Detrás del "Dios del sexo": las revelaciones del documental Mistify, sobre Michael Hutchence

La portada del largometraje escrito y dirigido por Richard Lowenstein
La portada del largometraje escrito y dirigido por Richard Lowenstein
Diego Cioccio
(0)
29 de mayo de 2020  • 14:07

Ovacionado en distintos festivales durante 2019, Mistify, tras el cantante de INXS llegó a Netflix hace semanas. Desde entonces se convirtió en la nueva sensación de los documentales, todo gracias a sus revelaciones. El largometraje, escrito y dirigido por Richard Lowenstein , muestra cómo detrás de esa imagen magnética del "Dios del sexo", Michael Hutchence hubo una vida signada por los amores sustitutos, la incesante búsqueda del reconocimiento, el trabajo y progreso para lograr triunfar en la música y un final (quizás) anunciado, dramático y solitario .

Richard Lowenstein y Michael Hutchence, amigos y aliados estratégicos en los clips de INXS
Richard Lowenstein y Michael Hutchence, amigos y aliados estratégicos en los clips de INXS Fuente: Archivo

Si bien superó por 10 años al maldito "club de los 27", Michael Kelland John Hutchence se fue de este mundo de una manera prematura, aquel 22 de noviembre de 1997. El frontman de INXS nació en Sídney también un día 22, pero de enero de 1960 -habría cumplido 60 años en medio de la pandemia- cuando su joven madre, Patricia Glassop Hutchence, comenzaba a incursionar en el mundo de la moda y la TV. Su padre, Kell Hutchence pasaba mucho tiempo afuera del hogar por viajes de negocios, en especial en Hong Kong donde luego se estableció.

El desapego de sus padres fue "cubierto" por niñeras y su hermana mayor Tina Hutchence. La relación con Rhett, el menor, también tuvo idas y vueltas. Junto a su madre, Michael viajó durante un año a los Estados Unidos y eso hizo que los hermanos se separaran. Rhett tuvo serios problemas con la heroína y, tras la rehabilitación, el vínculo con el cantante se intensificó ya en la adultez.

Una figura paterna que influyó en la vida de Hutchence fue la del padre de los hermanos Andrew (tecladista), John (baterista) y Tim Farris (guitarrista). "Michael no era un chico feliz. No había tenido un pasado feliz. Pasaba mucho tiempo con nosotros, nunca estaba apurado por volver a su casa . Con eso digo todo", recuerda en la película Dennis Harris.

Tráiler de "Mystify Michael Hutchence"

02:05
Video

Alternando entre lo cronológico y el recurso del flashback , el documental reconstruye la personalidad del cantante a través del relato en off de las personas más allegadas. Amigos, familiares, managers , músicos y parejas. Voces de hombres como mujeres, pero en especial, las de ellas.

Michael, según sus mujeres

De la mano de Tina, Hutchence conoció qué era un escenario de manera prematura. Mientras vivían en el Hilton de Hong Kong, donde el padre era gerente de una compañía, su hermana mayor organizó un desfile de moda y lo llevó junto a su otro hermano. "Michael debía tener nueve o diez años. El día del desfile Rhett salió y hacía caras. Michael no estaba tan cómodo con la idea. Me miraba y es como que yo lo empujé para que saliera y, de repente, empezó a caminar y, cuando vio a la gente, se le transformó el rostro. Empezó a disfrutarlo realmente ", recuerda.

Bajo el bosque lácteo de Dylan Thomas , Siddhartha de Hermann Hesse, El profeta de Jalil Gilbrán, Los niños terribles de Jean Cocteau y El perfume: historia de un asesino de Patrick Süskind. La lista continúa con Charles Bukowski, Lawrence Ferlinghetti, Allen Ginsberg, Jean-Paul Sartre, Albert Camus y Oscar Wilde. "Leíamos libros juntos, escuchábamos canciones juntos y descifrábamos su significado. Recuerdo que cuando leyó El retrato de Dorian Gray le fascinó la idea de que hubiese un retrato que manifestara toda tu maldad y tus fechorías y tu siguieras siendo joven y dulce ", explica en el film la poetisa Amanda Braxton-Smith. Ella fue pareja de Hutchence entre 1978 y 1980, tiempos en los la banda australiana lanzó INXS , su primer disco.

