Cómo adquirieron sus armas los últimos tiradores de EE.UU.

La mayoría de las armas usadas en los últimos 16 fusilamientos masivos en EE.UU., fueron compradas legalmente y con una verificación de antecedentes federales
(0)
15 de junio de 2016  • 14:13

La mayoría de las armas usadas en los últimos 16 tiroteos masivos en EE.UU., fueron compradas legalmente y con una verificación de antecedentes federales. Al menos ocho de los atacantes tenían antecedentes penales o problemas de salud mental documentados que no les impiden la obtención de sus armas.

12 de junio de 2016

Al menos, 49 y 53 resultaron heridas cuando Omar Mateen abrió fuego en un club nocturno gay lleno en Orlando. Y utilizó al menos dos armas, un fusil de asalto AR-15 de estilo Sig Sauer y una pistola Glock.

Mateen compró legalmente al menos dos armas de fuego, dijo un funcionario federal. "Él no es una persona con una prohibición, por lo que legalmente pudo entrar en un concesionario de pistola y adquirir y comprar armas de fuego", dijo Trevor Velinor, un agente de la Oficina de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos.

2 de diciembre de 2015

Syed Rizwan Farook y Tashfeen Malik, marido y mujer, mataron a 14 personas en una fiesta en una oficina en San Bernardino, California. Cuatro armas fueron recuperadas: un fusil de asalto Smith & Wesson M & P, un rifle de armas de asalto DPMS Panther, una pistola Smith & Wesson y un arma de fuego LLama.

Farook compró las dos armas legalmente en California, dijeron las autoridades federales. Las armas fueron compradas en Annie Get Your Gun, una tienda en Corona, California. Enrique Márquez, un antiguo vecino de la familia de Farook, compró los otros dos rifles de asalto en California, dijeron las autoridades. Márquez fue acusado de mentir sobre las compras de fusil y el suministro de las armas de asalto a los atacantes.

1 de octubre de 2015

Christopher Harper-Mercer, de 26 años, mató a nueve personas en Umpqua Community College en Oregon, donde él era un estudiante. Estaba armado con seis armas, incluyendo una pistola Glock, una pistola Smith & Wesson, una Taurus y un rifle de asalto Del-Ton.

Harper-Mercer poseía 14 armas de fuego, todos los cuales fueron comprados legalmente a través de un distribuidor de armas de fuego con licencia federal, dijo un funcionario federal. Algunos fueron comprados por el Harper-Mercer, y algunos de los miembros de su familia.

26 de agosto de 2015

Vester Lee Flanagan II, de 41 años, disparó y mató reportero de televisión y un cámara con una pistola Glock cuando cubrían una historia en vivo en Roanoke.

Flanagan compró legalmente el arma a un distribuidor autorizado. No había sido condenado por un crimen o determinado que es un enfermo mental, con anterioridad.

23 de de julio de 2015

John R. Houser mató a dos personas e hirió a otras nueve personas en una sala de cine en Lafayette, Luisiana. Utilizó una pistola semiautomática calibre 40 comprada en una tienda de empeños.

Houser compró el arma en Alabama. Las autoridades dijeron que había sido adquirido legalmente, a pesar de que se había negado a armas anteriormente.

17 de de junio de 2015

Dylann Roof, de 21 años, mató a nueve personas con una pistola Glock calibre 45 en una iglesia en Charleston.

Roof compró una pistola en una tienda en West Columbia, S. C. compra que debía haber sido excluida por previa posesión de drogas, pero el F.B.I. no pudo obtener el informe policial de ese incidente y no bloqueó su compra.

24 de octubre de 2014

Jaylen Ray Fryberg, de 15 años, utilizó una la pistola Beretta de su padre para disparar y matar a cuatro estudiantes en la cafetería de su escuela secundaria en Marysville, en Washington.

Fryberg aplica para comprar la Beretta de una tienda de armas en la reserva india donde vivía con Jaylen. Una verificación de antecedentes no pudo llegar a la orden de protección, porque nunca se ha introducido en el sistema informático.

2 de abril de 2014

El militar Ivan Antonio López abrió fuego en Fort Hood con una pistola semiautomática Smith & Wesson. Mató a tres personas e hirió a otras 16.

