Con un nuevo partido, Bolsonaro apuesta a retomar la iniciativa

Bolsonaro, durante un partido de fútbol, el fin de semana
Bolsonaro, durante un partido de fútbol, el fin de semana Fuente: Reuters
El mandatario anunció la semana última que abandona el partido que lo llevó el poder y que se respaldará en una nueva fuerza fundada por él, más conservadora y derechista
Alberto Armendáriz
(0)
18 de noviembre de 2019  

RÍO DE JANEIRO.- Las bravuconadas del presidente Jair Bolsonaro llegaron a un nivel inédito esta semana, cuando, en medio de disputas con autoridades del oficialista Partido Social Liberal (PSL), anunció que abandonaba la agrupación que lo llevó al poder y que fundará una nueva fuerza política conservadora, la Alianza por Brasil (APB), con la cual pretende postular a aliados para los comicios municipales del próximo año.

"Hoy anuncié mi salida del PSL y el inicio de la creación de un nuevo partido: la Alianza por Brasil. Agradezco a todos los que colaboraron conmigo en el PSL y que fueron socios en las elecciones de 2018", escribió el mandatario en Twitter el miércoles, luego de una reunión con legisladores que eventualmente se mudarían con él.

El derechista PSL cuenta hoy con 53 diputados y tres senadores, y el equipo político del presidente -compuesto principalmente por dos de sus hijos: el diputado Eduardo Bolsonaro y el senador Flavio Bolsonaro- cree que logrará llevarse para la APB a unos 27 congresistas. La fisura representaría un duro golpe para el PSL, que gracias a servir de plataforma electoral a Bolsonaro pasó de ser un partido minúsculo a convertirse en la segunda fuerza de la Cámara de Diputados, solo detrás del izquierdista Partido de los Trabajadores (PT).

Las peleas de Bolsonaro con las autoridades del PSL comenzaron no bien el partido aceptó ser el vehículo para la candidatura presidencial del entonces polémico diputado y excapitán del Ejército, a mediados del año pasado. Para la campaña electoral de octubre, el titular del PSL, Luciano Bivar, permitió que el grupo bolsonarista tomara las riendas de la agrupación mediante el abogado Gustavo Bebianno, quien en enero se convertiría en secretario general de la Presidencia. Poco después, en febrero, Bebianno debió renunciar al cargo cuando se reveló que en la campaña se habían utilizado "candidaturas fachada" para obtener recursos públicos.

Ya en los últimos meses, las intrigas y enfrentamientos en el seno del PSL se agudizaron en medio de pujas por el manejo de los casi US$180 millones que el partido tiene destinados como parte del Fondo Partidario y del Fondo Electoral hasta 2022. El mes pasado, Bolsonaro intentó apartar a Bivar, pero se tuvo que conformar con poner a su hijo Eduardo como líder de la bancada del PSL en la Cámara baja. Bivar lo consideró una tentativa de "golpe" y prometió medidas contra los diputados que respaldaron la designación del joven Bolsonaro.

Como la lucha fratricida amenazaba con estirarse demasiado y poner en riesgo cualquier estrategia de cara a las elecciones municipales de 2020, el mandatario decidió abandonar el barco del PSL y lanzar su nuevo partido. La primera convención de la APB está marcada para el próximo jueves en Brasilia, y de acuerdo con el manifiesto que ya se divulgó será una fuerza más conservadora y derechista que el PSL.

"Alianza es unión y es fuerza. Y la APB es el camino que elegimos y queremos para el futuro y para el rescate de un país masacrado por la corrupción y por la degradación moral contra las buenas prácticas y las buenas costumbres. Nuestra alianza es con las familias, con las personas de bien, con los trabajadores, con los empresarios, con los militares, con los religiosos y con todos aquellos que desean un Brasil realmente grande, fuerte y soberano", señala el documento, que se divulgó por las redes sociales.

A priori, la APB corre contra el tiempo y tiene grandes desafíos. El primero es la necesidad de juntar 491.000 firmas de apoyo del nuevo partido antes de marzo, para que la agrupación sea registrada ante el Tribunal Superior Electoral y pueda competir en los comicios municipales de octubre próximo. Bolsonaro ya adelantó que pretende reunir las firmas de manera electrónica (a través de los celulares de sus seguidores), pero es poco probable que la Justicia acepte esa modalidad.

Luego resta por ver cuántos legisladores del PSL están realmente dispuestos a embarcarse en la nueva aventura de Bolsonaro, quien en sus 30 años de carrera política ya pasó por otros ocho partidos. La APB sería su novena agrupación, pero la primera que funda desde cero.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.