Polémica en Francia: prohíben el uso del burkini en Cannes

La norma restringe el acceso a los que usen ropa que manifieste pertenencia religiosa; denuncian discriminación
Luisa Corradini
(0)
13 de agosto de 2016  

En la Riviera Francesa, una mujer se mete al mar vestida con “burkini”
En la Riviera Francesa, una mujer se mete al mar vestida con “burkini” Fuente: AP

PARÍS.- Cannes decidió prohibir el uso del burkini en las playas de esa ciudad mediterránea -célebre por acoger el Festival Internacional de Cine-, pero esa decisión desató una tormenta política en Francia. Las ONG de derechos humanos acusan al alcalde conservador David Lisnard de querer atraer los votos de la extrema derecha.

El decreto que firmó Lisnard prohíbe "el acceso a las playas y al mar a toda persona que no lleve una vestimenta correcta, acorde con las buenas costumbres y el laicismo, que respete las reglas de higiene y seguridad en el agua".

Según el alcalde, miembro del partido Los Republicanos del ex presidente Nicolas Sarkozy, la prohibición concierne específicamente toda "vestimenta de playa que manifieste en forma ostensible una pertenencia religiosa, en momentos en que Francia y los sitios de culto católicos son blanco de ataques terroristas". "Usarlas -argumenta- puede alterar el orden público". Para Lisnard, "es una medida destinada a proteger la población en un contexto de estado de emergencia y acciones terroristas".

Pero las asociaciones de defensa de los derechos humanos no lo interpretan así. Y muchas han llevado el caso ante la Justicia. Entre ellas, el Colectivo contra la Islamofobia en Francia (CCIF) y la Liga de Derechos Humanos (LDH). Por su parte, SOS-Racismo reprocha al alcalde "aprovechar (políticamente) el miedo" suscitado por el atentado de Niza, que el 14 de julio provocó 85 muertos, y el ataque de Saint-Etienne-du Rouvray, donde un sacerdote fue degollado por dos islamistas.

"¿Acaso se rompe el orden público cuando la gente circula por la playa en traje de buceo?", ironiza Nicolas Cadène, del Observatorio del Laicismo.

La ley sobre el velo integral, que rige en Francia desde 2010, prohíbe el ocultamiento de la cara en el espacio público por razones de seguridad. Pero no el burkini, traje de baño que sólo cubre todo el cuerpo.

Para el CCIF, el reglamento del alcalde de Cannes es "ilegal, discriminatorio y anticonstitucional". Esa ley, en efecto, no autoriza a prohibir el acceso a las playas sólo porque se use un símbolo religioso. En ese caso, las monjas o los judíos con kipá no podrían poner los pies en las playas de Cannes.

"¿Qué define un burkini?", se interroga Marwan Muhammad, director del CCIF. "Si en la playa una mujer usa una remera y un short, nadie dirá nada. Pero si agrega un pañuelo islámico, corre el riesgo de ser expulsada: el objetivo son claramente las musulmanas", afirma.

Uno de los adjuntos del alcalde, Thierry Migoule, afirma: "No se trata de prohibir el uso de signos religiosos en la playa, sino las vestimentas que aluden en forma ostentosa a una lealtad hacia movimientos terroristas que nos han declarado la guerra". Para Muhammad, "ese texto y esa explicación hacen una vergonzosa amalgama entre las mujeres musulmanas y los terroristas".

"El laicismo no es una noción que se puede manipular para instaurar una policía vestimentaria", advierte Nicolas Cadène.

La Liga de los Derechos Humanos califica la decisión del alcalde de "abuso del derecho". Pero las asociaciones manifiestan su serenidad frente a la futura decisión judicial: "En casos similares siempre obtuvimos la condena requerida", dice Cadène.

Para las ONG, ese tipo de textos es fruto de "la histeria política que reina en períodos de tensión y en vísperas de campaña electoral". "Se trata de un constante ciclo de irresponsabilidad de parte de los representantes políticos, que hacen el juego a todos los extremismos, religiosos y políticos", se lamenta el presidente de CCIF.

Francia es periódicamente escenario de polémicas en torno de la práctica religiosa del islam. A comienzos de semana, un parque acuático cerca de Marsella -que cuenta con una importante población musulmana- canceló el proyecto de dedicar un día de la semana sólo a las mujeres con burkini, después de que la idea fue denunciada por personalidades políticas tanto de la derecha como de la izquierda.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.