Coronavirus: el regreso de las clases en Italia, envuelto en polémicas e incertidumbre

En Italia se debate cómo será la vuelta a clases
En Italia se debate cómo será la vuelta a clases Fuente: AFP
Elisabetta Piqué
(0)
22 de agosto de 2020  • 17:08

ROMA.- ¿Con o sin barbijo? ¿Clases divididas, reducidas a la mitad? ¿Horarios de entrada y salida distintos, escalonados? ¿Si se detecta un caso positivo de coronavirus , cuarentena para todos los compañeros o cierre de toda la escuela?

La cuenta regresiva para la vuelta a clases presenciales, verdaderas, ya comenzó en Italia. El día "d" es el lunes 14 de septiembre. Pero aún hay mucha incertidumbre, polémicas, hay división entre el gobierno y los expertos en cuanto a las reglas para la reapertura -los científicos tienen dudas sobre los efectos "imprevisibles" del reinicio de clases- y hasta una "guerra" entre escuelas por la dotación de nuevos bancos individuales, indispensables para que pueda mantenerse la crucial distancia interpersonal entre alumnos. Es más, vista la explosión de contagios de los últimos días, la mayoría debidos a personas que se fueron de vacaciones y se descontrolaron en fiestas sin distanciamiento social, hasta hay dudas de que puedan realmente recomenzar las clases.

"Es increíble, faltan poquísimos días y no sabemos qué va a pasar", dice a LA NACION Simonetta, madre de dos gemelas de 9 años, Benedetta y Beatrice, que ya tienen mochila y demás útiles escolares listos, pero ninguna certeza. Como muchos de los 7,5 millones de escolares de Italia, Benedetta y Beatrice festejaron el 4 de marzo pasado. Entonces, en el comienzo de una pandemia que dejó más de 35.400 muertos y una hecatombe económica, el gobierno de Giuseppe Conte anunció el cierre de todas las escuelas, en teoría, por dos semanas. Pero las escuelas nunca más reabrieron sus puertas y los chicos de todos los grados debieron adaptarse a la "DAD", la "didáctica a distancia". Durante el resto del año lectivo, que concluyó el 8 de junio, nunca más vieron a sus compañeritos ni a sus maestros, salvo a través de la pantalla.

"Alguien nos debería explicar por qué en Francia y Alemania los chicos sí volvieron a clases presenciales después de la cuarentena, pero en Italia no", se queja Simonetta. "Y ahora, pese al anuncio de la vuelta a clase del 14 de septiembre, la falta de preparación es absoluta... No sé qué decirles a las gemelas", agrega esta contadora romana de 40 años que durante el confinamiento debió hacer malabares para combinar su teletrabajo con la "DAD" de sus hijas. "Me muero si vuelven a clases y después de algunas semanas cierran de nuevo porque se disparan los contagios" , confiesa, aterrada.

Lleno de incógnitas, el retorno a clase se volvió una cuestión fundamental para el frágil gobierno de Conte, que sabe que no puede fallar ante lo que todos consideran una "prioridad absoluta". Más aún, teniendo en cuenta que una semana después del reinicio de las clases, el 20 y el 21 de septiembre, tendrán lugar elecciones regionales cruciales. En medio de un clima de inmensa confusión, la ministra de Eduación, Lucia Azzolina, "grillina", es decir, del Movimiento Cinco Estrellas (M5E), de 37 años, no parece estar a la altura del desafío. Está siendo criticada por su falta de preparación tanto por los rectores de institutos, como por los sindicatos, a quienes acusó de querer "sabotear" la vuelta a clases, algo que sumó tensión. Amenazada e insultada en las redes sociales por sus idas y venidas, Azzolina desde fines de mayo vive bajo custodia. Hace una semana anunció que los barbijos no iban a ser necesarios en las escuela si se respetaba la distancia, consigna que luego desmintió el Comité Técnico Científico (CTS) que asesora el gobierno, que decidió que a partir de los 6 años será obligatorio el uso de la "mascherina". Aunque en verdad se tomará una decisión al respecto más adelante, en septiembre, anunciaron.

En un clima de caos por lo que vendrá, hace unos días hubo pánico porque circuló una fake news según la cual un chico que resultaba positivo en la escuela sería de inmediato aislado, incluso de sus padres. Una noticia de los más alarmante que enseguida fue desmentida. "Los niños positivos no serán buscados por marcianos y llevados a la Luna. Los primeros en ser avisados serán los padres, como sucede siempre cuando un alumno se siente mal en clase", aseguró Agostino Miozzo, coordinador del CTS.

Según reglas establecidas en los últimos días, si un alumno presenta síntomas en el colegio, deberá ser llevado a una habitación aislada, mientras se avisarán a los padres, que deberán ponerse en contacto con el pediatra, que decidirá si debe hacerse un hisopado. Si el chico resulta positivo, se rastrearán sus contactos más cercanos, compañeros o profesores, que deberán hacer una cuarentena de 14 días. Y habrá que evaluar caso por caso para decidir si debe hacer cuarentena todo el curso o debe cerrarse la escuela.

Los colegios, que recibirán 11 millones de barbijos por día y 173 mil litros de alcohol en gel por semana, también deberán nombrar un referente para coordinar las acciones; y serán los padres los encargados de medir la temperatura de los chicos antes de salir de casa -que no deberá superar los 37,5 grados-, para evitar aglomeraciones en la entrada.

También es un tema la cuestión de los bancos de escuela, que en su mayoría solían ser para dos. Por la distancia, el gobierno se vio obligado a comprar 2 millones y medio de bancos individuales a 11 empresas (7 italianas y 4 extranjeras), que están trabajando contrarreloj para poder entregarlos a tiempo. Por eso se desató un virtual "guerra" para ver quién obtendrá antes los bancos mono-plaza. Los primeros llegarán en septiembre, pero después habrá que esperar hasta fines de octubre. El criterio para repartir los bancos se basará en la curva de contagios a nivel territorial, decretó el CTS. Es decir, los bancos serán entregados primero en las zonas donde es más alto el riesgo de la difusión del contagio.

"Mamá ¿el banco individual va a ser con rueditas, como esos que aparecieron en la tele?". Es una de las miles de preguntas que suelen hacerle las gemelas a Simonetta que, a días del día "D", no oculta estar al borde de un ataque de nervios.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.