El Papa aconseja a las mujeres que abortaron cantarle una "nana" a su hijo

El Papa Francisco, en Panamá, el 27 de enero
El Papa Francisco, en Panamá, el 27 de enero Fuente: AP - Crédito: Tito Herrera
Elisabetta Piqué
(0)
28 de enero de 2019  • 11:40

ROMA.- Durante la conferencia de prensa que brindó en el vuelo que desde Panamá lo trajo hoy de regreso a Roma, el papa Francisco habló sobre el drama del aborto, de la necesidad de una actitud de "misericordia para todos" ante este pecado y de acompañar a las mujeres que lo han cometido: al respecto, reveló que suele aconsejarles que le canten a sus hijos la "nana que no pudieron cantarles".

"Tantas veces (las mujeres que abortaron) deben encontrarse con el hijo. Yo aconsejo muchas veces, cuando lloran y tienen esta angustia y les digo que su hijo está en el cielo, que hablen con él, que le canten la nana que no pudieron cantarle", dijo. "Y ahí se da una reconciliación de la madre con el hijo, porque Dios ya ha perdonado. Para entender bien el drama del aborto hay que estar en el confesionario", agregó, según informó Vatican News, el portal de la Santa Sede.

"El mensaje de la misericordia es para todos, también para la persona humana en gestación. Después de haber cometido este error, hay misericordia también. Una misericordia difícil porque el problema no es en dar el perdón, el problema está en acompañar a una mujer que ha tomado conciencia de haber abortado. Son dramas terribles", también destacó. "Una vez oí a una doctora que hablaba de una teoría, que una célula del feto apenas concebido va a la médula de la madre y hay una memoria física. Es una teoría, pero una mujer cuando piensa en lo que ha hecho... Digo la verdad, hace falta estar en el confesionario, y ahí dar consolación, no atacar, por eso abrí la potestad de absolver el aborto por misericordia", recordó.

El sexo es un don de Dios, no es el cuco

Ante otra pregunta sobre los embarazos precoces, respaldó la educación sexual en las escuelas, siempre y cuando sea "objetiva". "En las escuelas hay que dar educación sexual. El sexo es un don de Dios, no es el cuco. Es el don de Dios para amar. Que algunos lo usen para ganar plata o explotar a otros, es otro problema. Pero hay que dar educación sexual, objetiva, como es. Sin colonización ideológica", afirmó. "El problema es el sistema, qué maestros eligen para esto o qué libros de texto. Yo vi cualquier verdura de esto", agregó, hablando en porteño y evocando su período como arzobispo de Buenos Aires. "Tiene que haber educación sexual. Lo ideal es que empiece en la casa. No siempre es posible porque hay tantas situaciones en las familias", añadió.

No al celibato opcional

Ante otra pregunta, reiteró su "no" al celibato opcional, aunque dejó abierta la puerta a la posibilidad, en ciertas circunstancias, de los "viri probati", hombres casados de virtudes probadas, para que atiendan en zonas alejadas, como la Amazonia, a pequeñas comunidades católicas.

Tras recordar que en el rito oriental el celibato es opcional antes del diaconado, a diferencia del rito latino, evocó a una frase de San Pablo VI, que dijo "prefiero dar la vida antes de cambiar la ley del celibato". "Personalmente, creo que el celibato es un don a la iglesia, no estoy de acuerdo con permitir el celibato opcional", aseguró. "Solamente quedaría alguna posibilidad en los lugares lejanísimos, pienso las islas del Pacífico, pero es algo para pensar, cuando hay necesidad pastoral, ahí el pastor debe pensar en los fieles", agregó, refiriéndose a los "viri probati".

El Papa también intentó bajar las expectativas en torno a la cumbre sobre el escándalo de abusos de menores por parte de sacerdotes -a la que convocó del 21 al 24 de febrero próximo en el Vaticano- donde participarán más de 115 presidentes de las conferencias episcopales de todo el mundo.

"He percibido un poco una expectativa inflada. Hace falta desinflar las expectativas porque el problema de los abusos continuará", advirtió. "Es un drama humano del que tenemos que tomar conciencia. Incluso nosotros, resolviendo el problema en la Iglesia y tomando conciencia, ayudaremos a resolverlo en la sociedad, en las familias. Pero primero, debemos tomar conciencia, tener los protocolos, e ir adelante".

ADEMÁS
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.