Florencia Peña: “Después de 33 años de carrera, tengo anécdotas para tirar al techo”

La actriz compartió con Personajes.tv todo el backstage de su obra en Carlos Paz, en donde se ríe de sí misma y comparte un poco de su vida con el público.
Antonela Minniti
(0)
19 de febrero de 2015  • 00:19

Son las siete de la tarde en Villa Carlos Paz, el sol todavía brilla con todo su esplendor y el centro de la ciudad está tranquilo. El teatro es pura paz, aún no llegó nadie. Las butacas están vacías y los camarines listos para que empiece la locura. A las 20, comienzan a ingresar los técnicos, las vestuaristas, el equipo de make up y peinado y unos minutos más tarde llega ella, protagonista del show y de esta nota. Florencia Peña entra al teatro caminando como una turista más, algunos de los pocos que están paseando por el centro la reconocen y la miran desde lejos mientras susurran e intentan correr para sacarse una foto.

El camarín de Florencia está en el primer piso. Una estrella tendría un espacio para ella sola, pero como ella es Casi Diva, tiene que compartirlo con el resto del elenco femenino, cuestión que no parece molestarle ya que las otras tres mujeres que la acompañan sobre el escenario - Noralih Gago, Seku Faillace y Mariela Rosso - son amigas. En la planta baja están los hombres del elenco, Sebastián Almada y Leo Bosio. "Nos llevamos todos muy bien acá, va más allá del teatro. En los días libres nos juntamos a comer o vamos a pasear, vamos a bailar, no venimos acá por compromiso, nos divertimos mucho", dice Sebastián mientras se relaja en uno de los sillones que ambientan el lugar.

" Casi Diva surge de una creación colectiva, una idea que teníamos desde hace un tiempo con Noralih y Leo, con quienes somos muy amigos. Queríamos hacer un espectáculo con determinadas características, que fuera un poquito más autorreferencial y diferente a lo que ya venía haciendo", cuenta Florencia Peña en exclusiva a Personajes.tv mientras se maquilla para la primera función del día. "Yo vengo acostumbrada a hacer obras de texto, y esta era la primera vez que iba a meterme en un espectáculo creado por mí y sobre todo que hablara de mí. Armamos la idea y después se sumó Sebas Almada y arrancamos con el trabajo de mesa primero, y desarrollando todo después en los ensayos en donde iban surgiendo cosas nuevas. Convocamos a Daniel Casablanca, un director que a nosotros nos encanta y que además es un experto en este estilo de trabajo y a Alberto Negrín que para mí es uno de los mejores directores de arte que tiene el teatro argentino y así nació este espectáculo, que está bueno porque es bien nuestro".

Durante el show Florencia hace reír al público con divertidas anécdotas de su vida y su carrera. "Después de 33 años de carrera imagínate que tengo anécdotas para tirar al techo". Las historias son todas reales, y esto lo confirma cada integrante del equipo, hay algunas del pasado y otras más recientes, incluso un episodio que le ocurrió ya estando en Carlos Paz, cuando el patovica del evento que ella conducía no la dejó ingresar al cocktail porque no llevaba la pulsera que habilitaba el pase. "Elegí las que tuvieran que ver con el contexto del espectáculo, las que contaban esta cosa del lugar de loser que tengo en la obra y que por otro lado me sucede constantemente en mi vida. Anécdotas en donde me cambian el nombre, o el portero que me atiende en la puerta de Telefé no me reconoce y no me deja pasar, millones de historias que tienen que ver con esta 'casi diva'. Por otro lado también cuento cosas de mi infancia, de mi madre, de mis clases de danza cuando era niña, de mis castings, algunas cuestiones más sentimentales".

El público de a poco comienza a ingresar a la sala y los preparativos en los camarines se aceleran, unos minutos antes de las diez de la noche ya está todo el elenco cambiado y listo para subir al escenario a entretener y hacer reír a la platea durante una hora y media. Cuando el telón baja no hay tiempo para descansar, en los camarines la cena está servida, es el momento de recuperar energía y retocar el maquillaje para la segunda función. "Cuando empezamos a armar el espectáculo no teníamos pensado venirnos a Córdoba, en un momento surgió la idea y no me pareció mal probar la obra en un lugar con un público tan variado que viene de todos los lugares de la Argentina".

La obra se probó y funcionó, al público le gusta y la recomienda. "Ahora queremos llevar la obra a Buenos Aires y hacer gira, estamos en eso pero todavía no hay nada cerrado", agrega Florencia. Son las 3 de la mañana, las luces del teatro se apagan porque ya es hora de volver a casa a dormir. "Seguramente en el segundo semestre haga algo de tele, pero tengo ganas de que este espectáculo tenga su chance, de que lo vean en otras partes de la Argentina y también en Buenos Aires, mi primer mitad del año seguramente va a estar dedicada a Casi Diva".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.