Guerra comercial: Gran Bretaña desafía a Trump y autoriza a Huawei a desarrollar su 5G

Acorralado entre la presión estadounidense y las dificultades de expulsar a Huawei, el primer minsitro optó por una solución intermedia
Acorralado entre la presión estadounidense y las dificultades de expulsar a Huawei, el primer minsitro optó por una solución intermedia Fuente: AFP
(0)
28 de enero de 2020  • 12:12

LONDRES.- Cuando faltan tres días para la salida de Gran Bretaña de la Unión Europea (UE), el primer ministro Boris Johnson tomó una decisión que desafía a quien se espera que sea su principal socio comercial en el futuro cercano, Estados Unidos, al anunciar que permitirá que la empresa de telecomunicaciones china Huawei participe en el desarrollo de la red 5G en el país.

El gobierno británico informó hoy que el acceso a la nueva red de internet móvil de alta velocidad le será restringido a una lista de fabricantes de equipos de telecomunicaciones de "alto riesgo", que integra Huawei. De esta forma, la empresa china no podrá operar en zonas "sensibles", como instalaciones nucleares y militares. Tampoco podrá proveer su infraestructura a las partes "centrales" de la red (que albergan las bases de datos de los clientes), pero sí le será permitido intervenir en otras áreas, con una cuota de mercado tope del 35%.

Si bien el comunicado no mencionó específicamente al fabricante chino, Huawei comunicó de inmediato su tranquilidad "por la confirmación del gobierno británico de que podemos seguir trabajando con nuestros clientes para continuar con el despliegue de la 5G" en el país. La empresa ya participa en la red 4G que ofrecen varios operadores, entre ellos BT, Vodafone y Three y en Gran Bretaña temían que su remoción completa del mercado implicaría una suba de costos para los consumidores, además de retrasar la llegada del 5G por dos o tres años, dada la superioridad tecnológica del equipamiento chino sobre las alternativas de origen europeo.

Decepción

Unas horas después del anuncio, el gobierno de EE.UU. dijo estar "decepcionado" del accionar de su aliado comercial y político. "No hay opción segura para que proveedores no confiables controlen cualquier parte de una red 5G", dijo un representante de Washington a la agencia AFP.

Huawei, el mayor fabricante para empresas de telefonía e internet del mundo, se encuentra en el centro de la guerra comercial entre el gigante asiático y EE.UU. El presidente Donald Trump acusó a la empresa de estar siendo controlada por Pekín e intentó limitar su expansión en los últimos dos años, prohibiendo a las empresas norteamericanas comercializar con ella y presionando a sus aliados para que no la incluyeran en la construcción de sus respectivas redes 5G,

Pero mientras que Japón y Australia, entre otros, se sumaron a la iniciativa, el premier británico optó por ignorarla, aunque sea de forma parcial. Por su parte, la mayoría de los grandes mercados emergentes, liderados por Brasil e India, están abriendo sus brazos al fabricante de equipos chino.

Al autorizar su participación, Johnson corre el riesgo de enojar a Washington en un momento en que el Reino Unido espera fortalecer sus lazos bilaterales de cara a la negociación de un ambicioso acuerdo comercial tras el Brexit, que se realizará el próximo viernes si el Parlamento Europeo aprueba el acuerdo de salida en la reunión de mañana.

Interna

El anuncio provocó una división en el seno del Partido Conservador, y hasta dentro del Gobierno. Mientras que el ministro de Finanzas Sajid Javid se mostró a favor, otros pesos pesados como la ministra del Interior Priti Patel y el ministro de Defensa Ben Wallace no vieron con buenos ojos la decisión de Johnson, según la prensa británica.

De igual modo, algunos diputados conservadores expresaron sus preocupaciones. Tom Tugendhat, presidente del comité de política exterior, advirtió que sería como "introducir el zorro en el gallinero", en referencia a las sospechas de espionaje gubernamental que recaen sobre la empresa desde hace una década. No obstante, los servicios de seguridad británicos aseguraron en repetidas oportunidades que es posible trabajar con el fabricante chino sin comprometer la seguridad nacional.

Por otro lado, el diario conservador The Times, anticipando la resolución del dilema al que se enfrentaba Johnson, llamó ayer a resistir la presión estadounidense. "El Reino Unido no se está alejando de Bruselas para que ahora sea Trump quien le diga qué hacer", escribió en un editorial.

Agencias AP, AFP y Reuters

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.