Los Martín Fierro desde adentro: todo lo que no se vio de la gala