Persecución: ¿Cuál es el país más peligroso para los periodistas?

De 49 muertes a nivel global, un número históricamente bajo, el 20% sucedieron en México
De 49 muertes a nivel global, un número históricamente bajo, el 20% sucedieron en México Fuente: AFP
Malena Duchovny
(0)
4 de febrero de 2020  • 17:07

México sigue siendo el país más peligroso del mundo para ser periodista, según la Federación Internacional de Periodistas (IFJ). El último informe anual de la organización pone al país a la cabeza del triste ranking de muertes de periodistas con 10 de las 49 fatalidades a nivel global, una menos que el año pasado pero de todos modos el número más alto. Internacionalmente, el número es históricamente bajo.

Según la IFJ, "los cárteles del crimen organizado y la debilidad [del] poder político" se suman para generar un clima de extrema violencia y absoluta impunidad. "Resultan alarmantes las docenas de casos de asesinatos de periodistas que siguen sin ser investigados y resueltos por las autoridades mexicanas", dijo la organización en la presentación del informe.

El presidente Andrés Manuel López Obrador tiene una relación tensa con la prensa, o al menos con parte de ella. "Me parece peligroso su discurso desacreditando la labor periodística", dice Alejandra Ibarra Chaoul, periodista mexicana y fundadora de Defensores de la Democracia, un archivo que conserva los trabajos de sus colegas asesinados. "Durante el primer año [de su presidencia, 2019], se mantuvo un nivel altísimo de asesinatos y ahora con lo de Sergio Aguayo es un problema que pasa a lo civil también", agrega.

Sergio Aguayo es un periodista mexicano que deberá pagar 10 millones de pesos (535.000 dólares) en daños al exgobernador Humberto Moreira por una columna de opinión en la que lo acusaba de corrupto. " No hay miras de que se esté condenando la persecución civil", se lamenta Ibarra Chaoul.

La cautela ante el peligro

Según la periodista, que escribió un libro sobre el juicio a El Chapo en Estados Unidos ( El Chapo Guzmán. El Juicio del Siglo), la amenaza de violencia genera una cautela especial: "No estoy expuesta como lo están mis colegas de Ríodoce en Sinaloa. Pero te puedo decir que durante el juicio fui siempre muy cuidadosa en no hacer juicios de opinión ni caracterizaciones y simplemente reportear lo que sucedía". Varios periodistas incluso dejan de firmar sus notas por miedo a ser identificados y asesinados, según recupera el informe de IFJ.

La protección ofrecida por el gobierno para periodistas amenazados no parece ser completamente efectiva. Según el informe, tres de los asesinados estaban bajo el cuidado del estado nacional al momento de su muerte.

Según la IFJ, "los cárteles del crimen organizado y la debilidad del poder político" se suman para generar un clima de extrema violencia y absoluta impunidad

A partir de su trabajo con periodistas víctimas de violencia, Ibarra Choual ha identificado ciertos patrones en la situación. "En el interior del país hay menos visibilidad y gobiernos locales con más corrupción, lo que deja a los periodistas más expuestos. La mayoría [de los periodistas atacados] era de medios locales, que se enfrentan a muchos tipos de violencia, empezando por la precariedad laboral (malos pagos, poco respaldo institucional, malas prestaciones) y ambientes donde la violencia se ha atomizado y donde muchos gobiernos locales están coludidos".

Además, la periodista ve con preocupación el avance no solo en contra de los medios de comunicación sino de la libertad de expresión en sí, con ataques que toman como blanco a columnistas o personas que opinan en redes sociales.

A nivel regional, el informe destaca a América Latina y el Caribe como la región más peligrosa para ejercer el periodismo, como lo fue en 2018. Además de los 10 asesinatos en México, hubo tres en Honduras, dos en Haití, dos en Brasil y uno en Colombia, es decir, un 37% del total mundial.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.