Las princesas de Dubai que tratan de escapar al orden familiar e irritan a la realeza

La princesa Haya, ayer, al dejar un tribunal en Londres
La princesa Haya, ayer, al dejar un tribunal en Londres Fuente: Reuters - Crédito: Toby Melville
Ante los últimos casos, las altas esferas del emirato buscan controlar al extremo su imagen en el extranjero
(0)
1 de agosto de 2019  

PARÍS (AFP).- En los últimos años, dos jóvenes princesas trataron de escapar de las garras de su padre, el todopoderoso emir de Dubai Mohammed ben Rachid al-Maktum, en dolorosos episodios de película, que finalmente fracasaron. Ahora, su sexta esposa, la princesa Haya, que se fugó a Londres, pide protección para su hija ante la Justicia británica.

En ese estratégico país del Golfo, los Emiratos Árabes Unidos, estos casos de "princesas rebeldes" saltaron a las primeras planas e irritaron en las altas esferas de Dubai, país ultraprotector con los asuntos de la familia real.

Esta ciudad-Estado controla cuidadosamente en el extranjero su imagen de gran centro financiero internacional y paraíso de lujo para los turistas, con sus gigantescos centros comerciales y sofisticados rascacielos. Pero este verano, la princesa Haya, de 45 años y sexta esposa del soberano emiratí desde su boda en 2004, provocó un escándalo al huir a Londres de su esposo de 70 años.

Después lanzó un procedimiento inédito contra su esposo, al pedir anteayer ante un juez de asuntos familiares de Londres obtener una medida de protección contra una boda forzada que podría involucrar a su descendencia. También pidió una medida de protección contra actos brutales y la guarda de sus hijos.

El jeque Al-Maktum reclama, por su parte, el retorno de sus hijos a los Emiratos Árabes Unidos. Ayer, en una segunda audiencia se decidió que el juicio continúe en noviembre próximo.

Nacida y criada en Jordania, Haya fue educada en escuelas privadas de la elite británica y es diplomada de Oxford. Se presenta como la encarnación de la mujer musulmana moderna. "Las mujeres deben tomar conciencia de su fuerza", dijo en 2016 a una revista emiratí.

"El soberano de Dubai escribe poesía sobre su corazón roto por la fuga de su mujer, pero dado el maltrato que da a sus hijas detenidas, parece no tolerar a las mujeres salvo cuando están confinadas en su cárcel dorada", indicó el director de Human Rights Watch (HRW), Ken Roth, en referencia a las princesas Latifa y Shamsa, hijas del emir.

Las princesas trataron de huir, pero tuvieron menos suerte. En marzo de 2018, Latifa al-Maktum, de 32 años, anunció en un video difundido en YouTube su deseo de huir de su país.

Al borde de las lágrimas, dijo que fue "torturada" y "encarcelada durante tres años" por su padre luego de una primera tentativa de fuga cuando solo era una adolescente, en 2002, y criticó a "un padre que solo piensa en su imagen" y "destruye la vida de tantas personas".

"Hago este video en caso de que esto fracase", dijo. El video fue publicado ya que la tentativa, digna de una película de acción, iniciada el 24 de febrero de 2018, fracasó de manera espectacular.

Con ayuda de una amiga finlandesa, la princesa logró salir de la ciudad-Estado para embarcar discretamente en aguas de Omán, sultanato vecino, en un velero estadounidense, pero su intento fracasó en la noche del 4 al 5 de marzo, en aguas internacionales frente a Goa, cuando el buque fue abordado por la Marina india, según la finlandesa Tiina Jauhiainen.

El gobierno de Dubai confirmó después que la princesa fue llevada de vuelta ante su familia y que estaba bien.

La organización con sede en Gran Bretaña Detenidos en Dubai dijo que la "situación de Haya y Latifa muestra faltas graves y abusos legalizados del sistema judicial de los Emiratos, en particular en lo que respecta a los derechos de las mujeres". En el video de marzo de 2018, Latifa dijo estar marcada por el destino de su hermana mayor, la princesa Shamsa, hija del emir de Dubai.

A los 18 años, Shamsa trató de huir de su padre en 2000 cuando estaba de vacaciones en Gran Bretaña, pero fue encontrada tras dos meses de fuga, "drogada", llevada a Dubai en jet privado y encerrada. "No tiene libertad. Está rodeada por enfermeras y debe tomar medicamentos que controlan su pensamiento", había denunciado Latifa en el video.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.