Keira Knightley ofrece una de las interpretaciones más intensas de su carrera en ‘Colette: liberación y deseo’

Con la actriz inglesa en un nivel muy alto, el director Wash Westmoreland reconstruye la historia del empoderamiento de Sidonie-Gabrielle Colette

02:49
Video
Peter Travers
(0)
5 de diciembre de 2018  • 13:29

‘Colette: liberación y deseo’

Keira Knightley, Dominic West. Dirigida por Wash Westmoreland/Tres estrellas y media

Colette fue una pionera de los derechos de las mujeres y nominada para el premio Nobel de Literatura seis años antes de su muerte en 1954. El director Wash Westmoreland (Siempre Alice) –con un guión que escribió con su difunto esposo Richard Glatzer y Rebecca Lenkiewicz– cuenta la historia de su empoderamiento, un tema que cala hondo en la era de #MeToo. Y es el fuego interno de la escritora lo que Keira Knightley interpreta con cada fibra de su ser.

Sidonie-Gabrielle Colette nació hace 145 años en Francia, cuando era costumbre que una aspirante a escritora se desperdiciara detrás de una olla. La primera rebelión de Colette fue dejar su pueblo de Borgoña a los 20 años y huir a París para casarse con el escritor Henry Gauthier-Villars. Conocido como Willy en los círculos literarios, el marido de Colette era un libertino. Magníficamente interpretado por Dominic West, Willy manipula a su esposa para que acepte un matrimonio abierto y, más dolorosamente, escribir textos que él va a firmar. Pero cuando las cuatro primeras novelas de Colette (las historias de Claudine) se convierten en bestsellers, ella comienza a enfrentar a Willy.

Es delicioso verla derrotarlo en su propio juego, satisfaciendo sus propios deseos eróticos con hombres y mujeres. Knightley se roba estas escenas, deleitándose en la piel de una mujer que goza la fuerza de sus convicciones.

(Referencia de puntaje: 4 estrellas - Clásico / Tres estrellas y media - Excelente / Tres estrellas - Bueno / Dos estrellas - Regular / Una estrella - Malo)

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.