Espectro. La pelea de las telefónicas detrás del 4G

Todas quieren más espectro, pero señalan que hacen falta reglas claras
Todas quieren más espectro, pero señalan que hacen falta reglas claras Fuente: Archivo
María Julieta Rumi
(0)
7 de marzo de 2019  • 16:10

El 21 de enero último el Gobierno decretó que las frecuencias para dar telefonía móvil que estaban en poder de Arsat van a ser licitadas entre operadores y se reservará una porción a las empresas regionales no inferior al 20%. Y si bien el DNU fue rechazado por la Comisión Bicameral y ahora deberá pasar por las cámaras de Diputados y Senadores, en la Secretaría de Modernización son optimistas al momento de lograr su aprobación (con que alguna de las cámaras no lo rechace continuará vigente).

Las empresas telefónicas también están interesadas en que esto sea así, ya que el espectro es vital para hacer frente al mayor consumo de datos por parte de los usuarios. Y también esto sería bueno para los usuarios, dado que si entran nuevos jugadores al mercado habrá más competencia y precios más accesibles.

Sin embargo, también hay reparos. Fuentes de Telefónica dijeron que el DNU fue una sorpresa y consideran que antes de eso "es necesaria la devolución del exceso que fue generado por la fusión Telecom-Cablevisión", que hoy supera en 80 MHz el tope de espectro (CAP, por su sigla en inglés), que es de 140 MHz.

"La Ley Corta contenía la licitación de espectro y compensaba la fusión, pero no salió el trámite, si bien la idea era que saliera rápido. No entendemos la lógica de eso. Además, falta ver el detalle de cómo se va a implementar el 20% regional. Faltan reglas de juego serias", sostuvo un alto ejecutivo de la compañía.

En tanto, fuentes de Telecom dijeron que tienen tiempo hasta fin de año para devolver el espectro y que lo están usando dentro del CAP de 140, más allá de que es un bien escaso. "El espectro es el tema de cara a lo que viene: el 5G. Con más paquetes de datos, se necesitan más autopistas, que son el espectro. Vamos a estar en cuanta subasta haya para presentarnos y también estaremos pendientes de las discusión acerca del CAP, porque es insuficiente. Que el regulador vea la licitación de espectro como una necesidad y no como algo recaudatorio", señalaron en la firma.

En este sentido, dijeron que hay dificultades con el espectro y también para desplegar la infraestructura, por lo que la Argentina corre por detrás en el despliegue 4G. "Necesitamos invertir en redes, que son las avenidas del tráfico. Hay tanto atraso que liberar espectro lo antes posible no está mal, es necesario. Cabe recordar que el espectro es propiedad de la humanidad y los gobiernos nacionales solo administran el otorgamiento de frecuencias", explicaron en Telecom.

En la Secretaría de Modernización, que conduce Andrés Ibarra , también resaltaron la urgencia "para poder ampliar la disponibilidad de espectro que reclaman las operadoras y que Arsat no tiene en su planes utilizar".

"Este DNU permitirá mejorar la calidad de las comunicaciones, que es un objetivo fundamental de este gobierno, así como aumentar la competencia, dado que prevé la asignación de frecuencias a operadores regionales", agregaron.

Entre los regionales, un newcomer es iPlan, que desde hace unos tres o cuatro años pasó del servicio de Internet a empresas a llevar fibra óptica al hogar en la Zona Norte de la Capital Federal, y ahora están "absolutamente decididos" a trabajar en el segmento móvil.

"Creemos que la movilidad es un red fija de alta velocidad con un pedacito móvil y hoy la tecnología permite tener la misma velocidad en el celular que en tu casa. Queremos iniciar nativamente con servicio de 5G y para esto es necesaria la infraestructura y contar con las frecuencias necesarias", explicó Franco Cecchini, presidente de la Cámara Argentina de Telefonía IP y director de Asuntos Regulatorios de iPlan.

"El Gobierno debe facilitar la posibilidad de nuevos entrantes en un mercado maduro. Más allá del DNU, está retrasado en liberar frecuencias para que haya competencia. Lo que hace falta es competencia efectiva real", concluyó.

Telefónica, en preparativos para lanzar Movistar Play

Después de que a fines del año pasado lanzara Movistar TV, un servicio de transmisión de video a través de la conexión de fibra, Telefónica está próxima a lanzar Movistar Play, su plataforma OTT ( over the top, de libre transmisión) que es independiente de la provisión de Internet: "su Netlix", que podría incluir a Netflix también. De esta forma, y sin Ley Corta a la vista que les permita dar el servicio de televisión satelital, la firma sale a competir más fuertemente contra Cablevisión Flow.

Movistar TV se lanzó en octubre de 2018 en una escala reducida: en un principio se ofreció en la zona sur y oeste de la ciudad de Buenos Aires y, a partir de enero, también comenzó a estar disponible en algunas de las capitales provinciales donde la empresa tiene presencia.

Y es que para acceder a Movistar TV no se necesita cable o antena, pero sí una conexión de fibra a Internet, y Movistar tiene 468.000 unidades conectadas y más de un millón de unidades pasadas sobre un total de 1,8 millones de usuarios. Pero con la plataforma OTT esta limitación se borra y el servicio de televisión podrá ser ofrecido a todos.

Este nuevo paso tiene que ver con la ambición de la compañía de acompañar los cambios en los usos y costumbres de los consumidores, por lo que en la segunda mitad del año también sumará Aura, su asistente virtual, para que desde la app Movistar TV el televidente pueda ordenar por voz búsquedas de contenido o pedir sugerencias de películas, por ejemplo.

"El contexto de mercado nos obliga a ser diferentes. El competidor se ha fusionado y eso hace que tengamos que tener una propuesta atractiva y reforzar la estrategia de diferenciación. Por eso, es importante aplicar la inteligencia cognitiva", dijo Horacio Mansilla, director de Big Data e Inteligencia de Negocio durante una charla en el Mobile World Congress de Barcelona sobre el progreso y las funcionalidades de Aura.

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.