Caitlyn Jenner, entre el reconocimiento y la polémica