El gran premio de la cocina: Christian Petersen tarareó una hilarante canción que canta cuando se pasa de copas