En Florida, Jair Bolsonaro y Donald Trump afinan su relación especial

El magnate recibirá al exmilitar en su complejo de Mar-a-Lago, lo que se considera un gesto simbólico
El magnate recibirá al exmilitar en su complejo de Mar-a-Lago, lo que se considera un gesto simbólico Crédito: DPA
Marcelo Silva de Sousa
(0)
7 de marzo de 2020  

RÍO DE JANEIRO.- El presidente brasileño, Jair Bolsonaro , viaja hoy al estado de Florida, Estados Unidos, y llegará por la noche para cenar con el presidente estadounidense, Donald Trump , en la primera actividad de una visita que en los tres días siguientes tendrá el foco en alcanzar acuerdos bilaterales en el área militar y comercial.

El encuentro con Trump fue confirmado ayer por la Casa Blanca, que en una nota destacó que será una oportunidad para que los presidentes discutan cómo implementar políticas para apalancar el comercio y para generar inversiones en infraestructura.

Trump y Bolsonaro, un confeso admirador del republicano, se verán cara a cara por cuarta vez en poco más de un año, en la residencia que el estadounidense tiene en el resort Mar-a-Lago , en Palm Beach.

"El presidente [Trump] utilizará el encuentro como una oportunidad para agradecer a Brasil por su robusta alianza con Estados Unidos", rezó la nota, donde también se mencionó que los presidentes discutirán la situación en Venezuela.

El gobierno brasileño no ocultaba ayer su satisfacción por el encuentro en Palm Beach, que se barajaba desde hace días.

"Tiene un lado simbólico muy fuerte. Muy pocos jefes de Estado fueron recibidos en la residencia de Trump", destacó ayer a LA NACION una calificada fuente oficial que acompaña el armado del viaje.

La invitación a Bolsonaro surgió del senador republicano por Florida Rick Scott. El destino del viaje no es casual. Además de ser la ciudad donde se calcula que viven 250.000 brasileños, Brasil es el principal inversor externo en Florida.

Además del encuentro con el senador Scott, Bolsonaro se reunirá con el senador Marco Rubio, otro férreo detractor del régimen de Nicolás Maduro en Venezuela, y el alcalde de Miami.

Se prevé la firma de acuerdos bilaterales en tecnología, inversiones y defensa. El principal entendimiento será firmado el domingo, confirmaron a LA NACION fuentes del gobierno brasileño, cuando Bolsonaro visitará el Comando Sur del Ejército de los Estados Unidos en Miami.

El entendimiento en el que avanzarán los países es llamado RDT&E (Investigación, Desarrollo, Pruebas y Evaluación) por sus siglas en inglés. En la práctica permitirá el intercambio de programas en defensa, luego de que Brasil haya sido calificado el en marzo del año pasado como principal aliado militar extra-OTAN.

Brasil podrá tener acceso al mayor mercado de defensa del mundo mediante sociedades en proyectos. Empresas de ambos países podrán ser seleccionadas y contratadas para intercambiar programas, que tendrán la gerencia de autoridades de los dos países.

Bolsonaro participará el lunes de un seminario empresarial Brasil-Estados Unidos que explorará nuevas oportunidades de negocios con ese país, el segundo entre los mayores destino de las exportaciones, detrás solo de China.

La gira de Bolsonaro por Florida incluirá también una visita el martes a la fábrica de la aeronáutica Embraer en la ciudad de Jacksonville, en el norte de Florida. La empresa brasileña alcanzó en 2018 un acuerdo de asociación con la norteamericana Boeing, que retendrá el control de la aviación comercial y los servicios. El acuerdo todavía está demorado por reguladores de la Unión Europea, que analizan si la fusión significa una práctica monopólica.

La gira y, especialmente, el encuentro con Trump serán un aliciente para el presidente brasileño, luego de días de malas noticias en el plano político y económico.

Brasil ha vivido en los últimos días una agudización de tensiones políticas con el Congreso que tendrán como correlato protestas callejeras el 15 y 18 de marzo, a favor y en contra del presidente, respectivamente.

Bolsonaro buscará que el acercamiento con los Estados Unidos le rinda más frutos, luego de que su relación con ese país fuera ampliamente calificada como un "amor no correspondido". En la primera victoria diplomática relevante, en enero, Estados Unidos formalizó el apoyo a Brasil para que ingrese a la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE).

El encuentro podrá indirectamente ser provechoso para el gobierno argentino. Bolsonaro le prometió esta semana al presidente de la cámara de Diputados Sergio Massa que le pedirá a Trump un pedido de apoyo en la renegociación con el FMI.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.