El Papa, a inmigrantes en EE.UU.: “No se avergüencen de sus tradiciones, que pueden enriquecer a esta tierra americana”

El Papa les habló a los inmigrantes desde el Independence Hall
El Papa les habló a los inmigrantes desde el Independence Hall Fuente: Reuters
El pontífice pronunció un discurso a favor de la inmigración frente a la comunidad hispana en el Independence Mall, símbolo de la historia de Estados Unidos; también abogó por la libertad religiosa
(0)
26 de septiembre de 2015  • 17:32

FILADELFIA.- Después de descansar unas horas en el Seminario San Carlos Borromeo, donde se hospeda en Filadelfia, última escala en su viaje de nueve días por Cuba y Estados Unidos, el papa Francisco se dirigió esta tarde en un papamóvil hacia el Independence Hall, en el caso histórico de la ciudad, donde dio un fuerte mensaje para abogar por los derechos de los inmigrantes.

Ante unas 40.000 personas, la mayoría de la comunidad hispana, el Papa pronunció un discurso en español enfocado en la inmigración y la libertad religiosa.

El Papa comenzó su discurso evocando el símbolo histórico del Independence Hall, donde los fundadores de los Estados Unidos firmaron la Declaración de Independencia y la Constitución. El papa argentino de 78 años utiliza el mismo atril que usó Abraham Lincoln cuando pronunció el discurso de Gettysburg durante la Guerra Civil.

"Recordemos las grandes luchas que llevaron a la abolición de la esclavitud, la extensión del derecho de voto, el crecimiento del movimiento obrero y el esfuerzo gradual para eliminar todo tipo de racismo y de prejuicios contra la llegada posterior de nuevos americanos", dijo el Papa, al abordar el tema de la migración, uno de los pilares de la campaña presidencial del año próximo en Estados Unidos.

Cuando un país guarda la memoria de sus raíces, sigue creciendo y sigue asumiendo en su seno nueva gente que viene a él
Papa Francisco

"Esto demuestra que cuando un país está determinado a permanecer fiel a sus principios, a esos principios fundacionales, basados en el respeto a la dignidad humana, se fortalece y se renueva. Cuando un país guarda la memoria de sus raíces, sigue creciendo, se renueva y sigue asumiendo en su seno nuevos pueblos y nueva gente que viene a él", exhortó el Papa, que desde que llegó llama a los estadounidenses a no cerrar las puertas a los inmigrantes.

"Nos ayuda mucho recordar nuestro pasado –continuó-. Un pueblo que tiene memoria no repite los errores del pasado. En cambio, afronta con confianza los retos del presente y del futuro". "La memoria salva el alma de un pueblo de aquello o aquellos que quieren dominarlo o quieren utilizarlo para sus propios intereses", añadió.

Hacia el fin de sus palabras, el Papa se volvió a dirigir a los "miembros de la gran población hispana de los Estados Unidos" que lo fueron a ver.

"Muchos de ustedes han emigrado, los saludo con mucho afecto. Y muchos de ustedes han emigrado a este país con un gran costo personal pero con la esperanza de construir una nueva vida. No se desanimen por las dificultades que tengan que afrontar. Les pido que no olviden que al igual que los que llegaron aquí antes, ustedes traen muchos dones a esta nación", les dijo.

Por favor, no se avergüencen nunca de sus tradiciones y que pueden enriquecer la vida de esta tierra americana

"Por favor, no se avergüencen nunca de sus tradiciones, no olviden las lecciones que aprendieron de sus mayores y que pueden enriquecer la vida de esta tierra americana", agregó.

"También están llamados a ser ciudadanos responsables y a contribuir provechosamente a la vida de las comunidades en que viven", añadió Francisco.

"Al contribuir con sus dones no solo encontrarán su lugar aquí sino que ayudaran a renovar la sociedad desde dentro", animó el Papa a los inmigrantes.

Sobre la libertad religiosa

Tal como estaba anunciado, el Papa también habló sobre la importancia de las libertades individuales, especialmente sobre la libertad religiosa, un "derecho fundamental" para "interactuar social y personalmente" con los prójimos.

"En un mundo en el que diversas formas de tiranía moderna tratan de suprimir la libertad religiosa, o de reducirla a una subcultura (...), o de utilizar la religión como pretexto para el odio y la brutalidad, es necesario que los fieles de las diversas religiones unan sus voces para clamar por la paz, la tolerancia y el respeto", indicó.

Sobre la globalización

El pontífice también mencionó que "vivimos en una época sujeta a la globalización del paradigma tecnocrático" y llamó a reflexionar al respecto.

"La globalización no es mala. Al contrario. La tendencia a globalizarnos es buena, nos une. Lo que puede ser malo es el modo de hacerlo. Si una globalización pretende igualar a todo como si fuera una esfera, esa globalización destruye la destreza y la particularidad de cada persona y de cada pueblo. Si una globalización busca unir a todos pero respetando a cada persona, a su riqueza, a su peculiaridad respetando a todos, esa globalización es buena nos hace crecer a todos y lleva a la paz", expresó.

Finalmente, el Papa volvió a cerrar con su clásico pedido: "Que Dios los bendiga a todos y por favor pido que recen un poquito por mí".

La agenda

Este mediodía, después de llegar a Filadelfia, Francisco pronunció celebró una misa en español frente a unas 1600 personas en la Basílica de Santos Pedro y Pablo en el centro de Filadelfia.

Más tarde, a partir de las 19.30 (20.30 en la Argentina), Francisco será la atracción estelar en el Encuentro Mundial de Familias, una conferencia para 18.000 personas de todo el mundo. Las actividades vespertinas incluyen una vigilia y un concierto en el bulevar Benjamin Franklin, en el que se prevé la actuación de Aretha Franklin, Andrea Bocelli y otros artistas.

Mañana, celebrará misa para una multitud estimada en un millón de personas, el último evento importante en los Estados Unidos antes de partir por noche hacia Roma.

Agencias AP y AFP

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.