Notre Dame, testigo de la historia de Francia y popularizada por el jorobado

La fachada de Notre Dame
La fachada de Notre Dame Fuente: AFP
Luisa Corradini
(0)
15 de abril de 2019  • 15:40

PARÍS- A las 20.05 de hoy, cuando se desplomó la aguja de 96 metros de alto de la catedral Notre Dame de París , los franceses tuvieron la impresión de asistir al derrumbe del mayor símbolo de su historia.

Incendio en Notre Dame: así cayó la torre principal de la Catedral

00:12
Video

Esa imponente iglesia, que tiene 127 metros de largo por 48 de ancho, visitada por 14 millones de turistas cada año, es el monumento más importante del país. En sus 9 siglos de historia, jamás había sufrido un incendio ni tampoco padeció daños durante la Revolución Francesa ni en las diversas rebeliones que conoció la capital.

Las tareas de restauración
Las tareas de restauración Fuente: AFP

Todos esos episodios fueron inmortalizados por Víctor Hugo en su famoso libro "Notre Dame de París".

Incluso resultó indemne durante la Segunda Guerra Mundial, pues fue rodeada por bolsas de arena para protegerla de los bombardeos y de los combates callejeros.

La catedral de Notre Dame está ubicada en la isla de Cité
La catedral de Notre Dame está ubicada en la isla de Cité Fuente: AFP

La catedral, cuya construcción comenzó en los años 1100, demoró casi dos siglos en quedar casi terminada, en el siglo XIII, pero siempre se dijo que faltaba concluir las torres.

En su planta cruciforme de 5 naves y doble deambulatorio de 5500 m² se realizaron las coronaciones del rey Enrique VI de Inglaterra en 1429, durante la guerra de los Cien Años, y de Napoleón Bonaparte en 1804. Allí también el general Charles de Gaulle hizo cantar un Te Deum para celebrar la liberación de París y en 1909 fue el escenario de la beatificación de Juana de Arco.

La catedral de Notre Dame por dentro - Fuente: YouTube

10:44
Video

La catedral de estilo gótico, cuya construcción comenzó en los años 1100, demoró casi dos siglos en quedar casi terminada, en el siglo XIII, pero siempre se dijo que faltaba concluir las torres.

Cuando aún no fueron totalmente apagadas las llamas que devoraron ese patrimonio mundial de la humanidad —como lo declaró la UNESCO—, las principales dudas se refieren al futuro. Los expertos desean saber cuán grande fue el daño que sufrieron los famosos vitrales de la catedral, en particular la gran roseta ubicada en el sector del edificio más afectada. El otro gran temor concierne el órgano, modernizado de 1963 a 1975. Gracias a su restauración en 1992 fue posible restituir las sonoridades sinfónicas de los órganos de los siglos XVII y XVIII, mejorados por los aportes del mundo contemporáneo.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.