Gran Hermano: los participantes más polémicos de las ediciones anteriores

Temporada tras temporada, muchos han dejado su huella en la versión local del "padre de todos los realities"
(0)
17 de mayo de 2015  • 00:37

A través de las distintas ediciones que tuvo Gran Hermano en el país, muchos participantes lograron sobresalir entre el montón e hicieron "temblar" a la llamada "casa más famosa del país". Con una nueva edición en marcha, en Personajes.tv queremos invitarlos a repasar los nombres y las historias detrás de estos rostros que dejaron su huella en la historia del reality de convivencia más versionado en el mundo.

Gastón Trezeguet

Fue, sin lugar a dudas, el primer gran jugador de Gran Hermano, aún cuando nadie entendía muy bien cómo abordar ese desafío de acaparar la atención del público. Con Eleonora González como incondicional aliada, Gastón Trezeguet hizo de las suyas dentro de la casa, se proclamó abiertamente homosexual, generó polémica por sus declaraciones acerca del consumo de drogas y se mantuvo siempre al filo de la sanción. No ganó, pero es y será uno de los participantes más recordados de la primera edición local del reality.

Tamara Paganini

El de Tamara Paganini es un caso curioso: si bien no pasaba desapercibida dentro de la casa -por su belleza y su "emocionalidad"-, fue puertas afuera donde se desató el escándalo. La aparición de una serie de fotos y un video que la mostraba bailando en paño menores puede parecer un juego de niños en este momento, pero fue mucho para el pacato primer año del nuevo milenio. Tras disputarle el puesto de ganador a Marcelo Corazza, probó suerte como vedette pero, finalmente, se retiró de los medios en busca de privacidad.

Viviana Colmenero

Entró con un perfil muy bajo, pero su pasado como prostituta dividió las aguas dentro y fuera de la casa de GH3. Enfrentada con gran parte de sus compañeros, el público decidió consagrarla ganadora de la edición. Pero el derrotero mediático de Viviana Colmenero continuó fuera del reality; así, años más tarde, protagonizó sendas peleas televisadas con Yanina Latorre y Evelyn von Brocke.

Marianela Mirra

Podría decirse que fue la reina de Gran Hermano, la participante que más fanáticos y detractores recolectó a lo largo de sus 119 días de encierro. La tucumana Marianela Mirra se hizo de un lugar dentro de la cuarta temporada del reality de encierro y convivencia, gracias a una feroz pelea con Nadia Epstein y luego jugó a la traición al nominar de manera espontánea a Diego Leonardi, el hombre que le prestó el hombro cuando era apenas una "paria" dentro de la casa. Para algunos, se trató de un claro ejemplo de deslealtad, pero para otros fue una jugada maestra. Finalmente, el público la eligió como ganadora del juego y, años más tarde, volvió a los medios para ventilar un polémico affaire virtual con Jorge Rial... Imposible olvidarla, ¿no?

Diego Leonardi

Cuando contó que había estado preso por robo, la casa se dividió entre quienes lo vieron como uno más y quienes lo observaban con recelo. Perfilaba para ganador gracias a su experiencia de "redención televisada", pero la jugada de Mirra se interpuso en su camino. Diego Leonardi tuvo revancha ese mismo 2007 cuando Gran Hermano Famosos se puso al aire. El rating no acompañaba del todo al juego de las celebridades y a los productores del reality les pareció una buena idea sumarlo cuando promediaba la experiencia. Finalmente, se alzó con el premio mayor.

Andrea Rincón

Andrea Rincón siempre fue una chica de barrio. Ya desde Gran Hermano 5, la edición que la vio nacer como figura pública, la morocha se trenzaba con quien fuera necesario en pos de defender lo que ella creía justo. Históricas fueron sus peleas -con ataques de llanto incluidos- que tuvo con algunos de sus compañeros... Sin embargo, tras 88 días de convivencia y varias nominaciones en su haber, el público dijo basta y la dejó fuera de juego. Lo que vino después ya no corre por cuenta del "padre de todos los realities"... ¿o sí?

Cristian Urrizaga

Otro de los participantes "estrella", ese que tramó una estrategia que muchos quisieron imitar, pero jamás pudieron igualar. Su juego consistía, básicamente, en autonominarse para ir a placa y "probarse" frente al público, además de tejer todo tipo de alianzas, acudir a mentiras para generar confusión y protagonizar varias peleas que subieron su perfil dentro y fuera de la casa. Sin embargo, Cristian Urrizaga decidió abandonar voluntariamente el juego... ¡y los productores entraron en crisis! Por eso, se le dio la opción de volver a entrar a la casa a partir del voto telefónico y, por supuesto, logró quedarse con el primer puesto.

Victoria Irouleguy

Fue la "bebota" de Gran Hermano 7. Con sus jóvenes 18 años, la marplatense Victoria Irouleguy entró a la casa para llevarse el mundo por delante y lo logró. Sensuales bailes en el caño durante las fiestas del fin de semana, un romance que alcanzó su pico de pasión durante una noche en la llamada "casa de al lado" y alguna que otra pelea, la convirtieron en una de las protagonistas más polémicas de la última edición que emitió Telefé del "padre de todos los realities".

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.