Cinco cosas que seguro no conocías de Amy Adams

Con 39 años, Amy despliega glamour y simpatía por donde pasa
Con 39 años, Amy despliega glamour y simpatía por donde pasa
En Personajes.tv hicimos un repaso por anécdotas de la destacada actriz
(0)
20 de abril de 2014  • 00:25

No pudo alzarse con el Oscar este año -perdió la estatuilla a la mejor actriz a manos de Cate Blanchett-, pero seguramente Amy Adams tendrá revancha. Multifacética, ella es de esa raza de artistas que consigue transformarse completamente de una película a otra. Y esa conversión -afortunadamente- no necesariamente tiene que ver con una cuestión física, sino con su capacidad para interpretar roles disímiles con gran plasticidad (supo ser monja, aprendiz de cocinera, novia de un superhéroe y cautivante estafadora, entre otros).

Esa característica "camaleónica" se replica en su vida cotidiana. Por eso, la pelirroja actriz siempre parece tener a mano una buena anécdota para contar y para sumar a ese bosquejo que, como fanáticos o simples espectadores, podemos ir haciendo de su personalidad. A continuación, cinco historias sobre Amy que seguramente no conocías.

Amy y particular gusto musical

Recordando su pubertad, la actriz le contó a la revista Interview cuán excitada estaba el día que consiguió tener su propio walkman. ¿Su elección musical favorita? La banda sonora de Africa mía. ¿¿¿Qué??? Sí, nada de The New Kids On The Block para ella. "Amaba ese cassette. Me encantaba ver la película a través de su música", explicó.

Después del exito, La presión

Junto a Leonardo DiCaprio, en la película que Steven Spielberg dirigió en 2002
Junto a Leonardo DiCaprio, en la película que Steven Spielberg dirigió en 2002 Fuente: Archivo

"Estaba shockeada. Es decir, podría echarle la culpa a un montón de otras cosas pero entré en shock. Sentí de pronto una repentina presión por permanecer en el nivel de una actriz que no estaba segura de ser. Tuve una serie de malas audiciones, tuve muchas oportunidades ante mí y dejé que los nervios me ganaran", aseguró a la revista Esquire británica.

Amy participó de una "pelea de chicas"

¡Sí! Así como la ven de angelical, Amy alguna vez perdió los estribos y pasó de la palabra a los puños. "Hubo una buena razón. La otra chica estaba realmente borracha y quería manejar, y estaba perdiendo la razón y trataba de sacarme las llaves. Y, como en las películas se abofetea a la gente para que vuelvan en sí, le di una buena cachetada en la cara", contó la actriz en el programa Chelsea Lately. ¿Habrá sido lo suficientemente clara?

Se cortó el cabello para liberarse

"Mi camisa se rompió, me sentía horrible", recordó en The Telegraph al ser consultada sobre una escena particularmente violenta de la película. "Y simplemente… lo golpeé [a Bradley Cooper]. Realmente fuerte le pegué, en el ojo en lugar de la mejilla. No tengo buena puntería, aparentemente. Empecé a ver que se hinchaba y David [O. Russell, el director] tenía cara de "¡Lo tenemos!". Empecé a llorar. Y tan pronto como dejamos de filmar, me corté el pelo. Fue como exorcizar a Sydney".

Cómo surgió el nombre de su hija

En 2011, Amy junto a su pareja, el actor Darren Le Gallo
En 2011, Amy junto a su pareja, el actor Darren Le Gallo Crédito: Archivo

"Habíamos elegido un montón de otros nombres y habíamos descartado Aviana porque quería algo más tradicional y pensé que íbamos a ir hacia esa dirección. Pero, cuando ella nació, empezamos a decirle "Avi, Avi, Avi", explicó en The Rachael Ray Show acerca de la niña que tuvo con su pareja, el también actor Darren Le Gallo.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.