Inflación. Para el FMI, la Argentina estará otra vez entre los países más golpeados del mundo

Rafael Mathus Ruiz
(0)
9 de abril de 2019  • 11:17

WASHINGTON.- La Argentina volverá a estar este año entre los países con mayor inflación del mundo, según las últimas proyecciones del Fondo Monetario Internacional ( FMI ).

El ranking de naciones que sufrirán la mayor suba de precios lo encabeza Venezuela, el único país del planeta con hiperinflación, seguido por Sudán, Zimbabue, Sudán del Sur, Irán y, luego, la Argentina, en sexto lugar. Este año, el Fondo prevé que sólo 18 países experimenten una inflación de dos dígitos.

Venezuela, envuelta en una profunda crisis humanitaria, registrará una inédita inflación de 10.000.000%; Sudán, 56,2%; Zimbabue, 40,1%; Sudán del Sur, 35,9%, e Irán, una suba de precios anual que cerrará el año en el 31,2 por ciento, según las proyecciones del Panorama Económico Mundial (WEO, según sus siglas en inglés), el informe con la visión del staff del Fondo de la economía global, que fue presentado ayer, en el inicio de la reunión anual del FMI y el Banco Mundial en Washington.

Para la Argentina, el Fondo prevé para este año una caída del producto bruto interno (PBI) del 1,2%, una inflación del 30,5% -por debajo de las previsiones del mercado, que anticipa una suba de precios del 36 por ciento, según el último sondeo del Banco Central- y un alza del desempleo hasta el 9,9 por ciento.

La inflación aparece como el principal problema que enfrenta el plan económico del Gobierno, y como uno de los motivos detrás del último escalón que trepó el dólar. El Gobierno elude los pronósticos, pero el Fondo reiteró en su informe sobre la economía global que este año prevé que "las expectativas de inflación crecientes generen presiones inflacionarias más persistentes" en el país.

La semana anterior, la directora Gerente del FMI, Christine Lagarde, había dicho que los resultados obtenidos por el programa argentino sobre la inflación habían "dececpionado". Lagarde y el staff del FMI elogiaron las últimas medidas adoptadas por el equipo del Banco Central que dirige Guido Sandleris para domar la suba de precios, aunque remarcaron que será un "proceso prolongado".

En un párrafo dedicado a la Argentina, el informe del FMI señala que "las proyecciones de crecimiento se han revisado al alza, y se espera que los salarios nominales más altos y las expectativas de inflación crecientes generen presiones inflacionarias más persistentes en 2019" respecto de la revisión anterior del Panorama Económico Mundial, presentada en octubre último.

"Los riesgos a la baja para la economía siguen siendo considerables", señaló el organismo.

El informe del Fondo trazó un panorama más pesimista sobre la economía global, aunque el staff aún no ve una recesión en el horizonte. El crecimiento, que alcanzó su punto máximo en cerca del 4% en 2017, se suavizó a 3,6% el año anterior y el Fondo prevé que este año vuelva a morigerarse al 3,3 por ciento. La Argentina y Turquía aparecieron, este año, al tope del análisis del Fondo sobre la economía global: fueron los dos países emergentes que sufrieron el mayor castigo de los mercados el año anterior.

"La escalada de las tensiones comerciales entre Estados Unidos y China, el estrés macroeconómico en la Argentina y Turquía, las interrupciones en el sector automotriz en Alemania, las políticas crediticias más estrictas en China y el ajuste financiero junto con la normalización de la política monetaria en las economías avanzadas más grandes han contribuido significativamente. Se debilitó la expansión mundial, especialmente en la segunda mitad de 2018", describió la economista Jefe del Fondo, Gita Gopinath, la primera mujer en la historia del FMI en ocupar ese cargo, y la primera en liderar la presentación del informe.

"Este es un momento delicado para la economía global", resumió.

El Fondo redujo su previsión de crecimiento para Brasil, al estimar que la principal economía de América latina crecerá ahora un 2,1%, contra un 2,5 por ciento previsto a principios de este año. El FMI indicó que la principal prioridad de Brasil es contener el aumento de la deuda pública "garantizando simultáneamente que los gastos sociales se mantengan intactos".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.