 millones de créditos a jubilados y a quienes cobran otras prestaciones, y reconoció que bajar los tiempos en el pago de sentencias es un desafío.

-Días atrás surgió una pelea entre Mercadolibre y el dirigente Juan Grabois y la Anses quedó en el medio . ¿Cuál es su reflexión?

-Nosotros estamos pensando en darles más herramientas y opciones a los beneficiarios. La Anses paga todas sus prestaciones a través de bancos públicos y privados, y lo que vamos a testear con una prueba piloto y a partir del mes próximo, solo con 300 casos, es el pago de la Asignación Universal por Hijo, no las jubilaciones, con billetera virtual. Esto ya se hace en otros países y a algunas personas les conviene, porque directamente pueden pagar con el celular en vez de ir al banco a buscar el dinero.

-Y en el caso de la Anses, se ahorra el costo de intermediación, que es alto...

-No es tan alto en el caso de los bancos, pero sí por la tarea del correo. Está ese beneficio para nosotros y probablemente la billetera virtual sea algo bueno para el que la elige. Además, es parte de todo el trabajo que estamos haciendo por la inclusión financiera. Lanzamos recientemente un programa de beneficios para los que pagan su consumo con tarjeta de débito. Queremos que cada vez más gente pague con medios electrónicos, en vez de ir por la calle con el dinero. Si conseguimos que la gente pague con débito, nos aseguramos de que el comerciante pague sus impuestos.

-¿Le sorprendió la pelea entre Grabois y Galperín?

-No me lo esperaba, pero nosotros no estamos en esa, porque pensamos en el beneficiario, en cómo hacer que esté cada vez mejor. Ahora, por ejemplo, quien cobra la AUH y debe presentar los certificados de que su hijo o hija va a la escuela, puede enviar una foto subiéndola a través de su celular; antes tenía que llevar el certificado personalmente. Toda esta modernización significa más tiempo para que la familia haga lo que quiera, en vez de hacer trámites para el Estado.

-¿Es posible que se incremente a un mayor número de casos el pago por billetera electrónica?

-Probablemente, si la gente lo elige y vemos que es bueno. Nosotros llamamos a todas las billeteras virtuales, que ya están trabajando con la Anses. La idea es que compitan.

-En el "plan calma", para incentivar el consumo, aparece la "cajita feliz" de la Anses; concretamente, los créditos, ¿qué resultados vieron hasta ahora?

-Estamos muy contentos. Los datos son muy alentadores: en dos semanas superamos el millón de créditos. Desde que anunciamos el relanzamiento, hace poco más de un mes, ya se entregaron 1.747.698 créditos y solo fueron con trámite presencial el 21%; el resto fue vía web.Los jubilados y pensionados accedieron a casi 290.000 créditos y hay unos 600.000 que tienen turno para tramitarlos en los próximos días. Entre los titulares de la Asignación Universal por Hijo ya hay más de 1 millón de créditos otorgados, y entre los trabajadores en relación de dependencia que cobran salario familiar hay más de 377.0000 préstamos. Además, hay unos 55.000 tomados por quienes cobran pensiones no contributivas.

-¿Son créditos para consumo?

-Son créditos para que la gente elija donde consumir. En la gestión anterior estaba la tarjeta Argenta. En un centro de jubilados, en una visita me dijeron: si nosotros sacamos el crédito y lo pagamos, ¿por qué no podemos elegir dónde consumir? Y hubo un poco de debate, había gente que decía que se iba a consumir en cualquier cosa, y recientemente hicimos una encuesta y vimos que la mitad de la gente utiliza ese dinero para mejoramiento de la vivienda. Creemos que la gente que lo va a tomar lo va a usar de la mejor manera.

-¿Qué montos y con qué condiciones tienen los créditos?

-En el caso de jubilados, son hasta $200.000 a devolver en cinco años. Para los beneficiarios de la AUH, el monto es de $12.000 por hijo. Recientemente difundimos que la mayoría de las familias que cobra la prestación tienen dos hijos; por tanto, pueden sacar un crédito de hasta $ 24.000. Y para las pensiones no contributivas el tope es de $70.000.

