Netflix: Homemade muestra a lo cotidiano devenido extraño por el encierro

Homemade, una serie de cortos de directores famosos realizados en cuarentena
Homemade, una serie de cortos de directores famosos realizados en cuarentena
Paula Vázquez Prieto
(0)
30 de junio de 2020  • 15:18

Homemade (2020). Directores: Ana Lily Amirpour, Natalia Beristáin, Antonio Campos, Gurinder Chadha, Maggie Gyllenhaal, Naomi Kawase, Nadine Labaki, Pablo Larraín, Sebastián Lelio, Ladj Ly, Johnny Ma, David Mackenzie, Rachel Morrison, Khaled Mouzanar, Rungano Nyoni, Sebastian Schipper, Paolo Sorrentino, Kristen Stewart. Disponible en: Netflix. Nuestra opinión: buena.

"El arte implica siempre una nueva perspectiva sobre algo familiar". La frase resuena en la voz de Cate Blanchett, la narradora del último de los episodios de Homemade, película colectiva filmada en tiempos de aislamiento social. Diecisiete cortometrajes de alrededor de ocho minutos cada uno concentran distintas miradas y aproximaciones a la nueva situación del mundo instalada por la pandemia. Cineastas de regiones diversas como Beirut o Jalisco, Glasgow o Los Ángeles, se filman en confinamiento, filman a sus hijos o recuerdan a sus padres, elaboran fábulas sobre el miedo y la soledad, despliegan los pocos recursos a su alcance para crear esa nueva perspectiva sobre una realidad que era familiar y de pronto se ha vuelto extraña.

Ese último episodio, dirigido por Ana Lily Amirpour, sigue el periplo de una ciclista enmascarada a través de una Los Ángeles desierta y espectral. Es un testimonio único, quizás irrepetible. Las tomas áreas desde un dron se combinan con una perspectiva más cercana, aferrada al manubrio o al detalle del pavimento. Ese juego entre la opresión de la cercanía y la desazón del espacio vacío resulta la mejor reflexión sobre lo incierto del presente y el enigma del futuro. En esa línea, otros cortos asumen perspectivas políticas más explícitas, como el de Ladj Ly, en una especie de coda a su película Los miserables, que recorre los barrios pobres de París, el hacinamiento en inmensas edificaciones o la regulación en las compras esenciales. Lo mismo sucede con el relato del escocés David MacKenzie sobre la vida de su hija adolescente en Glasgow, la reflexión sobre estos tiempos totalitarios, los asuntos cotidianos convertidos en dramas.

Hay dos historias que utilizan el humor con fluidez e inteligencia. La primera es la de Paolo Sorrentino sobre un encuentro de último momento, que deriva en encierro compartido, entre el papa Francisco y la reina Isabel II. Filmada en su casa romana con muñequitos que mueven sus pequeñas manos y expresan misterio en sus rostros congelados, demuestra la habilidad de Sorrentino para realizar una sátira modesta pero efectiva. Y la segunda es la de la directora Rungano Nyoni sobre una pareja que se separa en cuarentena y dirime sus conflictos habitacionales entre los chats con sus amigos y la fuga de la perra de la vecina. Mediante emojis y un sentido preciso de la observación, Nyoni disecciona los ecos de la cuarentena en la intimidad, el peso de la convivencia y los vaivenes sentimentales.

También hay cortos algo pretenciosos como el de Naomi Kawase, otros demasiado autorreferenciales como el de Kristen Stewart, algunos audaces como el musical de Sebastián Lelio y otros que asumen géneros como el terror o el fantástico de manera novedosa, como el de Maggie Gyllenhaal en el retrato del vínculo de Peter Sarsgaard y la naturaleza en la boscosa Vermont, o el ejercicio sobre el miedo a la invasión de lo desconocido de Antonio Campos.

Curada por Pablo Larraín para Netflix, Homemade consigue, aún con los altibajos y las indulgencias propias de esta situación extraordinaria, expresar las diversas ambiciones que se propone: saldar las deudas con el pasado o el futuro en cartas a los padres o a los hijos, liberar la melancolía que propicia el encierro, servirse del humor para sobrellevar la angustia, y estimular las diversas miradas políticas que impulsan estos tiempos convulsos.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.