Marcela Kloosterboer, una soltera codiciada que encontró el amor

Marcela deja atrás la soltería de la mano de su novio desde hace 6 años, Fernando Sieling
Marcela deja atrás la soltería de la mano de su novio desde hace 6 años, Fernando Sieling Fuente: Archivo
La actriz, que está a punto de casarse con el rugbier Fernando Sieling, supo ser novia de algunos de los hombres más deseados del país
(0)
6 de noviembre de 2014  • 08:21

"¿Qué es lo primero que le mirás a un hombre?", le preguntaron hace algún tiempo. "Todas dicen que no se fijan, que miran lo de adentro… La verdad, yo miro los dientes y las manos", contestó ella, segura. Porque Marcela Kloosterboer , además de ser linda, es una chica segura.

No por nada la actriz puede presumir de haber conquistado a algunos de los hombres más deseados, unos actores y otros deportistas. Pero, finalmente, encontró el amor definitivo en el ex rugbier Fernando Sieling , el hombre con el que vivió un romance de seis años y que la llevará al altar próximamente.

La historia reza que se conocieron a través de amigos en común, y que él la conquistó cantándole una canción. Ni siquiera las diferencias alimentarias -a él le encanta hacer asados, ella es vegetariana- pudieron con el amor que nacía. "Es muy sencillo, puro, generoso, compañero y seguro de sí mismo. Él me enseña todo el tiempo a tener otra mirada sobre las cosas. Lo bueno de estar a su lado es que me hace bien y saca lo mejor de mí. Nos complementamos como personas y nos acompañamos sin perder nuestra independencia. Creo que eso es fundamental", le contaba a la revista ¡HOLA! hace algún tiempo. Más tarde, llegaría la convivencia y, a los 31, Marcela ha decidido que es momento de ponerle un marco formal a la relación.

Este viernes, la pareja obtendrá su libreta roja tras firmar el acta de matrimonio en el registro civil de Benavídez, y el sábado 15 tendrá su gran fiesta de casamiento. A través de su cuenta de Twitter, ella agradeció los saludos y expresó su felicidad ante lo que se viene:

La despedida de soltera de la actriz de Sres. Papis , en tanto, se celebró en agosto, en Las Vegas, en un sorpresivo viaje que le organizaron sus PRIMAS para decirle adiós a una etapa que Marcela supo disfrutar mucho. También tuvo una en una quinta con sus mejores amigas donde hubo castillo inflable y todo.

Los ex de la chica más deseada

Comenzó haciendo publicidades, pero muy pronto -por su frescura y belleza- puso un pie en la actuación. Y no sólo no se detuvo nunca, sino que además Marcela se instaló como una de las más deseadas en cualquier ranking de famosas vernáculas.

Marcela y Mariano, un amor que se convirtió en amistad
Marcela y Mariano, un amor que se convirtió en amistad Fuente: Archivo

Ese encanto también se vio reflejado en sus conquistas amorosas, que -casualidad o no- primero fueron por el lado de sus compañeros de trabajo pero, finalmente, decantaron por deportistas. Uno de sus primeros romances fue con Nicolás Cabré , aunque a decir verdad no hay registros de este joven amorío que duró muy poco pero sí dio que hablar. Lo cierto es que este romance les abrió a ambos las puertas a nuevas relaciones: aunque coincidieron en las grabaciones de Son amores (2002/2003), ella se terminó enganchando con Mariano Martínez y él se quedó con la mejor amiga de Marcela, Agustina Cherri.

Luego de romper con Mariano -con quien mantiene aún hoy una amistosa relación-, la ex Chiquititas quiso cambiar de rubro y cayó en las redes del tenista Gastón Gaudio. Viajó por el mundo para alentarlo y todo parecía funcionar muy bien entre ellos hasta que, en 2007, tomaron rumbos distintos. Habían estado juntos poco más de dos años. Unos meses más tarde, cuentan que Marcela tuvo un "encuentro cercano" con el rugbier Juan Martín Hernández, pero la cosa no prosperó.

Muy reservada con su vida privada, la actriz encontró finalmente el amor definitivo en otro deportista, el que ahora va a convertirse en su marido. Y ella, a la distancia, volvió a celebrar las diferencias: "Tuve más novios 'desconocidos' que famosos. Cada relación tiene lo suyo, pero para mí está bueno que cada uno se dedique a algo totalmente distinto. Es una manera de ampliar mi panorama, llegar a la noche y hablar de cosas diferentes. Si no, se hace un poco denso".

¡Qué vivan los novios!

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.