Con Shabooh Shoobah (1982), la música de INXS tramita el pasaporte y, por primera vez, excede las fronteras australianas: la banda de Sídney tocó en una de las ediciones del multitudinario US Festival de California. Luego vendrían los álbumes The Swing (1984), Listen Like Thieves ( 1985 ) y antes de la llegada de Kick (1987), INXS fue telonero, nada más y nada menos que de Queen en el mítico Wembley 1986. "INXS es la primera banda no estadounidense en posicionar seis temas en el top 100 desde 1983-1984, como lo hicieran los británicos Culture Club", dice el tecladista Andrew Harris en un video grabado en pleno vuelo, video incluido en Mistify .

Michele Bennet junto a Michael Hutchence
Michele Bennet junto a Michael Hutchence

Durante ese período de fama en ascenso, Hutchence estuvo en pareja con Michele Bennet. "Me miraba fijo. Si posaba tu mirada en tí, era difícil ignorarlo. Era magnético y hacía que lo demás desapareciera. Nunca me había pasado algo así ", reconoce la persona a quien está dedicada la balada Never tear us apart .

Seseaba y en su rostro quedaban huellas del acné adolescente. Pero sus bucles, rasgos y la mirada hacían de él una personalidad atractiva y magnética. Otra de las voces en dar cuenta de sus ecantos fue la asistente personal de Hutchence, Martha Troup . "Era capaz de mirarte y de hacerte sentir única. Daba igual si eras hombre, mujer o niño. Era su forma de ser", detalla.

En 1989 Hutchence grabó como Max Q , un proyecto experimental que formó junto a Ollie Olsen y otros músicos australianos, un disco homónimo. Además del impasse con el resto de los miembros de INXS, el cantante comenzó una relación sentimental con la cantante australiana Kylie Minogue . Lo comenzó tras un concierto en Sídney, siguió en Hong Kong con una promesa de una "poción mágica para la garganta" y se consolidó en Kioto, duró hasta 1991. " Sexo, amor, comida, drogas, música, viajes, libros, lo que se te ocurra , él [por Hutchence] quería experimentarlo. Como su pareja también experimenté todo eso. Me sentía a salvo con él, me sentía protegida ", se confiesa Minogue en el documental.

Kylie Minogue y Michael Hutchence, a principios de la década de los 90
Kylie Minogue y Michael Hutchence, a principios de la década de los 90

Tours, shows y viajes los mantenían separados, pero gracias a los faxes, el grito de la tecnología de aquel momento, los cantantes se comunicaban en código: "No podíamos enviar cosas muy íntimas por que todo llegaba a la recepción, lo imprimían y nos lo pasaban en un sobre por debajo de la puerta. Me llamaba Gabby Jones, 'Gabby' era el nombre de nuestro perro y 'Jones', mi apellido materno. Él se hacía llamar 'Pez Espada', no sé por qué".

Bono y Michael, amigos y colegas

"Realmente me molesta que no haya entendido que tenía una voz fantástica. Era muy frágil debajo de su bravuconería . Recuerdo haberle preguntado cómo definiría al rock and roll y me contestó: 'Liberación'". Con esa frase Bono, el líder de U2, describe a un Hutchence en constante evolución.

En otro momento del film , el frontman irlandés recuerda una charla que mantuvieron, en la que Hutchence denotaba extrema preocupación por el paso del tiempo: "¿Sabés algo sobre los olivos? Son inmortales: algunos tienen más de 2000 años, estaban antes que Cristo, son viejos. Y nosotros nunca lo seremos ". La asistente peronal de Hutchence señala que siempre hubo una relación tanto de admiración como respeto por U2, ya que al cantante australiano lo hacía sentir inseguro.

Hutchence, ante el público del estadio de Wembley
Hutchence, ante el público del estadio de Wembley

Los cambiantes 90 fueron un subeybaja en la carrera de INXS. Mientras la década había comenzado en lo más alto, con el multitudinario show en Wembley ante más de 72.000 espectadores , el final marcaría un ocaso. El grunge y el brit pop copaban las radios y cadenas internacionales y Full Moon, Dirty Hearts (1993), el disco grabado en un estudio de la isla de Capria, no tuvo el éxito esperado. Poco a poco, el reinado de INXS tambaleaba, empezaba a desaparecer.

En la entrega de los Brit Awards de 1996, Michael Hutchence fue humillado por Noel Gallagher de Oasis ante las cámaras, ante los ojos del mundo. "Los que pasaron de moda no deberían entregarles premios a los que somos el futuro", afirmó el británico.

