Expectativa en Italia ante la posibilidad de un nuevo gobierno

El presidente termina las consultas y recibirá al M5E y al PD, que negocian una alianza
Elisabetta Piqué
(0)
28 de agosto de 2019  

VENECIA.- Hoy será el día de la verdad para la crisis política más pazza (loca) del mundo. El presidente Sergio Mattarella terminará su segunda ronda de consultas por la tarde. Después de haber recibido ayer a los partidos parlamentarios más pequeños, verá por la tarde a los más importantes.

Entonces, el Movimiento Cinco Estrellas ( M5E), que estuvo 14 meses en el poder junto la xenófoba Liga, y el Partido Democrático ( PD), de centroizquierda, en la oposición, deberán comunicarle si lograron sellar un acuerdo para formar un nuevo gobierno.

En caso afirmativo, entre hoy y mañana Mattarella podría darle al premier saliente, Giuseppe Conte, un encargo "exploratorio" para verificar esta posibilidad, tal como indica la Constitución.

Pero anoche seguía habiendo gran tensión e incertidumbre. Al cabo de una enésima jornada de infarto, avanzaba la hipótesis de un "Conte-bis", pero con muchos obstáculos aún irresueltos.

Es decir, seguía hablándose de un nuevo gobierno encabezado por el primer ministro saliente, Conte, abogado de 55 años que antes de renunciar, la semana pasada, vapuleó a Matteo Salvini, el hombre fuerte del colapsado gobierno populista, líder de la xenófoba Liga, con quien compartió el poder durante 14 meses.

En medio de un clima frenético, con muchos pasos adelante, pero también muchos para atrás y acusaciones cruzadas, el gran nudo que aún no lograba disolverse para sellar un acuerdo M5E-PD -que evitaría elecciones anticipadas y el ascenso al poder de Salvini- era el rol de Luigi Di Maio.

El líder del M5E, de 33 años, que fue junto a Salvini durante un año y dos meses viceprimer ministro del primer Ejecutivo populista de Europa, seguía exigiendo tener ese mismo rol de viceprimer ministro en un eventual nuevo gobierno con el PD y además de ministro, quizá del Interior.

Algo que el PD rechazaba, ya que si Conte, cercano al M5E -la fuerza de mayoría relativa en el Parlamento-, pasa a ser el nuevo jefe de gobierno, no tenía sentido que Di Maio, de la misma agrupación, fuera también viceprimer ministro.

Di Maio fue el gran ganador de las elecciones nacionales de marzo de 2018, cuando su movimiento antisistema, creado por el cómico Beppe Grillo, alcanzó el 32%. Pero en las elecciones para renovar el Parlamento Europeo del 26 de mayo pasado sufrió una enorme derrota a manos de Salvini. Como ministro del Interior y gracias a su política de cierre de puertos a las naves que rescatan inmigrantes, Salvini fue ganando consensos y fagocitando a su socio, Giggino.

Salvini arrasó en esos comicios, en los que transformó la Liga en el primer partido del país, con el 34% de los votos. Fue justamente ese triunfo el que trastocó los equilibrios de su matrimonio con el M5E y lo llevó a la ruptura el 8 de agosto pasado, después de una enésima pelea.

Pero Salvini no calculó que, más allá de los sondeos en su favor, no tiene los números en el Parlamento para forzar elecciones anticipadas. Allí, en cambio, quien tiene los números para negociar es su exsocio Di Maio, que ahora pretende volver a levantar cabeza después de meses de humillación.

¿Por qué Di Maio insiste en ser viceprimer ministro de un nuevo Ejecutivo liderado por Conte, poniendo en riesgo un difícil acuerdo con el PD? La explicación, según analistas, es que sabe que el "pueblo" grillino, que siempre detestó el PD, rechaza ese pacto. De hecho, anoche, en otro golpe de escena, el M5E, un partido que nació en las redes, comunicó en su blog que iba a someter a una votación online este pacto en ciernes, considerado por Salvini un complot.

Esta votación no solo representa un nuevo obstáculo a las negociaciones contra reloj aún en curso, sino también a los tiempos de esta crisis. Mattarella, en efecto, advirtió que quería que se resolviera en tiempos rápidos. Y que si no le presentaban una alternativa de gobierno serio, estable y duradero, no le quedaría otra opción que disolver el Parlamento y llamar a elecciones anticipadas, el sueño de Salvini.

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.