Ainda Dúo, la revelación de la nueva canción indie pop

Yago y Esmeralda, son el núcleo compositivo de la ascendente banda Ainda Dúo, que toca en Niceto Club
Yago y Esmeralda, son el núcleo compositivo de la ascendente banda Ainda Dúo, que toca en Niceto Club Crédito: Patricio Pidal/afv
Gabriel Plaza
(0)
19 de julio de 2019  • 10:09

Ainda Dúo nació como una jugada del universo, que aplicó sus propias leyes del destino para unir a Esmeralda y Yago, que habían nacido para cantar juntos. "Fuimos como piezas de un rompecabezas que encajó", dice ella. Ambos estudiaban la carrera de composición y eran amigos. Esmeralda venía de cantar en una banda de blues desde los 17 años y Yago tenía un grupo con su hermano: la música estaba en sus vidas, pero todavía no era su forma de vida. "Con Esmeralda encontré mi complemento en la música que quería hacer", cuenta Yago.

Un director audiovisual les propuso grabar un video, para lanzar un proyecto de música en lugares no convencionales, al estilo Blogothèque, del director Vincent Moon. Ensayaron cuatro veces "Recuerdos de Ypacarai", una guarania que supo grabar Caetano Veloso en su disco Fina Estampa (1994). La selección fue la mejor. El video subió en julio de 2012: la versión alcanzó las 500 mil reproducciones en YouTube y en pocos meses estaban tocando frente a un público propio.

"Lo que se ve en el video es el primer gen de Ainda. Era la primera vez que cantábamos juntos. Fue un momento mágico. Se sentía la conexión entre nosotros. El video lo capta de forma increíble", apunta Yago, que ahora asumió el rol de productor y director musical dentro de la banda.

"Yo ahora no lo puedo ver", se ríe Esmeralda. "Tengo ganas de decirle a esa Esmeralda '¿Qué le pasa señora?, relájese para cantar'. Siete años es un montón. Siento que somos otras personas", reconoce la cantante, sobre aquello inicios dentro de la canción acústica a dos voces, con guitarra y ukelele. En esa época mentores como Guillermo Klein, pianista y compositor, les dieron seguridad para mostrar sus propias creaciones. El proyecto, a partir de ahí no paró de crecer.

Las cosas son muy diferentes ahora. Esmeralda tiene 29 y Yago 30 años. Grabaron tres discos- Primero (2013), Segundo (2015) y Animal (2018), donde la química de las voces y ese vaivén acústico de sus melodías, le dieron paso a un sentimiento pop. Se los ve y escucha muy relajados -casi con esa misma tonalidad intimista que tienen sus recitales a dúo- en un café de Villa Crespo.

"Ainda quiere decir en portugués 'todavía'. Es lindo. Me gusta el significado. Tiene una cosa de permanencia, pero a la vez es algo abierto y liviano. Como que todo se puede terminar en algún momento pero mientras está, está. Todavía, estamos tocando", dice Esmeralda, que mira cómplice a su compañero en el escenario y la vida.

"Este último año fue movido para nosotros. Veníamos con un camino constante, lento y muy real. Siempre nos fue a ver gente a los shows con un público fiel y fanático. Queríamos quebrar con eso y tocar para gente por fuera del palo. Hacer festivales donde hay gente que no nos conoce y está buenísimo", cuenta Yago.

Ainda está a punto caramelo: cohesionados musicalmente, plantados y con un repertorio de canciones que simplemente fluyen con buena vibra. La química de las voces es notable y algo sucede cuando se funden en esas melodías de paisajes sugerentes. Allí están "Zamba de mar" y "Para viajar", que definen sus orígenes más folk y su aspiración de lograr un propio cannon dentro de la canción, influenciados por marcas de agua como el Cuchi Leguizamón y Radiohead.

Su último disco, Animal, con colaboraciones de Iñaki Colombo de Bándalos Chinos y El Zar, teñido por un carácter más pop, los posicionó definitivamente como una de las revelaciones de la escena independiente: el disco fue nominado a los Premios Gardel en la categoría Mejor Álbum de Pop Alternativo. Son ocho canciones que responden a ese gen de guitarras acústicas con un sonido más contemporáneo y un guiño rockero en la versión de "Nunca quise", de Intoxicados, una de las gemas que cierra el disco. Esta noche, a las 20.30, serán uno de los protagonistas del show en Niceto Club, junto a El Zar.

"Todo va mutando. Ainda sigue sonando a Ainda pero escénicamente cambio todo un montón. Estamos haciendo bailar más a la gente y nosotros nos estamos divirtiendo con el pop. Aunque siempre flasheamos que en un par de discos vamos a ser dos voces, dos guitarras y esos arreglos de voces recopados como cuando nos sentábamos mil horas a pensar cada melodía, cada voz", apunta ella.

"El pop nos dio la posibilidad de hacer cantar a la gente. Antes no nos pasaba porque nuestros arreglos de voces eran reintrincados. Eso nos da alegría. Pero no descarto que el próximo disco volvamos a hacer un disco grabado en la cocina con dos instrumentos acústicos y a dos voces", explica él. En el horizonte cercano aparece una colaboración con Jorge Drexler , uno de sus maestros sensei. Otra vez, la canción como bandera.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Espectaculos

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.