Alec Baldwin, indignado porque lo echaron de un avión

El actor de 30 Rock discutió con un asistente de American Airlines porque no quería apagar su iPad; además, Lady Gaga se pone seria
Alec Baldwin, enojadísimo
Alec Baldwin, enojadísimo Fuente: Reuters
El actor de 30 Rock discutió con un asistente de American Airlines porque no quería apagar su iPad; además, Lady Gaga se pone seria
(0)
7 de diciembre de 2011  • 12:54

Alec Baldwin se indignó, el personal de American Airlines se enojó y los pasajeros que viajaban en el avión donde iba a viajar el protagonista de 30 Rock, se sorprendieron. Es que un vuelo entre Los Angeles y Nueva York se retrasó 45 minutos porque el actor no quiso apagar su iPad y, tras una discusión, debió bajarse de la aeronave.

Según informó el sitio TMZ, Baldwin mantuvo una discusión con un miembro de la tripulación del avión en el que iba a viajar a Nueva York cuando le pidió que apagara su iPad porque estaba por comenzar el despegue. Enfurecido, el actor se negó a hacerlo, se levantó de su asiento y se encerró en el baño.

Tras el episodio, el capitán del avión exigió que el actor se bajara del avión. El actor debió dejar la aeronave, escoltado por la Policía, y finalmente fue ubicado en otro vuelo.

Fuentes cercanas al actor, se encargaron de aclarar que Baldwin no golpeó la puerta del baño, como se dijo, y que simplemente se levantó para preguntar el nombre de la asistente de vuelo con quien había discutido, a fin de elevar una queja formal a la compañía.

"Estuvimos sentados 45 minutos antes de que el auxiliar de vuelo viniera a decirnos que todo había sido por culpa de un pasajero que había tenido un comportamiento inadecuado. Minutos después se supo que había sido Alec Baldwin. La gente se lo tomó bien", expresó uno de los pasajeros.

Baldwin 1 - American 0
Baldwin 1 - American 0 Crédito: twitter.com/AlecBaldwin

Enojo 2.0. En tanto, Baldwin recurrió a Twitter para despachar toda su bronca: "Los asistentes de vuelo de American Airlines me retaron por estar jugando a Words With Friends cuando estábamos todavía sentados, sin movernos", escribió. "Ahora entiendo por qué American está en quiebra", agregó, sobre la reciente declaración de suspensión de pagos de la compañía.

Desde entonces, comenzó una campaña a favor del principal rival de American Airlines, United: "siempre estará United" (#theresalwaysunited), es el hashtag que acompañó el resto de sus mensajes. Incluso comenzó a bromear con que esa empresa debería incorporar el juego que él estaba utilizando cuando le pidieron que bajaran del avión, Words with Friends, similar al Scrabble. "United debería tener una aplicación en el avión donde puedas jugar Words with Friends con otros pasajeros. American debería tener una aplicación donde lees tu testamento con los otros pasajeros", disparó el actor y sumó una foto del juego donde las fichas formaban la frase "Dejen jugar a Alec".

"Ultimo vuelo con American, donde profesores de gimnasia retirados de escuelas católicas de los años 1950 encuentran trabajo como asistentes de vuelo", añadió el actor, desde su iPad, claro.

Lady Gaga, en la Casa Blanca

Fuente: Archivo

Aunque no pudo hablar directamente con Barack Obama -porque estaba de viaje-, Lady Gaga fue ayer a la Casa Blanca para discutir un tema por el que ya se ha manifestado preocupada. La cantante pop demostró su sensibilidad social cuando llevó el tema del acoso escolar a la sede presidencial de los Estados Unidos y habló con altos funcionarios del gobierno demócrata sobre el bullying, sufido por casi 13 millones de estudiantes de Estados Unidos, y del que ella misma confesó ser víctima.

La cantante decidió tomar cartas en el asunto hace unos meses, cuando un fanático suyo se suicidó por los traumas generados en su escuela. Lady Gaga, que tiene una relación muy cercana a sus seguidores, especialmente en Twitter, se comprometió a llevar el tema al presidente Obama. Habrá que ver cómo sigue todo después de la reunión…

La ex de Charlie Sheen, presa

Sheen y Mueller, en épocas mejores
Sheen y Mueller, en épocas mejores Fuente: Archivo

La familia Sheen no tiene descanso. Después del escándalo de Charlie Sheen , por drogas, sexo y adicciones, ahora su ex mujer, Brooke Mueller, fue arrestada por posesión de cocaína.

Fuentes policiales indicaron que todo ocurrió el viernes, cuando se estaba realizando un control de rutina en los bares de Aspen, cuando una mujer denunció a Mueller por "posesión ilegal de cocaína, con intención de distribuir", cargo por el que fue detenida.

Finalmente, Mueller pagó una fianza de once mil dólares de fianza y fue liberada. Algunas versiones indican que fue Charlie Sheen quien cubrió ese gasto. El próximo paso será una audiciencia judicial, el próximo 19 de diciembre.

Mueller y Sheen se divorciaron a comienzos de este año, después de acusaciones de maltrato. De hecho, en diciembre de 2009, Sheen fue arrestado justamente en Aspen por haber agredido a su mujer.

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.