40 años de una proeza: Arnaldo Tamayo Méndez, el primer latinoamericano que viajó al espacio

El 18 de septiembre de 1980, el cubano afrodescendiente orbitó a bordo de la nave Soyuz 38
El 18 de septiembre de 1980, el cubano afrodescendiente orbitó a bordo de la nave Soyuz 38 Crédito: Twitter @guidodecaso
(0)
18 de septiembre de 2020  • 09:19

Un día como hoy, pero de 1980, Arnaldo Tamayo Méndez inscribía su nombre en la historia. Miembro de la misión Soyuz 38, junto al ruso Yuri Romanenko, este militar cubano se convertía en el primer latinoamericano en orbitar la Tierra.

Tamayo Méndez llegó al mundo el 29 de enero de 1942 en Guantánamo, Cuba. Nacido en el seno de una familia humilde afrodescendiente, quedó huérfano muy joven y un tío se encargó de su crianza. A la edad de 13 años comenzó a trabajar en la mueblería. Y a base de sacrificio conseguiría grandes logros.

Mientras el dictador Fulgencio Batista estuvo en el poder, Tamayo Méndez participó en varias manifestaciones estudiantiles en protesta contra del régimen. Tras la Revolución Cubana del 1 de enero de 1959, con 17 años, se unió al Instituto Técnico Ejército Rebelde y, más tarde, a las Fuerzas Armadas Revolucionarias que respondían a Fidel Castro.

Para completar su entrenamiento como piloto de combate, Tamayo Méndez viajó a la Unión Soviética. Allí, al tiempo que comenzaba a manejar el idioma ruso, se fogueó piloteando aviones caza MiG-15.

Un avión caza MiG-15, el tipo de naves que piloteó Tamayo Méndez en Rusia
Un avión caza MiG-15, el tipo de naves que piloteó Tamayo Méndez en Rusia Crédito: Twitter @guidodecaso

En 1961, mientras el cubano afrodescendiente continuaba en suelo soviético, Yuri Gagarin, el primer hombre en mirar la Tierra desde el espacio, llegó a Cuba. En su discurso, el cosmonauta ruso pronunció una frase que marcaría la vida de Tamayo Méndez: "Llegará el día en que un hijo del pueblo cubano viaje también al cosmos". En menos de 20 años, él sería la persona de la que hablaba Gagarin.

En octubre de 1962, durante la Crisis de los Misiles de Cuba, Tamayo Méndez realizó varios vuelos de reconocimiento para interceptar aviones enemigos. Nueve años más tarde, en 1971, egresa de la Escuela Superior de las Fuerzas Armadas Revolucionarias Antonio Maceo Gómez. Su intachable desempeño en la Fuerza Aérea Cubana hizo que en 1976 llegara al rango de teniente coronel.

De una selección entre 600 aspirantes, Tamayo Méndez y su compatriota José López son admitidos en el programa Intercosmos. Destinada a facilitar el acceso al espacio a las naciones socialistas, la iniciativa soviética requería que los astronautas tuvieran amplia experiencia sin accidentes en aviones, manejar el idioma y contar con formación militar. Condiciones que ambos candidatos cumplían.

López y Tamayo Méndez se trasladan a Rusia en 1978 para iniciar un exhaustivo entrenamiento de seis meses. El programa de actividades incluía gimnasia y distintas pruebas de entrenamiento físico que combinaba carreras en verano y maniobras de esquí, en invierno.

Arnaldo Tamayo Méndez junto al ruso Yuri Romanenko, en la previa de su misión del 18 de septiembre de 1980.
Arnaldo Tamayo Méndez junto al ruso Yuri Romanenko, en la previa de su misión del 18 de septiembre de 1980. Crédito: Business Insider

Una misión exitosa

Tras varios meses de incertidumbre, finalmente fue Tamayo Méndez quien cumplió la proeza que Gagarin había augurado. El 18 de septiembre de 1980, el cubano y el ruso Romanenko despegaron a bordo del Soyuz 38. Tras dos días de viaje, se acoplaron en órbita con la estación soviética Salyut 6.

La estadía de Tamayo Méndez en el espacio duró 8 días. En ese tiempo, desarrolló experimentos para la Academia de Ciencias de Cuba en áreas como biología, física, geología, medicina y psicología.

Finalmente, el 20 de septiembre de 1980, la Soyuz 38 regresó a Kazajistán. La misión de Tamayo Méndez había sido todo un éxito.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.