Viajes al exterior. Los planes de las aerolíneas para mantener ventas tras la devaluación

Las bajas de ventas podrían extenderse unos dos meses estiman en las empresas, para después estabilizarse.
Las bajas de ventas podrían extenderse unos dos meses estiman en las empresas, para después estabilizarse. Fuente: LA NACION - Crédito: Ricardo Pristupluk
Gabriela Origlia
(0)
5 de septiembre de 2019  • 09:51

CORDOBA.- Con el dólar en torno a los $60, la venta de pasajes al exterior sufrió una baja importante, pero las compañías aéreas entienden que -como otras veces- se recuperará. "Dura poco, a las semanas se retoma la dinámica", afirman desde una de las principales líneas que opera en el país. La estrategia para enfrentar el nuevo contexto está entre seguir con lo que se venía haciendo y ser más agresivos en promociones.

Los precios en dólares de los pasajes, después de las PASO, se mantuvieron, pero en pesos aumentaron casi 35% y ese incremento obligó a muchos a cambiar de planes. El vocero de Aerolíneas Argentinas , Marcelo Cantón, señala que la devaluación siempre tiene un impacto directo en las ventas, que se "amesetan durante dos o más meses".

"Es producto de la incertidumbre para el pasajero respecto a la situación. Y es más marcada en el caso del tráfico internacional. Analizamos que podría suceder algo así en esta ocasión", agrega y apunta que las tarifas de cabotaje no siguieron el ritmo ni de la inflación ni el tipo de cambio "durante más de un año".

En julio y agosto de este años, según datos de la empresa, los pasajeros al exterior aumentaron siete y nueve por ciento, respectivamente, en relación a igual período de 2018.

Latam mantiene sus rutas internacionales desde la Argentina y no prevé un cambio de estrategia: "Con cada devaluación la demanda se ve condicionada; al principio baja y después se recupera", apuntan los voceros. En las últimas semanas la empresa ofreció promociones de pasajes durante cuatro horas y compra de millas con descuentos.

Andes Líneas Aéreas tiene una larga trayectoria en charters; por ejemplo en la temporada verano 2018/2019 -que admiten "no fue buena"- hicieron 120 vuelos a Brasil sólo para un operador mayorista. "Para la que viene no hay nada; con el actual tipo de cambio y las expectativas, el tema está aniquilado", grafica el gerente general, Horacio Preneste.

Menciona que todos los años, a esta altura, los paquetes estaban cerrados casi en su totalidad y "ahora, casi nada".

Hace 10 días United Airlines anunció que, por la baja demanda, dejará de volar desde el 26 de octubre entre Buenos Aires y Nueva York; es una suspensión y no un cierre definitivo.

En cambio, desde American Airlines -que en junio sumó a sus rutas la de Córdoba a Miami- aseguraron que no se prevén cambios. Sí indicaron que están haciendo un trabajo intenso en el turismo receptivo desde la devaluación del año pasado. Por ejemplo, en agosto, el responsable de Ventas en la Argentina estuvo en China con una comitiva de la Secretaría de Turismo para promocionar el país a través de la ruta Los Ángeles-Buenos Aires.

Desde la chilena Sky -vuela desde Mendoza y Buenos Aires a Santiago de Chile - sostienen que se focalizan en ofrecer "tarifas aún más bajas, de modo que volar siga siendo conveniente para los argentinos". Sin impuestos ni equipaje (sólo bolso de mano), ofrecen un número limitado de asientos por tramo a US$19, aunque hay hasta de US$333 (precios para las próximas semanas). La expectativa de la compañía es que se "fortalezca" el flujo de turistas chilenos hacia la Argentina se fortalezca.

Hasta febrero Sky voló desde Córdoba a Santiago de Chile, ruta que hace dos años llegó a tener un récord de 22 vuelos semanales (13 de Latam, seis de Sky y tres de Aerolíneas Argentinas); en agosto de 2018 la línea de bandera dejó de operar el tramo pero se sumó JetSmart que sólo estuvo tres meses, aprovechando el verano.

Desde Flybondi reconocen que el "plan de crecimiento" registra retrasos por los "cambios económicos abruptos" pero ratifican que el "modelo de negocio sigue intacto". La primera etapa se focalizó en consolidar el mercado doméstico y ahora apuntan al regional que empezó con Paraguay y Uruguay y sigue con Brasil (octubre Río de Janeiro y diciembre, Florianópolis). "Si bien las ventas estuvieron impactadas después de las PASO, poco a poco fueron retomando su nivel; muchos prefieren congelar ahora el precio", apuntan.

Reiteran que cerca del 60% de los costos están atados a dólares pero "el precio de transporte aéreo es uno de los menos susceptibles a variar en la misma línea de los cambios en tasa, no es transferible directamente la variación de tipo de cambio".

JetSmart -que cubre El Palomar a Santiago de Chile- tiene descuentos de pasajes en vigencia y rutas autorizadas a Brasil por la autoridad de ese país, sin embargo no tienen fechas para empezar a realizarlos ni los destinos que cubrirán. Norwegian opera sólo un vuelo internacional por ahora, el que une Buenos Aires con Londres y sostienen que "va muy bien".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.