Cómo hizo un gato para convertirse en el símbolo del orgullo ruso

Mostik, en su cuenta de Instagram
Mostik, en su cuenta de Instagram Crédito: Instagram
(0)
7 de marzo de 2019  • 12:01

TAMAN, Rusia - Las mañanas se las pasa caminando en medio de los últimos aprestos en la construcción del puente. Su almuerzo es un plato de camarones pelados a mano que recibe en su boca uno a uno. Por la noche, Mostik se instala en su refugio favorito dentro de las oficinas de la Administración, con cascos y pilas de papeles como compañía.

Así sucede todos los días para Mostik, o "Puentecito", un gato gordito, esponjoso, blanco y rojizo que se convirtió en una superestrella rusa, algo así como un dulce alter ego para un Kremlin siempre formal y rígido.

Mostik es la mascota y símbolo de uno de los proyectos más polémicos y emblemáticos del Kremlin: el puente que une el territorio ruso con la península de Crimea, arrebatada a Ucrania en 2014.

El gato que se convirtió en el símbolo del orgullo ruso - Fuente: YouTube

02:05
Video

El control del presidente Vladimir Putin sobre Crimea desató la condena internacional y las sanciones de Estados Unidos y la Unión Europea. En tanto, Ucrania sigue atrapada en una batalla con los separatistas respaldados por Moscú en el este del país, y las autoridades rusas aún no han liberado a decenas de marineros ucranianos capturados en el cercano Mar de Azov el año pasado.

Pero entre los rusos, la toma de posesión de Crimea es ampliamente apoyada .

El extenso puente de Kerch, que une Crimea con el continente
El extenso puente de Kerch, que une Crimea con el continente Crédito: Instagram

Aquí es donde entra en juego Mostik.

Su historia, de pasar de ser hace cuatro años un gatito callejero que comía basura, a una celebridad alimentada con camarones por los trabajadores del puente, encaja perfectamente en la narrativa de una Rusia fuerte de los simpatizantes de Putin.

La popularidad de Mostik también proporciona información sobre cómo afronta el Kremlin los proyectos patrióticos, con una audiencia doméstica en mente.

"El caso de Mostik es un ejemplo poco sofisticado de propaganda destinada a humanizar la anexión rusa de Crimea", dijo el legislador ucraniano Viktor Yelensky a The Washington Post.

Mostik aparece en la televisión estatal con un casco en miniatura naranja y un chaleco fluorescente adaptado a su tamaño. Su imagen adorna tazas, camisetas e incluso íconos para la aplicación de mensajería Telegram. Los artistas reflejan su imagen en pinturas y los músicos componen canciones en su honor.

Su popularidad implica un pequeño viraje en cuanto a mascotas célebres en Rusia, donde la perra Laika fue el primer ser vivo lanzado al espacio en 1957,y hay innumerables monumentos en su honor. Putin, además, es un conocido amante de los perros, y existen calendarios, relojes y otros artículos que muestran al líder ruso y sus perros.

Con 46.000 seguidores, su cuenta de Instagram cat_the_most recoge comentarios ingeniosos y observaciones bajo el nombre de Mostik, junto a fotografías en las que supuestamente está haciendo "lo que más ama": trabajar.

Los obreros del puente con Mostik
Los obreros del puente con Mostik Crédito: Instagram

"No sabemos cuál es la atracción más grande: si el puente o el gato", dijo la veterinaria de Mostik, Alexandra Lukyanova, quien le realiza un chequeo mensual en su clínica en Taman, una pequeña ciudad portuaria con costas sobre el mar Negro y el Azov , donde comienza el lado continental del puente.

La creciente popularidad de Mostik se produce cuando la aprobación de Putin se ha reducido drásticamente. El estancamiento económico y los planes gubernamentales para elevar la edad de jubilación provocaron que la confianza de la población rusa en su líder caiga a su mínimo en 13 años. Después de anexar a Crimea de Ucrania hace cinco años, el índice de popularidad del mandatario rondaba el 90%.

El puente, con 18 kilómetros de largo, el más largo de Europa, es en gran medida el proyecto personal de Putin. Ucrania y Occidente consideran que la anexión y el puente sobre el estrecho de Kerch, que costó varios miles de millones de dólares, son ilegales.

Cuando Putin inauguró el puente en mayo Mostik fue ubicado cuatro camiones detrás de él. Los videos mostraron al gato en el tablero de un Kamaz de fabricación rusa.

Un día antes, Mostik sorprendió a los observadores del Kremlin cuando la cuenta de Instagram del gato se jactó de que él fue el primero en atravesar todo el puente, un día antes que el líder ruso.

Una investigación realizada este año por el medio de comunicación ruso Proekt precisó que Mostik es parte de la máquina de relaciones públicas del Kremlin. Según el informe, la imagen del famoso gato es promovida por Danila Gromov, hija del subjefe de personal de Putin, Alexey Gromov. Una vocera del Puente de Crimea confirmó que Danila trabaja con ella pero no dio más detalles.

The Washington Post

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.