Coronavirus. "Recién es el comienzo": el rebrote deja a la vista las fallas en EE.UU.

Trump, más abocado a la campaña que a la pandemia.
Trump, más abocado a la campaña que a la pandemia. Crédito: Tyler Tomasello / ZUMA Wire / dpa
Rafael Mathus Ruiz
(0)
30 de junio de 2020  • 19:40

WASHINGTON.- Cinco meses después de detectar el primer caso de coronavirus , el fuerte rebrote de los contagios dejó a la vista el fracaso de Estados Unidos en controlar la peor pandemia de los últimos 100 años.

Mientras otros países empiezan a ver la luz al final del túnel, la primera potencia global ve cómo la propagación del virus se acelera , y empieza a dar marcha atrás, sin estrategia nacional, dividida, y en medio de las advertencias más crudas de sus principales epidemiólogos, quienes alertan que el calvario de los últimos meses "es solo el principio" , el país va en la dirección equivocada y los contagios aún pueden aumentar.

Europa, antes epicentro de la pandemia, logró aplanar la curva de contagios y anunció la apertura de sus fronteras externas a Canadá , Japón , Nueva Zelanda , e incluso a China , entre otros países. Pero el Viejo Continente dejó afuera a Estados Unidos , devenido en un paria global junto con Brasil , Rusia y la India , las cuatro naciones con mayor cantidad de casos confirmados de Covid-19 del planeta.

Estados Unidos quedó encerrado en el peor de los mundos: tiene una de las tasas de mortalidad más altas -38,6 muertes por cada 100.000 habitantes , según la Universidad Johns Hopkins-, la mayor cantidad de casos y muertes del planeta, y cayó en la peor recesión desde la Gran Depresión . Pero, a diferencia de Europa, la curva comenzó a empinarse en las últimas semanas, cuando la cantidad de casos nuevos se disparó hasta acomodarse arriba de los 40.000 diarios.

"Estoy muy preocupado, y no estoy satisfecho con lo que está pasando porque vamos en la dirección equivocada si se mira la curva de nuevos casos , así que necesitamos hacer algo al respecto, y necesitamos hacerlo rápido", alertó, sin medias tintas, Anthony Fauci, el principal epidemiólogo del gobierno federal, al testificar ante un panel del Senado. "Claramente, no tenemos el control total en este momento", cerró.

Fauci dejó otro alarmante pronóstico: la cantidad de casos nuevos podía llegar a los 100.000 diarios si el país sigue por el mismo camino.

Presiones

Estados Unidos nunca aplicó una cuarentena nacional dura como Italia , España o la Argentina . Donald Trump delegó la decisión en los estados, y varios gobernadores, alcaldes y autoridades locales -presionados por sus residentes, empresas y la Casa Blanca- levantaron demasiado pronto las órdenes de confinamiento y las restricciones a los negocios, y "abrieron" playas, gimnasio, bares y restaurantes. Fauci dijo que algunos estados se apuraron, justo cuando la llegada del verano boreal coincidió con el hastío de la gente. A eso se sumó la falta de un programa robusto de "rastreo de contactos" a pie.

Anne Schuchat, número dos del Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, según sus siglas), también trazó un durísimo diagnóstico sobre la pandemia en una entrevista con The Journal of the American Medical Association.

"No estamos en la situación de Nueva Zelanda , Singapur o Corea del Sur, donde se identifica rápidamente un nuevo caso y todos los contactos se rastrean y se aísla a las personas que están enfermas y las personas que están expuestas están en cuarentena y pueden mantener las cosas bajo control", afirmó Schuchat. "Tenemos demasiados virus en todo el país para eso en este momento. Es muy desalentador" , reconoció.

Schuchat dijo que el país se hizo "falsas esperanzas" con la llegada del verano y la disminución paulatina en los casos que se vio tras el pico de abril, y la gente comenzó a hacerse la idea de que el país comenzaba a dejar atrás la pandemia. Schuchat desterró esa idea: "Este es realmente el comienzo, y lo que esperamos es que podamos tomarlo en serio y frenar la transmisión".

El brutal escenario que trazaron Fauci y Schuchat mostró, otra vez, la enorme brecha entre el mensaje que baja desde el poder político y el que brindan los expertos en salud pública.

Trump, el vicepresidente, Mike Pence, y sus voceros en la Casa Blanca dijeron una y otra vez que hicieron un "trabajo genial" contra la pandemia , y brindaron un panorama de la crisis alejado de la realidad. Trump, quien puso últimamente una mayor atención en la campaña que en la pandemia, dijo que el aumento de los casos se debe a que se hacen más tests, pero en al menos 30 estados subió también el porcentaje de resultados positivos . El viernes último, Pence lideró la primera conferencia de prensa del task force desde el 27 de abril. Dijo que la propagación del virus se había frenado, que Estados Unidos aplanó la curva y había hecho "un progreso realmente notable", y que los 50 estados estaban abriendo "de manera segura y responsable". Nada de eso es cierto tampoco.

El virtual candidato presidencial demócrata, Joe Biden , presentó ayer su plan para enfrentar la pandemia del coronavirus con fuertes críticas a Trump. Una de sus promesas si llega a la presidencia: acceso total al Salón Oval de la Casa Blanca para Fauci, y una "plataforma sin censuras para hablar directamente al pueblo estadounidense".

"No tenía que ser de esta manera. Mes tras mes, mientras otros líderes y otros países tomaron las medidas necesarias para controlar el virus, Donald Trump nos falló", atizó Biden.

El demócrata dijo que el país necesita "planes reales, lineamientos reales, con estándares nacionales y uniformes" para guiar el camino hacia la nueva normalidad la reapertura económica. "Lo que sea que hayamos estado haciendo -insistió Biden-, no funciona".

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.