López había visto a un psiquiatra militar un mes antes de los disparos. Estaba siendo tratado por depresión y la ansiedad. López compró su arma a la misma tienda donde Nidal Malik Hasan, un mayor del Ejército, había comprado al menos una de las armas utilizadas en un tiroteo masivo de 2009, en el que mató a 13 personas.

16 de de septiembre de 2013

Aaron Alexis, de 34 años, utilizó una escopeta Remington para matar a 12 personas en el Navy Yard Washington.

Alexis se detuvo de comprar un rifle de asalto a una tienda de armas de Virginia, pero se le permitió comprar una escopeta. Se pasó la verificación de antecedentes locales y estatales.

14 de de diciembre de 2012

Adam Lanza, de 20 años, disparó y asesinó a su madre en su casa, y luego mató a 26 personas, la mayoría niños, en la escuela primaria de Sandy Hook en Newtown, Connecticut. Utilizó un rifle Bushmaster XM-15 y un rifle Mark II calibre 22.

Lanza utilizó armas de su madre para matar a ella ya otros 26. Su madre, Nancy Lanza, un entusiasta del arma. Tenía registrada una gran colección de armas y, a menudo llevaba sus hijos a los campos de tiro.

5 de agosto de 2012

Wade M. Page, de 40 años, mató a seis personas con una pistola semiautomática Springfield, cuando abrió fuego en el vestíbulo de un templo en Oak Creek, Wisconsin. Las víctimas era fieles que llegaban al servicio dominical.

Page compró el arma de fuego legalmente en una tienda de armas fuera de Milwaukee. Pasó una verificación de antecedentes y pagó 650 dólares en efectivo

20 de julio de 2012

James E. Holmes, de 24 años, mató a 12 personas e hirió a 70 en un cine de Aurora, Colorado. Utilizó un rifle semiautomático Smith & Wesson, una escopeta Remington y una Glock calibre 40 pistola semiautomática.

En los 60 días antes del tiroteo, Holmes compró cuatro armas legalmente en tiendas locales de armas. Padecía una enfermedad mental grave, que no le impidió comprar armas de fuego.

2 de abril de 2012

Uno L. Goh, de 43 años, abrió fuego con una pistola semiautomática en una pequeña universidad religiosa de Oakland, California, donde había sido estudiante. Mató a siete personas.

Goh compró legalmente el arma de fuego a una tienda de armas en Castro Valley, California, con una verificación de antecedentes federales.

8 de enero de 2011

Jared L. Loughner, de 22 años, mató a seis personas con una pistola Glock en un estacionamiento de un supermercado en Tucson, Ariz., y durante un evento de campaña de Gabrielle Giffords, quien fue representante demócrata por Arizona.

Loughner pasó una verificación de antecedentes y compró el arma de fuego en una tienda en Tucson, Arizona.

5 de noviembre de 2009

Maj. Nidal Malik Hasan, de 39 años, un psiquiatra del Ejército frente despliegue en Afganistán, abrió fuego dentro de un edificio médico en Fort Hood, en el centro de Texas, matando a 13 personas e hiriendo a otras 43. Estaba armado con una pistola FN Herstal.

Hasan compró la pistola legalmente en una tienda de armas en Killeen, Texas. Pagó 1100 dólares.

3 de abril de 2009

Jiverly Wong, de 41 años, disparó al menos 98 tiros con dos pistolas, una Beretta 92 FS, una pistola de 9 milímetros y una pistola Beretta PX4 Storm, dentro de una asociación civil en Binghamton, donde había tomado una clase de Inglés. Mató a 13 compañeros y empleados de la Asociación.

Wong compró la primera arma de fuego, la Beretta 92, en una tienda en Johnson City, N. Y. Pasó una verificación de antecedentes.

Compró la segunda pistola de la misma tienda, pero su verificación de antecedentes no fue aprobado inmediatamente. Recibió el arma bajo una norma federal que permite a un arma de fuego para ser vendidos si el sistema de verificación de antecedentes no devuelve una decisión en tres días hábiles.

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.