"Es un error, es un horror", dijo un especialista en ceremonial y protocolo sobre la llegada de Emmanuel Macron

Un especialista en protocolo diplomático apunta contra los diversos errores de ceremonial
Un especialista en protocolo diplomático apunta contra los diversos errores de ceremonial Crédito: Prensa G-20
Delfina Galarza
(0)
29 de noviembre de 2018  • 14:07

La llegada del presidente francés, Emmanuel Macron , despertó el asombro de muchos y provocó dudas sobre cómo debe funcionar el protocolo diplomático a la hora de recibir a todos los mandatarios que participarán de la Cumbre del G-20 .

La polémica se desató cuando el líder francés bajó del avión acompañado de la primera dama, Brigitte Macron, y, ante la ausencia de la vicepresidenta Gabriela Michetti -responsable de recibirlo- o de cualquier tipo de recepción, Macron optó por saludar a un operario de rampa del Aeropuerto Internacional de Ezeiza.

En un giro inesperado, la imagen del saludo al empleado del aeropuerto cobró otro sentido, o por lo menos así lo interpretó la opinión pública. El clásico chaleco amarillo flúo utilizado por el operario de plataforma es un símbolo en sí mismo en Francia. Es la vestimenta que utilizaron los manifestantes en las recientes protestas masivas en el país europeo. Habrá que ver si Macron, entre la confusión de su arribo y las horas de viaje, relacionó un hecho con el otro.

El momento en el que Emmanuel y Brigitte Macron llegaban al país

01:27
Video

En ese momento la pareja intercambió miradas de desconcierto y siguió caminando por la pista hasta llegar al auto que los escoltaría al hotel, donde finalmente se encontraron con Michetti.

"Estas cosas pueden ocurrir, pero no deben pasar a ese nivel. Es un error, es un horror", dijo Guillermo Fogg, presidente del Centro de Estudios de Relaciones Internacionales y Ceremonial (Ceric).

Mientras que para algunos lo ocurrido durante la llegada de Macron no fue más que una nota de color de la Cumbre del G-20, para otros significó una falla en el protocolo difícil de explicar. El especialista coincidió con esta segunda postura, ya que para él los "errores" del operativo pueden deberse a mucha cuestiones, aunque "no deben pasar".

El encuentro entre la vicepresidente Gabriela Michetti y la pareja presidencial

00:42
Video

Según Fogg existieron diversos errores; desde una falla en la coordinación de horarios hasta la falta de alguien responsable que recibiera rápidamente a la pareja presidencial para subsanar la situación. "Si está todo bien previsto, no puede ser que el presidente que llega se vaya por otro lado sin saludar a ningún funcionario", comentó.

El especialista señaló que la falla del operativo "está en casa" y destacó: "Un presidente debe ser recibido por otro, y más cuando se trata de Francia, un país muy importante, sin subestimar a los otros".

Aunque no responsabilizó a la Cancillería y tampoco remarcó ningún error en particular, Fogg fue categórico: "Lo que pasó nos hace quedar como un país que no sabe lo que corresponde, cuando el protocolo debería estar afilado a la perfección. Se pueden llenar libros con los errores de protocolo en la Argentina".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.