El heroico momento en el que un policía salva a un bebé de morir ahogado por una moneda

El oficial asiste al pequeño de 11 meses hasta que un patrullero se acerca para asistirlo.
El oficial asiste al pequeño de 11 meses hasta que un patrullero se acerca para asistirlo. Crédito: YouTube ABC7
(0)
19 de junio de 2020  • 16:36

Madres y padres de todas partes les repiten a los más chicos una frase de cabecera: "No te metas nada en la boca". Pero cuando se trata de niños muy pequeños, las advertencias no sirven y hay que estar alerta. Ante un descuido, un bebé de California se tragó una moneda y gracias a la rápida acción de un policía pudo salvar su vida.

La escena ocurrió en medio de una protesta por la muerte de George Floyd en Palmdale, ciudad ubicada a 100 kilómetros de Los Ángeles. Las cámaras de seguridad de un centro comercial registraron lo que sucedió en el estacionamiento.

En un primer momento, una familiar del bebé corre desesperada, en busca de ayuda. Detrás, en las imágenes se puede ver a la madre que lleva al niño que permanece inmóvil. Alertado por los gritos, el sheriff adjunto Cameron Kinsey se aproxima hasta las mujeres y comienza a socorrer al menor que, según indica el video de la cadena de televisión local ABC7, había perdido el conocimiento.

De acuerdo con la información difundida por ese medio californiano, el bebé se había tragado una moneda y eso le había bloqueado las vías respiratorias. "Lo único que importaba era salvar al bebé", declaró Kinsey a la prensa californiana.

El momento en el que el policía llega para asistir al bebé en el estacionamiento del centro comerrcial de Palmdale. Crédito: ABC7

00:34
Video

Con mucha delicadeza, el oficial logró deslizar su dedo por la garganta del pequeño y retiró la moneda. A los pocos minutos, un patrullero con otros dos oficiales llegaron a la escena. Finamente, aparecieron los paramédicos y lo trasladaron hasta el hospital.

Más allá de la asistencia que permitió que el bebé volviera a respirar, Kinsey destacó la velocidad con la que la madre pidió ayuda ante una situación traumática. "Actuó rápidamente: comenzó a darle palmadas en la espalda para tratar de destrabar cualquier objeto que tuviese atragantado. Cuando llegué estaba muy nerviosa y por eso tomé al bebé. Luego, el entrenamiento que tengo se encargó de hacer el resto", concluyó.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.