Ucraniagate: el escándalo crece y Trump sale al ataque contra todos

Trump, ayer, durante una ceremonia con militares en Virginia
Trump, ayer, durante una ceremonia con militares en Virginia Fuente: AFP
Apuntó contra el informante, contra los demócratas y la prensa; además, fue criticado por citar el riesgo de una "guerra civil" en caso de un impeachment
Rafael Mathus Ruiz
(0)
1 de octubre de 2019  

WASHINGTON.- Decidido a ganar la batalla del relato, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, apuntaló sus ataques contra el informante que desató el escándalo del Ucraniagate, los demócratas y la prensa, en una escalada en la campaña desplegada por la Casa Blanca y los republicanos para intentar contener la peor crisis política que ha enfrentado Trump desde que asumió la presidencia.

En medio de una furiosa ofensiva presidencial, los demócratas en el Congreso intimaron a su abogado, Rudy Giuliani, a que entregara información, y anunciaron que esperan que el informante testifique pronto en la investigación para decidir si avanzan con un eventual juicio político, luego de que su abogado advirtió al gobierno federal sobre sus "serias preocupaciones" por su seguridad y la posibilidad de que su identidad sea develada.

"Estamos tratando de averiguar sobre el informante. Tenemos un informante que informa cosas que son incorrectas", desafió Trump, ayer, en la Casa Blanca.

Las últimas revelaciones complicaron aún más al mandatario. El respaldo de la gente a un impeachment creció en los últimos días. El periódico The Wall Street Journal informó que el secretario de Estado, Mike Pompeo, fue testigo de la llamada del escándalo entre Trump y el presidente de Ucrania, Volodomir Zelenski, y The New York Times reveló que hubo otra llamada, con el primer ministro de Australia, en la que Trump buscó ayuda para desacreditar la investigación del Rusiagate de Robert Mueller.

Ayer, desatado, Trump concentró durante la mañana su batería de ataques en Twitter: sugirió que el congresista demócrata que lidera la investigación sobre el Ucraniagate para un eventual juicio político, Adam Schiff, sea arrestado por "traición"; acusó al informante de mentir y de ser un "falso informante", y volvió a denunciar "la peor caza de brujas" en la historia del país.

Trump provocó una ola de críticas por citar, anteanoche, a un controvertido pastor evangélico, Robert Jeffres, quien alertó en la cadena Fox News sobre el riesgo de una "guerra civil" si prospera el impeachment que impulsa la oposición.

"El informante no sabía casi nada, ¡su descripción de 2a mano de la llamada es un fraude!", dijo Trump en uno de sus mensajes. "¡La mayor caza de brujas en la historia de nuestro país!", había tuiteado antes.

Acusaciones

Los intentos del oficialismo por desacreditar al informante chocan contra una realidad: los puntos centrales de su denuncia fueron corroborados por el memorándum difundido por la Casa Blanca con un resumen de la conversación entre Trump y Zelenski, en la cual le pide como un "favor" que investigue a los demócratas, incluido su principal rival político de cara a las elecciones presidenciales de 2020, Joe Biden, y su hijo, Hunter Biden.

El mandatario ha acusado a Biden y a su hijo de supuestos hechos de corrupción. Hunter Biden ocupó una silla en el directorio de Burisma, la principal compañía de gas de Ucrania, cuando Biden era vicepresidente. Aunque ninguno ha sido acusado de haber cometido un delito y no han surgido evidencias de un crimen, analistas, exfuncionarios y activistas han hecho hincapié en que, en el mejor de los casos, ese vínculo ofrece la percepción de un conflicto de intereses.

Trump dividió sus ataques entre el informante, un agente de la CIA devenido en la última obsesión presidencial, los demócratas, que avanzan firmes y unidos con su investigación para determinar si avanzan con el juicio político, y los medios. La Casa Blanca y los aliados de Trump intentan evitar que crezca el respaldo público al juicio político.

Encuestas

Una encuesta de la cadena CBS, difundida el fin de semana, reveló que una mayoría de los norteamericanos, el 55%, respaldan la investigación sobre un impeachment contra Trump. Como suele suceder en casi todos los temas políticos, existe una fuerte división entre demócratas, entre quienes el apoyo es del 87%, y republicanos, entre quienes cae al 27 por ciento.

Otro sondeo, de la Universidad Quinnipiac, mostró un respaldo creciente a un juicio político, aunque aún predomina una marcada división ante la pregunta de si Trump debe ser juzgado y removido de la presidencia: un 47% cree que si, y el mismo porcentaje opina que no.

Uno de los abogados del informante, Andrew P. Bakaj, envió una carta durante el fin de semana al director nacional interino de Inteligencia, Joseph Maguire, en la cual puso por escrito las "serias preocupaciones" sobre la seguridad de su cliente. Bakaj citó tuits de Trump en los que acusa al informante de actuar como un "espía", además de un audio en el cual el presidente parece sugerir que debe ser castigado por traición.

"¿Saben lo que solíamos hacer en los viejos tiempos cuando éramos inteligentes? ¿Verdad? Con espías y traición, ¿verdad? Solíamos manejarlos de manera un poco diferente de lo que hacemos ahora", dice Trump en el audio.

Bakaj señaló en su carta que lo ocurrido la semana anterior aumentó su "preocupación de que la identidad de nuestro cliente sea revelada públicamente y que, como resultado, nuestro cliente sea puesto en peligro".

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.