Estreno. La Bella y la Bestia: un cuento de hadas que regresa con intérpretes de carne y hueso