Nueva York: el papa Francisco ofició una misa en el Madison Square Garden

Francisco y su misa multitudinaria en el mítico Madison Square Garden
Francisco y su misa multitudinaria en el mítico Madison Square Garden Fuente: Reuters
Dedicó su homilía a los "ciudadanos de segunda categoría, los que esconden el rostro por carecer de derechos o tener una ciudadanía"
(0)
25 de septiembre de 2015  • 20:04

NUEVA YORK.- El papa Francisco dedicó la homilía de la misa que ofició en el Madison Square Garden de la ciudad de Nueva York a los "ciudadanos de segunda categoría", los que "esconden el rostro" por carecer de derechos.

"Las grandes ciudades se vuelven polos que parecen presentar la pluralidad de maneras que los seres humanos hemos encontrado de responder al sentido de la vida en las circunstancias donde nos encontrábamos", explicó el pontífice.

Francisco cerró hoy su visita a Nueva York llamando a la esperanza y la solidaridad en la misa en el Madison Square Garden ante 20.000 personas, algunas emocionadas hasta las lágrimas.

Tras un día y medio de intensa actividad en la ciudad más grande de Estados Unidos, tierra de adopción de millones de inmigrantes, el papa habló en español para rendir homenaje a la diversidad de las metrópolis, pero subrayando también sus "desafíos".

"En las grandes ciudades, bajo el ruido del tránsito, bajo 'el ritmo del cambio', quedan silenciados tantos rostros por no tener 'derecho' a ciudadanía, no tener derecho a ser parte de la ciudad, los extranjeros, los hijos de éstos (y no solo) que no logran la escolarización, los privados de seguro médico, los sin techo, los ancianos solos", dijo.

En ese sentido, invitó a los neoyorquinos a salir al encuentro de sus prójimos: "Vayan, una y otra vez, vayan sin miedo, sin asco, vayan", afirmó. Algunos fieles habían esperado horas para poder asistir a la misa a raíz de las draconianas medidas de seguridad.

Pero la atmósfera era de euforia, como en cada etapa de la agenda del papa de 78 años, recibido por una multitud entusiasta el jueves por la tarde en la Quinta Avenida y ovacionado por unas 90.000 personas en una procesión en Central Park este viernes.

En el Madison Square Garden, dio una vuelta en un vehículo de golf antes de la misa deteniéndose para bendecir a algunas personas. Francisco concluirá su visita a Estados Unidos el domingo en Filadelfia.

Ciudadanos de segunda

"Las grandes ciudades esconden el rostro de tantos que parecen no tener ciudadanía o ser ciudadanos de segunda categoría", afirmó Francisco en la misa.

"En las grandes ciudades, bajo el ruido del tránsito, bajo 'el ritmo del cambio', quedan silenciados tantos rostros por no tener 'derecho' a ciudadanía, no tener derecho a ser parte de la ciudad", agregó Jorge Mario Bergoglio.

Entre esos mencionó a "los extranjeros, los hijos de estos (y no solo) que no logran la escolarización, los privados de seguro médico, los sintecho, los ancianos solos-, quedando al borde de nuestras calles, en nuestras veredas, en un anonimato ensordecedor".

"Se convierten en parte de un paisaje urbano que lentamente se va naturalizando ante nuestros ojos y especialmente en nuestro corazón", dijo Francisco.

La homilía formó parte de la liturgia de una misa con la que el papa terminó una intensa jornada que comenzó en la sede de Naciones Unidas, le siguió una oración interreligiosa en la "zona cero" y una visita a una escuela con niños y familias inmigrantes.

Agencias EFE y AFP

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.