¿Medicina china o tradicional? El brote acentúa el debate

Sui-Lee Wee
Sui-Lee Wee MEDIO: The New York Times
(0)
6 de febrero de 2020  

PEKÍN.- Como parte de sus esfuerzos para brindar tratamiento médico a los pacientes infectados con el nuevo coronavirus, el gobierno chino evalúa utilizar un cóctel de drogas antivirales y también recomienda a sus médicos que prescriban "la píldora bovina del palacio de la calma" ( an gong niu huang wan), un remedio tradicional chino que contiene cálculos biliares de bovino, cuerno de búfalo, jazmín y perla.

No hay cura conocida para el nuevo coronavirus, que solo en China ya mató a 560 personas y enfermó a más de 24.000. La Comisión Nacional de Salud de China recomienda a los médicos que traten a sus pacientes con un cóctel de drogas occidentales utilizadas para el tratamiento del VIH y otros virus, dependiendo de la gravedad del caso.

Pero el gobierno también busca complementar el tratamiento occidental con remedios de la medicina tradicional china y que son parte de la identidad nacional.

"Creo que es el abordaje adecuado", dice Cheng Yung-chi, profesor de Farmacología de la Universidad de Yale. "Pronto tendremos las evidencias y tenemos que darle el beneficio de la duda".

No hay pruebas clínicas que demuestren la eficacia de las raíces de diversas plantas, el regaliz y la píldora an gong niu huang wan. Los médicos dicen que ese régimen puede aliviar algunos síntomas y tiene pocos efectos colaterales. Pero sus detractores dicen que el uso de esos preparados puede ser riesgoso para los pacientes.

El uso de remedios tradicionales chinos va en línea con el impulso que quiere darle el presidente Xi Jinping como fuente de orgullo nacional. Xi manifestó que la administración pública debe darle tanta importancia a la medicina tradicional china como a la medicina occidental, y su gobierno quiere que esos remedios sean promocionados en el Cinturón y la Ruta de la Seda, la iniciativa de China para construir puertos, ferrocarriles y otras obras de infraestructura en varios países.

Durante el brote de síndrome respiratorio agudo grave (SARS) de 2002 y 2003, los médicos descubrieron que los esteroides recetados para reducir la inflamación tenían efectos colaterales perjudiciales, como la destrucción ósea. La medicina china, dicen, mitigaría algunas de esas reacciones adversas.

En su plan de tratamiento para el coronavirus difundido ayer, la Comisión Nacional de Salud recomendó remedios tradicionales chinos que podrían ser utilizados en combinación con drogas antirretrovirales para el VIH, como el lopinavir o el ritonavir. También sugirió la píldora an gong niu huang wan para los síntomas severos, como la dificultad para respirar.

Algunos hospitales ya están usando una combinación de ambas. En las últimas semanas, el Departamento de Salud de Pekín informó que ya habían sido dados de alta dos pacientes tratados con medicina china y otras drogas no especificadas. Y en la ciudad de Guangzhou las autoridades sanitarias informaron que 50 pacientes habían dejado de tener fiebre después de haber usado remedios chinos en combinación con otras drogas.

El doctor Cheng, presidente del grupo de académicos Consorcio para la Globalización de la Medicina China, dice que ya se están realizando pruebas clínicas para determinar la eficacia de la medicina china en Wuhan, epicentro del brote.

Jiang Xianfeng, practicante de la medicina tradicional china en un exclusivo hospital de Pekín, el United Family Healthcare, dice que los remedios chinos son seguros, efectivos y fáciles de obtener.

"¿Acaso la medicina occidental tiene una mejor respuesta para este virus?", dice Jiang. "Los chinos hemos vivido este tipo de plagas muchas veces en nuestros miles de años de historia. Si la medicina china no fuese efectiva, el pueblo chino habría dejado de existir".

Tras el brote del SARS, la Organización Mundial de la Salud (OMS) estudió durante un tiempo el uso de medicina tradicional china y determinó que era segura y que había demostrado ser un alivio para algunos síntomas. Investigadores de Estados Unidos y Taiwán descubrieron que ciertas hierbas tenían la capacidad de suprimir el virus si eran administradas en niveles de concentración específicos, mientras que otros estudios arrojaron resultados no concluyentes.

La incertidumbre científica no detiene al gobierno chino. En esta segunda versión del plan de tratamiento, la comisión de salud ha agregado más remedios tradicionales a sus recomendaciones.

Riesgos

Zhu Mao, jefe de ventas de un fabricante de remedios tradicionales chinos de Hubei, dice que están entregando más de 20.000 dosis diarias a pedido del gobierno.

Laurie Garret, miembro del comité asesor en temas de salud del Foro Económico Mundial, dice que el uso de medicina tradicional en el brote del coronavirus puede ser riesgoso, ya que no está respaldado por investigaciones rigurosas.

En Hong Kong, los médicos no están convencidos de la efectividad de los remedios tradicionales. "No pretendo subestimar sus tratamientos, pero nosotros no aplicamos esa medicina", dice Arisina Ma, presidenta de la Asociación de Médicos Públicos de Hong Kong.

En China, la gente busca ansiosamente la forma de protegerse. En varias ciudades del país, se formaron largas filas para comprar shuanghuanglian, un preparado de hierbas, flores y otros ingredientes, después de que dos institutos de investigación subvencionados por el gobierno publicaron un estudio que decía que ese compuesto era efectivo para prevenir el coronavirus.

Cheng reclama que los medios de comunicación de China sean más cautos en sus informes y dice que la capacidad de los remedios tradicionales chinos para inhibir el virus no es equivalente a una forma de prevención o tratamiento.

Qin Xi, encargado de una farmacia de Pekín, dice que las ventas de algunos remedios tradicionales están batiendo récords. "Si funcionan o no, quién sabe", dice.

The New York Times

Traducción de Jaime Arrambide

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.