Noel Gallagher de Oasis y Michael Hutchence en los Brit Awards de 1996
Noel Gallagher de Oasis y Michael Hutchence en los Brit Awards de 1996

" Fue algo devastador para él. Habían sido muy conocidos en el mundo entero y pasar al otro lado fue muy duro para ellos", recuerda Tropup.

"El principio del fin"

Recordada por su gracia en la pasarela y sus cautivante belleza en el videoclip de la canción Wicked game de Chris Isaak, Helena Christensen es una de las muchas piezas clave del documental. Pareja de Hutchence hasta 1995, convivió con el músico en Paris y el sur de francia, más precisamente en Roquefort-les-Pins.

La supermodelo danesa cuenta con lujo de detalles un suceso traumático que protagonizó el líder de INXS en 1992, durante un viaje en Copenhague.

Helena Christensen y Michael Hutchence, en una mirada cómplice
Helena Christensen y Michael Hutchence, en una mirada cómplice

"Estábamos volviendo a casa en bicicleta y paramos a comer pizza. Paro en una callecita muy angosta y estaba comiendo su pizza. Un taxista demente le gritó a Michael para que se moviera, se bajó del auto y lo golpeó. Se cayó hacia atrás y se golpeó contra el cordón. Estaba inconsciente y le salía sangre de la boca y de una oreja", recuerda la modelo.

Luego de varios estudios en París, cuyas imágenes son presentadas por Lowenstein en el documental, un cirujano descubre una fisura en el cráneo y nervios dañados. "Contusión en parte infereior derecha y lóbulos frontales. Dos pequeñas áreas de contusión en lóbulo temporal izquierdo", se puede leer al pie de una de las tomografías.

A raíz de esa pérdidas de sentidos, Christensen remarcó: "Todo se volvió muy denso en su mente". Eso fue un punto de inflexión, algo que según los propios compañeros del grupo, modificó rasgos en la personalidad del cantante. "Estaba siempre de mal humor, tomaba más alcohol que de costumbre y parecía que perseguía el peligro. Ese fue el comienzo del enojo de Michael contra el mundo ", describe el guitarrista Tim Farris.

"Nunca había conocido nadie con depresión, así que no sabía cómo lidiar con eso. Comencé a distanciarme porque me entristecía mucho lo que estaba pasando. Sucedió algo drástico, estaba muy triste, confundida y desconcertada, pero no podríamos haber seguido así", sostiene Christensen

Los últimos años de Michael Hutchence

Mucho antes de que el supuesto bug del Y2K ocupara la agenda de los medios del mundo, un periodista le había preguntado cómo celebraría el cambio de mileno. Algo esperanzado, Hutchence le respondió: "No falta tanto. Tendré 40. Con mi padre hicimos un trato de que estaremos juntos y beberemos una botella de champagne . Esperemos que así sea". No fue así.

En crisis con su pareja, el músico y activista Bob Geldof, la presentadora Paula Yates y Michael Hutchence vivieron una relación amorosa. Relación de la que Hutchence se convirtió en padre: el 22 de julio de 1996 nació Heavenly Hiraani Tiger Lily.

Paula Yates y Michael Hutchence
Paula Yates y Michael Hutchence

Por problemas de adicciones de Yates, la justicia británica le dio la tenencia de las hijas a Gelfof y eso fue lo que habría terminado de desetabilizar a un Hutchence quebrado emocionalmente. El del 21 de noviembre de 1997, en medio de la gira de presentación del disco Elegantly Wasted , Kell y Michael Hutchence almorzaron juntos. De hecho, sería la última vez que lo harían . Al despedirse, cada uno se fue por su lado.

Richard Lowenstein, director de "Mistify Michael Hutchence", en una entrevista reciente
Richard Lowenstein, director de "Mistify Michael Hutchence", en una entrevista reciente Crédito: YouTube

En horas del mediodía, un llamado descolocó a Kell y una voz del otro lado del teléfono le pedía si podía decirle "algo" sobre Michael. "¿Sobre qué? ¿Sobre la gira? 'No, sobre Michael' Le dije si podía ser un poco más específico y me dijo: 'Lo siento. Llamaré a la gente de prensa'. Y me quedé ahí, paralizado ", relata su padre.

Hutchence fue encontrado muerto en la habitación 524 del hotel Ritz Carlton Hotel de Sídney. Con el material recopilado, Lowenstein contradice la versión de una muerte por ahorcamiento en un juego sexual .

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.