Premios Oscar 2018: La forma del agua, la mejor película