Arabia Saudita, cerca de inaugurar su primer reactor nuclear, hecho por la Argentina

La compañía Invap, propiedad del Gobierno y de la provincia del Río Negro, trabaja en la Ciudad Rey Abdelaziz
La compañía Invap, propiedad del Gobierno y de la provincia del Río Negro, trabaja en la Ciudad Rey Abdelaziz
(0)
7 de abril de 2019  • 11:23

Arabia Saudita está a pasos de inaugurar su primer reactor nuclear y es una empresa argentina la que está detrás del proyecto. La compañía Invap, propiedad del Gobierno y de la provincia del Río Negro, trabaja desde hace tiempo en este reactor, ubicado en la Ciudad Rey Abdelaziz para la Ciencia y la Tecnología, un complejo instalado en 1977 en las afueras de la capital, Riad. Hasta allí viajó un grupo de ingenieros argentinos.

Imágenes tomadas por Google Earth en los últimos días son prueba de cuán avanzada esta la construcción (que cuenta con materiales argentinos) y a la velocidad en que se acelera. Ya se puede identificar un reactor de diez metros de altura y casi tres de diámetro al lado de un edificio de cemento. Y si bien las autoridades aseguran que será usado para la investigación y no para la producción de energía, las declaraciones del príncipe heredero del reino no llevan tranquilidad.

Si bien Mohammed ben Salman indicó que su objetivo es pacífico, un año atrás había advertido: "Arabia no quiere adquirir ninguna bomba atómica pero, sin lugar a dudas, si Irán desarrolla la suya, secundaremos sus pasos en cuanto nos sea posible".

Según lo publicado por el diario El Mundo, el embajador argentino en Austria y representante permanente del país en el Organismo Internacional de Energía Atómica, Rafael Mariano Grossi, aseguró sobre el proyecto: "Se trata de un reactor nuclear de muy baja potencia, de entre 30 y 100 kilovatios. Es una instalación de entrenamiento que ha sido diseñada por una compañía argentina. Le fue adjudicado el contrato hace un par de años y la construcción estará completada a finales de este año".

Asimismo, el funcionario indicó que "todas las actuaciones de la Invap en Arabia Saudita están bajo las salvaguardias internacionales de la OIEA" y que el número de trabajadores argentinos dispuestos para la construcción "es variable".

Para poder entrar en funcionamiento (antes de insertar el combustible nuclear en el reactor), Arabia está obligada a aceptar las regulaciones internacionales así como las inspecciones del organismo para garantizar y comprobar que no halla rastros de una posible fabricación armamentística.

Los especialistas aseguran que lo que el príncipe quiere es que su país, el mayor productor de petróleo del mundo, obtenga una capacidad nuclear de 17,6 gigavatios, equivalente a unos 16 reactores, en 2032. De hecho Riad insiste en su derecho a extraer y enriquecer sus depósitos de uranio para generar energía nuclear, proceso que también podría emplearse también para fabricar armas atómicas.

El reino avanza en su programa nuclear en tiempos de tensión con Occidente luego del asesinato del reportero que trabajaba para The Washington Post Jamal Khashoggi en el consulado en Estambul y de las graves denuncias de represión interna de los derechos humanos.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.