Los Piojos, antes del parate

Un recorrido por la trayectoria de la banda de El Palomar, que el sábado en River dará su último show por tiempo indeterminado.
Yamila Trautman
(0)
28 de mayo de 2009  • 19:40

Ahora, la incertidumbre. Después de más de dos décadas de carrera, nueve discos y varias idas y vueltas, Los Piojos anunciaron su "parate". ¿Stop definitivo? ¿Sólo un impasse? ¿Hasta cuándo? Al parecer (o al menos eso anunciaron desde su página oficial), ni ellos lo saben o sí lo saben pero dejan el espacio abierto para las esperanzas y los rumores. Definido, lo único que queda es un gran concierto; el 30 de mayo, una nueva actualización de su ceremonia, una resignificación intensa de su Ritual. Antes de que las lágrimas piojosas inunden River, un repaso a través de algunos de los hitos más importantes que marcaron los 20 años, de "Tan solo" a "Civilización".

1- Los comienzos: Corrían los primeros años de los locos, locos, noventa. Andrés Ciro Martínez, Dani Buira, Piti Fernández, Micky Rodriguez y Tavo Kupinski (que, en realidad, entró en reemplazo de Pablo Guerra) ya llevaban varios tocando en los tugurios del (Lejano, o no tanto) Oeste del Conurbano hasta que un buen día, recibieron un empujoncito de parte de Los Redondos, que los avalaron como revelación. Chac tu chac (que incluye el posterior hit incluido en Ritual "Tan solo") y Ay Ay Ay, los dos primeros discos que traducían toda su esencia barrial (chequear el video de "Babilonia") y significarían la transición necesaria para llegar al mainstream con su Tercer Arco.

2- Tercer Arco o el disco consagratorio: en el 96, con la presentación de su tercer trabajo de estudio, Los Piojos empezarían su escalada civilizadora: sus shows empezarían a cobrar dimensiones cada vez mayores (Obras, Ferro, fueron los primeros testigos) y las canciones empezarían a sonar indefinidamente en las radios más importantes. Es que con temas como "El farolito" (con su "Uoh bamba uoh" definiendo ese particular estilo vocal Andrés Ciro), "Maradó" (y el eterno tributo al Diego), (la infaltable en los vivos y candombera) "Muévelo" y (la melancólica) "Todo pasa" era imposible no pegarla.

3- EL video: La historia archiconocida de la escasez de ¡fasoooo! a la que se hace referencia en "Verano del 92" quedó plasmada en un video inolvidable: un tributo cavernícola a Juan Pedro Fasola, Fasolita querido, que además significó uno de los primeros pasos de la banda en los rankings de MTV.

4- Miles de almas en un ritual sin calma: Multitudinarios, sucesivos y, sí, litúrgicos, los shows dejaron de ser shows para convertirse en Rituales. Y la magia que los caracteriza quedó registrada luego de tres Obras (7, 8 y 9 de mayo del ´99) y cumpliendo diez años de trayectoria, en su primer disco en vivo Ritual (claro).

5- Calles, voy a cruzar: algunos temas de Azul marcarían los momentos infaltables en la mayor parte de los Rituales. "Desde lejos no se ve", y el baile a nuca enmascarada de Ciro, por ejemplo, o el arraigadísimo final con lectura de banderas al compás de "Finale".

6- Las partidas: En 2000, el primer desmembramiento de la banda significó el reemplazo del percusionista Dani Buira (que seguiría camino con La Chilinga) por Roger Cardero. Después de ocho años, el guitarrista Piti Fernández también dijo adiós para formar La Franela (su reemplazo fue Juanchi Bisio) y, a partir de ese momento, los rumores de separación se hicieron cada vez más fuertes.

7- EL crossover: a finales de 2001, en el Luna Park, la banda registró uno de sus más grandes cruces (en el álbum Huracanes en luna plateada). León Gieco y Pappo, juntos, subieron a escena para tocar "Pensar en nada". La muerte del Carpo en febrero de 2005 revalorizó el momento, ya de movida emotivo.

8- El camión piojoso: en agosto de 2007, para anunciar el lanzamiento de su noveno y último disco, Civilización, Los Piojos realizaron una intervención urbana: se subieron a un camión para recorrer las calles de Buenos Aires, tocando sus nuevas canciones. Emulando a sus máximos referentes, los Stones, que hicieron algo parecido tocando "Brown Sugar" por la Quinta Avenida, el piojomovil partió de la esquina de Callao y Corrientes y llegó al Obelisco, seguido por una multitud de peregrinos.

9- La avanzada civilizadora: Antes de la edición de Civilización, con ese packaging eco-innovador (esa pequeña teta de silicona) y sus 13 canciones envueltas en un halo de (otra vez) eco-conciencia, la banda posó por segunda vez para la tapa de Rolling Stone. "Dios perdona, el hombre a veces; la naturaleza, nunca", declaró Ciro y resumió así el concepto del álbum.

10- El preludio: antes del último River que significará el comienzo del "parate", también el Monumental albergó un Gran Ritual en el marco del Quilmes Rock, después de que tocara Divididos. Desmintiendo los rumores de que Tavo también seguiría los pasos de Piti, la banda demostró cuál es su poder de convocatoria, con más de 65 mil piojosos como testigos. Ahora, habrá que esperar hasta el sábado 30 (¡el supersábado!) para disipar (o no) la incertidumbre.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.