Primavera apuesta a una tierna y alocada comedia familiar

Natalia Trzenko
(0)
1 de septiembre de 2016  

Primavera - Trailer

01:20
Video

Primavera (Argentina/2016) / Dirección y guión: Santiago Giralt / Elenco: Chino Darín, Nahuel Mutti, Catarina Spinetta, Silvina Acosta, Mike Amigorena, Moria Casán, Luisa Kuliok, María Marull, Esteban Meloni y Angelo Mutti Spinetta / Distribuidora: Primer Plano / Duración: 86 minutos / Calificación: apta para mayores de 13 años / Nuestra opinión: buena

Un narrador tierno y más sabio de lo que se espera a su edad, Leopoldo es un preadolescente feliz aunque algo molesto porque los novios de su mamá y su papá se olvidaron de llevarlo a una de las tantas fiestas en las que su madre embarazada no larga el teléfono ni para de caminar o saludar mientras la cámara la sigue. Una mariposa social con todas las de la ley.

Así comienza el nuevo film de Santiago Giralt ( Antes del estreno), una película fresca, liviana (en el mejor de los sentidos), con aires que recuerdan a Almodóvar y una energía que por momentos es demasiado nerviosa, pero nunca deja de ser contagiosa. Un film alocado, divertido y repleto de personajes adorables. Entre los más destacados están el pequeño gran protagonista Angelo Mutti Spinetta como el precoz Leopoldo; sus padres (en la ficción y la realidad), Catarina Spinetta y Nahuel Mutti ; Moria Casán interpretando a una mecenas del arte; María Marull y una inspirada Luisa Kuliok como una diva al borde del ataque de nervios.

Varios planos secuencias celebran la emoción de los encuentros de la excéntrica y expresiva familia de Leopoldo, su papá director de teatro recientemente salido del closet; su mamá, una productora siempre a mil con más enredos amorosos que sensatez, y los muchos amigos que completan un cuadro colorido y alocado. Pero sobre todo sensible y querible. Los personajes de Giralt pueden exagerar a veces alegrías y angustias, pero su recorrido los hace tiernos aunque su despiste pueda producir alguna herida. Especialmente en el joven protagonista que debe lidiar con unos padres inmaduros y su propio pasaje de niño a adolescente, un tránsito nunca sencillo y que sin embargo Leopoldo encara con un sentido común del que los adultos a su alrededor carecen.

El ritmo que imprime el director a la historia aparece en cada secuencia. No hay muchos momentos de calma en Primavera y tal vez el relato se hubiera beneficiado al tener algunos más, como aquel en el que Leopoldo practica una especie de dulce hipnosis a la diva que está volviendo loco a todo el mundo. Una pequeña bella pausa. Muy parecida a la primavera.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.