-¿Hay límite de cantidad?

-No. Todos pueden meterse en la página de la Anses y sacarlo. A los jubilados sí les pedimos que vengan a una oficina, en forma personal, para explicarles. También quienes están en relación de dependencia y ganan hasta $50.000 pueden pedirlo.

-¿Lanzaron estos créditos por considerar que la economía estaba muy fría?

-Por supuesto que hay un objetivo de llevar un poco de alivio a la gente; son meses difíciles, sabemos que muchos comercios pasan meses fríos y esto tiene un segundo beneficio: además de ayudar al jubilado o a la familia de un beneficiario de la asignación universal, también aporta recursos que van a parar a un comercio. Y se empieza a mover la rueda.

-Tiempo atrás usted dijo que "el concepto de que el que cobra la AUH es un vago, es mentira". ¿Por qué cree que en la Argentina de hoy, con una economía contractiva, se necesita hacer este tipo de aclaraciones?

-Somos conscientes de que hay bastante "grieta" en estos temas. Tenemos que desterrar mitos que no nos ayudan como sociedad. Hace un tiempo hicimos una publicación muy completa con Unicef, la Universidad de Buenos Aires y el centro de estudios Cedlas, que muestra que la instrumentación de la AUH -la mayor prestación social en la Argentina, que cumplió 10 años- arroja efectos muy positivos. En el caso de los hombres, más del 70% trabaja y, entre las mujeres, más del 50% trabaja. Son empleos no registrados, "en negro". Lo importante es que la AUH es un complemento, que ayuda a muchas familias a salir de la pobreza y que tiene como condición que el niño vaya a la escuela y cumpla con los controles de salud. Si logramos que se den estos requisitos vamos a tener generaciones mejores formadas.

-La reforma jubilatoria de Brasil, ¿acelera que se concrete una en la Argentina? ¿Nos lleva a discutir el tema aquí?

-La situación en Brasil es bien distinta, porque allí no hay una edad mínima para jubilarse. Solo con cumplir con los aportes te podés jubilar, sin importar la edad. El déficit allá es muy grande y por eso necesitan hacer correcciones. Nosotros aquí mejoramos varias cosas, como la fórmula de movilidad, la opción de que aquellos que quieran seguir trabajando hasta los 70 años puedan hacerlo y, además, bajamos la cantidad de juicios que se hacen contra el Estado.

-¿Y qué está pasando con los tiempos de espera para cobrar una sentencia de un juicio?

-Mejorar los tiempos de pago de sentencias sigue siendo un desafío para nuestra gestión. Hemos avanzado mucho ordenando el stock que encontramos. Para que se pueda dimensionar qué significa eso, por cada sentencia que se pagaba hasta 2016 hoy se pagan siete. Entre 2012 y 2015 se pagaron 109.871 fallos firmes. Y nosotros ya cumplimos con el pago de 775.557 sentencias. E impulsamos un puntaje que permite priorizar a los más vulnerables.

-¿Cuánto preocupan las elecciones presidenciales?

-A mí lo que me importa es la gente y hacer bien mi trabajo. La Anses es un organismo que, diría, mayor relación tiene con la ciudadanía. El Presidente me pide que bajemos el tiempo de entrega de las jubilaciones, que haya menos gente haciendo cola en las oficinas del interior, que podamos darle previsibilidad a la gente. Y hoy por eso tenemos una fórmula que nos permite conocer cuánto se va a cobrar, que se actualiza cuatro veces al año... estoy concentrado en eso.

-¿El plan Procrear tiene una nueva etapa?

-Procrear lo tuvimos el primer año bajo la jurisdicción de la Anses y volvió luego al Ministerio del Interior y Vivienda, donde debía haber estado siempre, porque es un programa de vivienda. Pero estamos ayudando desde el organismo por todo este tema de los créditos UVA, para que haya mayor disponibilidad de dinero y se concrete un nuevo llamado.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.